Publicidad

LightSail, el 'milagro espacial' sigue adelante con su misión de prueba

LightSail, el 'milagro espacial' sigue adelante con su misión de prueba
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Uno de los proyectos especiales más fascinantes y que tienen al mundo a la expectativa sobre todo porque se trata de una idea surgida de la gran mente de Carl Sagan, LightSail, el velero solar que sólo es impulsado por "viento solar", es decir, partículas y energía que emanan del sol.

Su primera misión de prueba inició el 20 de mayo con la idea de conocer su comportamiento y funcionamiento de cara a la misión definitiva que se tiene prevista para 2016. Pero esta primera misión ha sido toda una montaña rusa de emociones, gracias a fallos que han provocado que se pierda la comunicación, algo que sólo podría resolverse con un milagro y sí, así ha sido, conozcamos más acerca del ahora llamado "milagro espacial".

Así inició la aventura

LightSail es un proyecto ideado en 1976 por The Planetary Society, fundada por el mismo Sagan, y fue puesto en órbita el pasado 20 de mayo gracias a un cohete Atlas V de la United Launch Alliance, junto a LighSail también se lanzó el Prox-1, un pequeño satélite que sería el encargado de tomar fotos y recopilar información de LightSail cuando estuviera en órbita.

En esta primera prueba, LightSail es una pequeña nave compuesta de tres satélites Cubesat de 10 x 10 centímetros, en total estamos hablando de unas dimensiones de 10 x 30 centímetros, la clave está en lo que lleva dentro, las cuatro velas triangulares que forman una cuadrada de 32 metros cuadrados.

1271770622051095729

La idea es que LightSail alcanzara los 720 kilómetros de altura y a partir de ahí desplegara sus velas, mientras que en la tierra, una serie de estaciones láser, medirán la cantidad de energía solar que recoge cada vela. Toda esta información servirá para la misión definitiva de 2016, ya que en esta prueba la nave no saldrá de la órbita terrestre.

Se ha perdido contacto

Siete días después de su puesta en órbita, LightSail se enfrenta a su primer problema al no poder transmitir sus datos a la Tierra debido a un fallo en el software basado en una versión de Linux y cargado en las placas base de cada uno de los Cubesats.

Este fallo consiste en que cada 15 segundos el sistema debe enviar un paquete de datos, pero el problema es que este paquete sobrescribía al anterior, ocasionado que el archivo incrementara su tamaño y al llegar a los 32MB el sistema ya no pudiera manejarlo y éste se bloqueara. Para ello los encargados de la fabricación de los Cubesats prepararon un parche para actualizar el sistema y no sobrescribiera más los archivos, pero cuando quisieron instalarlo, el sistema de LightSail se había llenado y la transmisión de información había sido interrumpida.

Lightsail 01

Para solucionar esto sólo se necesitaba presionar el botón de reinicio, algo sencillo si el sistema estuviera a la mano en la Tierra y no en órbita, así que prácticamente se necesitaba de un milagro que presionará ese botón situado a cientos de kilómetros en la órbita terrestre, algo prácticamente imposible.

El milagro llegó desde un lugar muy muy lejano

LightSail necesitaba que una partícula se impactara para así lograr un reinicio del sistema de forma remota. Para sorpresa y fortuna de todos, el milagro llegó después de ocho días sin comunicación entre la Tierra y LightSail, un rayo cósmico procedente del sol ha impactado en la placa base de uno de los Cubesats y la nave a vuelto a trasmitir.

Sin duda un golpe de suerte que muchos esperaban y que sólo tenía una remota posibilidad de suceder, pero esto no resuelve el fallo, el sistema ha vuelto a crear el archivo y en los próximos días volverá a saturar la memoria y bloquear el sistema. La misión ahora es localizar la ubicación exacta de LightSail y trasmitir la actualización necesaria para que la nave deje de sobrescribir, algo que lleva al menos dos días y que ahora es una prioridad antes de seguir con la misión.

Si todo sale de acuerdo a lo planeado, LighSail estará en posición de desplegar sus velas el próximo viernes 5 de junio y así convertirse en un espectáculo para todos aquellos con telescopios ya que podrá verse desde gran parte del mundo.

Por supuesto seguiremos al pendiente de todo lo que ocurra con LightSail y su primera misión de prueba de cara al gran lanzamiento y misión de 2016.

Más información | The Planetary Society
En Xataka | El 'velero solar' de Carl Sagan está cerca de volverse una realidad

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir