Ya sabemos otro sitio más donde podemos encontrar oro: en un agujero negro joven

Ya sabemos otro sitio más donde podemos encontrar oro: en un agujero negro joven
7 comentarios

El oro es uno de los metales más preciosos y codiciados del mundo, eso casi no hace falta decirlo. Y parte de los motivos por lo que esto es así es que el oro es un bien muy escaso en nuestro planeta. Pero si echamos la vista mucho más lejos, podríamos encontrarlo en agujeros negros según un nuevo paper.

Mucha masa y mucha temperatura: las condiciones buenas para encontrar oro y otros metales pesados

Eso es lo que al menos defiende Oliver Just, astrofísico del Centro Helmholtz en Alemania. Sabemos que el oro es un material pesado que requiere de procesos de muy alta energía para formarse, como supernovas o colisiones estelares. Eso es porque sólo en esos ambientes se emiten neutrinos (fruto de las reacciones que ocurren) que convierten los protones en neutrones, y es precisamente una abundancia de esos neutrones por encima del resto de elementos subatómicos lo que permite la creación de metales pesados.

Just cree que en los discos de acreción de un agujero negro joven también pueden darse estas condiciones. La velocidad que cogen los gases es tremenda, lo que provoca temperaturas altísimas y un ambiente muy violento. Cuanta más masa haya en ese disco de acreción (ocurre cuando un agujero negro es joven), más probabilidades hay de que se creen esos neutrones debido a la emisión de neutrinos.

Curiosamente, también hay un punto en el que si hay demasiado material en el disco los neutrinos quedan recapturados y las condiciones dejan de ser buenas. "Lo mejor es que el disco tenga una basa entre una y diez veces la del Sol", explica Just.

Eventos como el de la colisión entre dos estrellas de neutrones pueden ser, por lo tanto, puntos de origen de oro espacial. Son zonas demasiado violentas (y demasiado lejanas) como para poder buscar oro allí, pero quizás en un futuro lejano queramos atrevernos. Los responsables del paper ya afirman que en un futuro cercano podremos estudiar esto con más precisión.

Imagen | Pixabay

Temas
Inicio