Compartir
Publicidad

Un simple cubo quiere ser el mando de control de tu hogar inteligente

Un simple cubo quiere ser el mando de control de tu hogar inteligente
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si entendemos el hogar digital como un espacio lleno de dispositivos conectados, también debemos empezar a exigir mecanismos cómodos para controlarlos a todos. La idea de que todos estén gobernados desde un único mando de control es la más lógica, pero también implica crear una interfaz que podemos imaginar como completa o complicada.

Sí, lo más cercano que podemos imaginar es utilizar el teléfono móvil o tablet, pero también han ido apareciendo propuestas dedicadas a estos menesteres, como NEEO. El protagonista de nuestra noticia se llama Cube y es completamente diferente en forma y métodos de interacción. También es más sencillo en sus posibilidades.

Como su propio nombre nos indica, es un cubo, y está más cerca de ser un concepto que de un prototipo o producto real. En esa pequeña caja de diseño limpio tenemos un mando universal para controlar varios parámetros del hogar, pensando en que cualquiera pueda aprender a utilizarlo, incluido el abuelo.

2

Un concepto con buenas ideas

El concepto ha sido creado por el estudio alemán Family of the Arts, que tenían como premisa el crear un método de interacción intuitivo y sencillo, que podemos describir como de máxima simplicidad si lo comparamos con una aplicación móvil. Juzgad vosotros mismos:


A Cube lo levantamos para acceder a una de las acciones que nos determinan sus caras, y lo giramos para cambiar el parámetro principal de dicha acción.

Cube responde al contexto, cambia la luz o temperatura del lugar de la casa donde nos encontremos

Como podéis comprobar, cada cara tiene una pantalla en la que se representan las funcionalidades, y además es táctil. El reconocimiento de gestos también es importante para conformar la interfaz.

La idea es que podamos llevarlo encima, o haya varios de ellos ubicados en lugares que nos permitan cubrir el hogar. Desde él cambiamos la iluminación de la estancia donde nos encontremos, cambiamos volumen o canción, o modificamos la temperatura del ambiente.

Otro detalle interesante es el soporte integrado en la pared para dejarlo descansar, como si fuera un interruptor, que además es un punto de carga. Lo dicho, Cube no existe, es un concepto que busca socios con poderes para convertirlo en algo real, elegante y funcional.

Cube podría mejorar en funcionalidades sin complicar demasiado la idea y diseño inicial, "simplemente" con añadir reconocimiento de voz, micrófono y algo más de potencia de proceso - podría estar en el teléfono -, se podría abrir las puertas a un dispositivo mejor conectado, mucho más capaz.

1297276400255630153
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio