Publicidad

Puerto paralelo: qué es y para qué sirven

Puerto paralelo: qué es y para qué sirven
2 comentarios

Vamos a explicarte qué son y para qué sirven los puertos paralelos, que aunque hoy en día han sido sustituidos casi en todos los ordenadores por puertos serie, es posible encontrártelos todavía en ordenadores antiguos. Se trata de un tipo de puerto que permitía conectar periféricos en el ordenador.

Hoy en día, en los ordenadores modernos no suelen utilizarse puertos paralelos, por lo que tampoco vamos a profundizar mucho. Sin embargo, vamos a intentar que te quede claro qué eran exactamente, para qué se utilizaban, y por qué tipo de puertos han sido sustituidos actualmente.

Qué es el puerto paralelo

En el mundo de la informática, cuando hablamos de puertos hablamos de conectores, que también pueden ser denominados como interfaz o interfaz de conexión. Estos puertos suelen ser físicos, conectores que permiten el intercambio de datos, aunque también hay puertos virtuales mediante software. En cuanto a un ejemplo práctico de qué son los puertos, puedes pensar en los puertos USB, que son los que tiene tu ordenador para conectar cables o unidades de almacenamiento USB.

En cuanto a los puertos paralelos, son un tipo de interfaz que permite conectar diferentes tipos de periféricos a un ordenador o equipo informático o electrónico. Estos puertos suelen estar presentes en tu ordenador, normalmente directamente en la placa base, lo que hace que sea uno de los que queda en la parte trasera de tu torre.

El paralelo es un tipo de puerto, y existen diferentes modelos de interfaz o puerto que son paralelos, dependiendo de los periféricos para los que han sido diseñados. Dependiendo de este tipo de puerto destinado a tipos concretos de periféricos, estos puertos pueden tener una cantidad determinada y concreta de contactos o cables.

En definitiva, son puertos paralelos esos que permiten el intercambio simultaneo de paquetes de datos a través de los diferentes hilos o cables, y en ambos sentidos. El nombre de puerto paralelo es debido a la forma en la que funciona todo a nivel físico, ya que hay un cable por cada bit que se envía. De esta manera, si una impresora requiere el envío de determinado número de bits, necesitarías un bus con ese mismo número de cables, que enviarán la información de forma paralela.

Esta característica hace que los puertos paralelos sean fáciles de distinguir. Ya que sus conectores necesitan una gran cantidad de pins, suelen ser puertos de gran tamaño y una gran cantidad de puntas (los pins) en la clavija de conexión, y una gran cantidad de agujeros en el puerto que hay en el ordenador.

Para qué sirven los puertos paralelos

Los puertos paralelos sirven para conectar periféricos al ordenador, y muchas veces son específicos para los diferentes tipos de periférico. Por ejemplo, si tienes un ordenador antiguo en casa es posible que tenga un puerto específico para el monitor, u otro también bastante grande para la impresora.

Otra de las funciones clásicas que tenían los puertos paralelos en su época de auge fue la de conectar los discos duros al ordenador. No me refiero al puerto externo, sino que cuando abres el ordenador y miras en tu placa base, allí donde hay que conectar los discos duros se utilizaba en el pasado un puerto paralelo, aunque ahora se utilizan los puertos serie.

Qué se utiliza en la actualidad

Actualmente, en los ordenadores modernos los puertos paralelos se han ido sustituyendo los los puertos serie a la hora de permitir conectar periféricos. Los puertos serie son esos que envían los datos bit a bit utilizando el mismo hilo en vez de hilos diferentes, lo que les permite tener un tamaño mucho más pequeño. Además, los puertos serie también permiten entregar energía para alimentar los dispositivos conectados.

Esto quiere decir que los ordenadores modernos pueden no tener apenas puertos paralelos. Por ejemplo, muchos han sido sustituidos por los puertos USB de alta velocidad. Mientras, para conectar monitores se utilizan puertos HDMI o DisplayPort, así como DVI o AGP. A nivel interno, para conectar los discos duros te encontrarás con los puertos serie PCI o SATA.

Por lo tanto, los puertos serie actuales han sustituido ya a los paralelos en casi todos los ordenadores. Por lo general, la culpa la tienen sus mayores velocidades de transferencia de datos y el ahorro de espacio que ofrecen. Pero también, puertos serie como los USB se han mostrado mucho más versátiles. Para qué tener puertos específicos para impresora u otros periféricos si vas a poder utilizar un mismo puerto USB para cualquiera de ellos en la actualidad.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios