Publicidad

DisplayPort vs HDMI: cuáles son las diferencias

DisplayPort vs HDMI: cuáles son las diferencias
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Vamos a explicarte cuáles son las diferencias entre los estándares DisplayPort y HDMI, los cuales puedes encontrarte en tu nueva televisión de alta resolución, en tus monitores de ordenador o en las tarjetas gráficas de tu PC. Se trata de los dos estándares punteros a la hora de transportar imagen, dejando atrás a otros como el VGA o el DVI.

Son dos estándares que actualmente se encuentran bastante parejos en cuanto a las resoluciones y la frecuencia que ofrecen, aunque uno de ellos tiene bastante más ancho de banda. Vamos a hablarte primero en profundidad de uno, luego de otro, y terminaremos mencionando las principales diferencias para que puedas decidir cuál de ellos te conviene más.

Salida de video HDMI

Hdmi

El estándar HDMI fue diseñado para convertirse en el sucesor tanto de los viejos VGA como de los DVI. Tiene algunas importantes bazas a su favor, como por ejemplo el hecho de que es capaz de llevar señales de vídeo y audio a la vez, en vez de sólo de vídeo como en el caso de las dos anteriores. Esto, ayuda a simplificar mucho las conexiones.

En cuanto a sus puntos negativos, uno es que sólo transmite señal digital. Pero como las pantallas analógicas ya están completamente obsoletas, este punto negativo pierde bastante fuerza. Sin embargo, lo peor es que es un estándar con diferentes tipos de conectores y versiones, por lo que no es tan fácil de entender.

Tipos Hdmi

Lo primero que tienes que tener en cuenta es el conector del HDMI, que pueden ser estándar, mini y micro. Estas conexiones también reciben a veces el nombre de A, C y D respectivamente. A la hora de comprar un cable HDMI deberás tener en cuenta el tipo de conector que necesitas en ambos extremos. Podrás comprar cables que tengan el mismo conector a ambos lados o uno de cada. El más común suele ser el A, pero también puedes encontrarte los otros en diferentes dispositivos.

  • El conector estándar o de tipo A es el más común y es el normal en la gran mayoría de los casos. Las teles, consolas y otros dispositivos de tamaño medio incluyen conectores para este tipo de conector.

  • El conector mini o de tipo C tiene un tamaño más compacto y se creó con dispositivos más pequeños en mente, como cámaras de vídeo. Físicamente es parecido al conector de tipo A, aunque mucho más plano.

  • El conector micro o de tipo D es todavía más pequeño y frustrantemente similar a un conector microUSB (que es un cable totalmente distinto). Es común verlo en dispositivos de pequeño tamaño como cámaras de fotos.

Y luego están las versiones del estándar HDMI, que ha ido evolucionando y mejorando a lo largo de los años. La última versión de HDMI a la hora de escribir este artículo es la versión 2.1, aunque el tipo de cable que encontrarás en tiendas es comúnmente HDMI 2.0. Estas son las versiones y sus cambios más importantes:

  • HDMI 1.0: fue la primera versión lanzada en 2002 y que era básicamente como unir DVI con audio en una única conexión. Es difícil que encuentres cables HDMI 1.0 hoy en día, capaz de transmitir vídeo Full HD a 60 Hz.
  • HDMI 1.1: añade el soporte para DVD Audio.
  • HDMI 1.2: el principal cambio fue que permitía el uso de resoluciones y configuraciones personalizadas en lugar de limitarse a una lista preaprobada, dando más flexibilidad a los fabricantes.
  • HDMI 1.3: soporta la transmisión a resolución 2560 × 1440 a 60 Hz y el uso de Dolby TrueHD y DTS-HD Master Audio. Con esta versión se añadió el conector tipo C (mini).
  • HDMI 1.4: soporta 4K aunque solo a 24 Hz además de la posibilidad de actuar también como un conector de red Ethernet. Se añadió en esta versión el soporte para 3D y el nuevo conector tipo D (micro).
  • HDMI 2.0: el más extendido hoy en día y añade soporte para 4K a 60Hz, hasta cuatro streams de audio, y soporte para HDR dinámico.
  • HDMI 2.1: la última versión aumenta todavía más el ancho de banda, hasta 48 Gbps, permitiendo hasta 8K a 120 Hz, aunque este nuevo ancho de banda es solo aprovechable con un tipo especial de cable llamado 48G.

Salida de video DisplayPort

Displayport

El estándar DisplayPort es una alternativa al HDMI que fue desarrollado entre 2006 y 2007. Puedes diferenciarlo porque uno de los lados es diferente al otro. No es compatible con tantos dispositivos como el HDMI, pero tiene unas cualidades mayores. Podríamos decir que es una especie de evolución, el estándar heredero que sin ser tan soportado, aunque tiene un arma secreta que es la compatibilidad con puertos USB de tipo C.

Como el HDMI, el DisplayPort también tiene varias versiones. La más actual es la 2.0, que ofrece un ancho de banda de 77,4 Gbit/s, permitiendo una resolución máxima de 8K de 7.680 x 4.320 con HDR a una tasa de refresco de 60 Hz. También permite resoluciones 4K con HDR a 144 Hz, y dos monitores 5K a 60 Hz, así como resoluciones superiores al 8K, como el futuro 16K con SDR a 60Hz.

Este estándar incluye la posibilidad de implementar una protección anticopia llamada DPCP (DisplayPort Content Protection), que utiliza el cifrado AES de 128-bit. Su conector cuenta con 20 pines, y posee un mecanismo para impedir desconexiones accidentales, o incluso hay algunos con un bloqueo por fricción.

Los DisplayPort son puertos que se centran sobre todo en permitir la conexión entre ordenador y monitor, por lo que es común encontrártelo en pantallas, así como en muchas tarjetas gráficas para ordenador. Por lo demás, de momento no está tan extendido como otros estándares como el HDMI, aunque habrá que esperar si con el tiempo esto va cambiando.

Mini Display Port

También hay un puerto Mini DisplayPort que es fácil ver en algunos dispositivos portátiles como los de la gama Surface. Estos no son tan comunes en los monitores, por lo que se vende una gran cantidad de cables con un conector Mini DisplayPort en un extremo, y un DisplayPort o HDMI en el otro. En general, el DisplayPort es mejor que el HDMI, por sus frecuencias de actualización de pantalla y por su capacidad de salida a múltiples pantallas a través de Multi-Stream Transport (MST).

Como te hemos dicho, el DisplayPort también ha ido evolucionando con el tiempo, y cuenta ya con varias versiones a sus espaldas. Aquí te dejamos las principales para que puedas ver sus características más importantes.

  • DisplayPort 1.0: El DisplayPort llegó ya ofreciendo velocidades de transmisión máxima de datos de 10,8 Gb/s y con soporte para resoluciones 2560×1440 a 60Hz. Soporta su propia protección anticopia DPCP, pero también la HDCP de los HDMI.
  • DisplayPort 1.2. Llegó en 2010, mejorando la transmisión hasta los 21,6 Gb/s gracias mediante la tecnología High Bit Rate 2 (HBR2). Añadió la transmisión de audio por múltiples canales, soporte para vídeo en 3D con resoluciones de 2560x1600 a 120 Hz o FullHD a 240fps. También permitió utilizar dos monitores con un único cable, con resoluciones máximas de 2560x1600 pixeles, quedándose en 1920x1200 en el caso de conectar cuatro monitores con un cable.
  • DisplayPort 1.3: Llegó en 2014 con un ancho de banda de 32,4 Gbps, y soporte para resoluciones 4K a 120 Hz, 5K a 60 Hz, y hasta 8K a 30 Hz. También permite conectar dos pantallas con 4K a 60 Hz, o cuatro pantallas a 60 Hz.
  • DisplayPort 1.4: Llegó en 2016 manteniendo el ancho de banda a 32,4 Gbit/s, permitiendo una resolución máxima de 8K de 7.680 x 4.320 a una tasa de refresco de 60 Hz. Envía imagen y audio de 8 canales como el HDMI, y es capaz de soportar el HDR. Las versiones anteriores tenían resoluciones de 2K a 144 Hz (DP 1.2) y 4K a 120 Hz u 8K a 30 Hz (DP1.3). Todas las versiones permiten usar resolución 1080p a 144 Hz.
  • DisPlayPort 2.0: Presentado en junio de 2019, ofrece anchos de banda de 77,4 Gbps, permite resoluciones 8K con HDR a 60 Hz, 4K con HDR a 144 Hz, y dos monitores 5K a 60 Hz. También permite resoluciones superiores al 8K, como el futuro 16K, con SDR a 60Hz.

DisplayPort vs HDMI: las diferencias

La principal diferencia de estos dos tipos de conexiones son su forma física. Aunque la forma no es demasiado diferente, enseguida las distinguirás porque la DisplayPort es diferente por cada lado, mientras que el HDMI es simétrica en su aspecto físico. Esto hace que tampoco puedas meter un cable de una en la ranura de la otra.

Ambas transmiten señales digitales aunque el HDMI está actualmente más extendido, lo que quiere decir que es un tipo de conexión que te vas a encontrar en más tipos diferentes de dispositivo. Además, en cuanto a sus últimas versiones, el HDMI 2.1 ya ha sido adoptado por algunos fabricantes como Samsung o LG en sus televisores 8K.

En cuanto a su potencia bruta, el HDMI 2.1 tiene un ancho de banda de 48 Gbps, mientras que el DisplayPort 2.0 sube sustancialmente la apuesta hasta los 77,4 Gbps. Esto hace que el DisplayPort tenga posibilidad de alcanzar resoluciones muy superiores, aunque a la hora de la verdad, en ambos casos vamos a tener más que suficiente para la mayoría de monitores actuales.

Sin embargo, la potencia de más que tiene el DisplayPort te vendrá bien si quieres conectar varios monitores de alta resolución, siendo esta una de las mayores ventajas de este estándar orientado a los ordenadores y la informática. Aunque todavía quedan meses hasta que haya varios en el mercado que apuesten por su última versión.

En cuanto a resoluciones, el HDMI 2.1 soporta hasta 8K a 120 Hz, o 8K con HDR a 60 Hz, lo mismo exactamente que el DisplayPort 2.0 a esa resolución, aunque en el caso de la segunda puede subir hasta 16K con SDR a 60 Hz. En 4K, el HDMI ofrece con HDR frecuencias de 120 Hz, y el DisplayPort a 144 Hz.

Ambos estándares son similares en cuanto a aplicaciones prácticas, con una industria que no se decanta por uno u otro, sino que los ve como puertos complementarios. Además, ambos estándares son compatibles con sus versiones anteriores, y pueden controlar pantallas VGA o DVI si hiciera falta, con un DisplayPort que también podría con HDMI.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios