Los trabajadores VFX de Marvel han decidido sindicarse. Reacción de Disney: seguir expandiendo sus equipos de IA

Vengadores Protestan En Hollywood
21 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

La huelga de guionistas y actores sigue su curso y está afectando seriamente a todas las ramas de Hollywood. Estamos viendo producciones como la de 'Aquaman' que se han detenido, la temporada 4 de 'The Witcher' está en el limbo y hasta los Emmy se han visto perjudicados. No se espera que el conflicto termine pronto y los últimos en agitar la bandera han sido los responsables de efectos especiales de Marvel.

Calidad a la baja y polémica. Si hay un tema de conversación recurrente en cada nuevo estreno de una producción de Marvel (sea una película o una serie), es el de la calidad de los efectos visuales. Concretamente, la baja calidad de los mismos. 'Black Panther', 'She-Hulk: Abogada Hulka' o 'Thor: Love and Thunder' tuvieron unos efectos mediocres, la cosa no parece remontar con producciones recientes y se dice que hay un ambiente tóxico en el departamento de VFX de la compañía.

"Están sacando sangre de las piedras". 'Ant-Man y la Avispa: Quantumania' fue uno de los últimos ejemplos de esa notable baja calidad de los efectos visuales en las producciones de la compañía y, de hecho, técnicos internos indicaron que Marvel dio prioridad a 'Black Panther: Wakanda Forever', cinta bastante mejor rematada a nivel visual. Además, la ingente cantidad de producciones estaba provocando un crunch insostenible, con jornadas semanales de hasta 80 horas durante meses.

Sindicalistas, Assemble! Tras varias polémicas, hace unos meses Victoria Alonso, una de las máximas ejecutivas de Marvel, dejaba su puesto. Alonso llevaba 17 años en la compañía y, supuestamente, fue una de las personas tras ese ambiente tóxico en el departamento, imponiendo un clima autoritario por miedo a que los técnicos de efectos especiales se sindicalizaran.

Bien, unos meses después, tras comentarios internos de trabajadores animando a que nadie trabajara en Marvel, y como leemos en Vulture, los temores se han confirmado: los trabajadores de VFX han votado para sindicalizarse.

Un paso histórico. Un grupo de más de 50 empleados ha presentado una petición para ser representados por la Alianza Internacional de Empleados de Escenarios Teatrales ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales. Quieren que las elecciones sean el 21 de agosto y lo que piden es disfrutar de los mismos derechos que en el resto de la industria.

Esto tiene que ver, entre otras cosas, con el salario. Según empleados de Marvel, cobran hasta un 20% menos que lo que cobrarían en otros estudios de cine. Y, evidentemente, la mejora de las condiciones laborales para no tener jornadas de siete días semanales y sin compañeros que sufren ataques de ansiedad.

Bob Iger no afloja. La unión de trabajadores de efectos visuales es algo histórico, pero mientras tanto, los estudios siguen a lo suyo. Uno de los motivos de la huelga, al menos para los guionistas, era el abuso de la inteligencia artificial en las producciones. Bien, pues Disney acaba de crear un grupo de trabajo para ver cómo pueden explotar aún más la IA en su segmento.

Como leemos en Reuters, la compañía ha ofertado once puestos para construir una IA de nueva generación que esté presente en todas las ramas de la empresa: desde Walt Disney Studios (afectando a las producciones audiovisuales) hasta a los parques temáticos.

Una batalla despiadada. Las consecuencias de la huelga están siendo bestiales tanto para los estudios como para los implicados. HBO se ha quitado de encima a George R.R. Martin -no necesita presentación- y David Simon -mítico showrunner ligado a HBO durante 25 años- ha sido despedido.

Muchos actores y actrices de renombre se han unido a la huelga mostrando apoyo a sus compañeros. Escritores como Neil Gaiman también se han solidarizado y, recientemente, se han hecho virales vídeos de actores como Bryan Cranston -'Breaking Bad'- cargando contra Bob Iger o un Ron Perlman bastante duro contra los ejecutivos.

En Xataka | La huelga de actores en Hollywood ya es una realidad: las consecuencias son imprevisibles y ya hay películas paradas

Inicio