Compartir
Publicidad

La NASA ha conseguido ampliar el espacio de la Estación Espacial Internacional con un módulo inflable

La NASA ha conseguido ampliar el espacio de la Estación Espacial Internacional con un módulo inflable
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hace falta más espacio en la Estación Espacial Internacional, la NASA la agranda con módulos inflables, esa es la propuesta que nos hicieron desde la agencia, en asociación con la empresa Bigelow Aerospace. La idea sonaba interesante, pero había que ponerla en práctica.

La semana pasada se intentó sin éxito, con problemas para llegar a la extensión completa que debía tener el módulo, pero era algo que podía pasar en los primeros intentos, y por ello no iban a parar de experimentar por ello. En un nuevo intento tuvieron al astronauta Jeffrey Williams abriendo y cerrando válvulas durante siete horas, para conseguir con éxito el objetivo final.

BEAM era una de las mercancías que llevaba la cápsula Dragon de SpaceX el mes pasado, tenía que acoplarse al nodo Tranquility de la ISS

Ese tiempo son seis horas más de lo previsto para llegar a crear un módulo cinco veces más grande que el "paquete" original, y para ello también han sido necesarios tanques de aire colocados en el interior. Podemos ver un vídeo de la hazaña a continuación:


Con el tamaño de un cuarto pequeño, el BEAM (Bigelow Expandable Activity Module) es una forma de ir expandiendo estaciones espaciales, para habitar, o para almacenar cosas. Pero es solo un primer paso, ya que la idea es crear una plataforma que permita crear refugios para colocar en ‘tierra’ firme, ya sea La Luna o Marte.

La empresa Bigelow ha estado trabajando y probando la tecnología durante dos años, pero nunca se la había llevado hasta el espacio. En su estructura destaca la utilización de un polímero llamado Vectran, muy resistente a golpes y temperaturas.

1366 2000
Totalmente inflado, el módulo BEAM mide 3 metros de diámetro, con un largo de 3,7 metros

Los astronautas no van a pasar grandes periodos de tiempo dentro de estos módulos, todavía, más bien van a entrar y salir para recopilar datos, con los que comprobar que es un módulo seguro: la semana que viene tendrá lugar la primera visita.

En estas primeras pruebas van a estudiar cómo le afectan los agentes externos, la radiación y durabilidad en el espacio: tendrá que sobrevivir dos años pegado a la ISS. Si todo marcha como esperan, en Bigelow Aerospace dicen que habrá módulos inflables de mayor tamaño.


Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio