Compartir
Publicidad

Así va a ser el primer gran test de coches autónomos en un entorno real: en un mes empieza Uber

Así va a ser el primer gran test de coches autónomos en un entorno real: en un mes empieza Uber
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En anteriores ocasiones hemos hablado de qué trabajos podrían quitarnos con más facilidad los robots y de todos los avances en la conducción autónoma de vehículos. ¿Qué ocurre si unimos ambas cosas? La posibilidad de que un coche autónomo sea al mismo tiempo vehículo y chófer, y es algo en lo que Uber trabaja desde hace tiempo.

De hecho hoy hay varias novedades con respecto a los planes de la empresa en cuanto a la disposición de vehículos autónomos (algo que ya anunció en 2014). Además del anuncio de que iniciará las pruebas de los coches autónomos este mes, la compañía de transporte privado ha firmado acuerdos con dos empresas del sector, Volvo y Ottomotto LCC.

Un paso más en las pruebas, pero con supervisión

De momento la empresa va a continuar con los tests en la ciudad de Pittsburg, porque éstos ya empezaron hace unos meses. La diferencia es que ahora se probará el propio servicio, de modo que los usuarios podrán solicitar el servicio de un coche y puede que éste sea uno de los autónomos, casos en los que la carrera será gratuita.

Se trata de pruebas los transportes irán supervisados aún por un ser humano

Eso sí, dado que se trata de pruebas los transportes irán supervisados aún por un ser humano, una medida preventiva de importancia ante la posibilidad de accidente, sobre todo teniendo en cuenta las últimas noticias sobre los accidentes con coches en piloto automático. Este "tutor" se encargará de supervisar los trayectos y tomar nota de todo, así como de repasar las grabaciones de las cámaras. Los pasajeros dispondrán de la información gracias a una pantalla en que irá mostrándola.

Volvo

De momento no hay fecha de cuánto durarán estos tests con una supervisión humana, pero según explicaba Raffi Krikorian, ingeniero de Uber, en Bloomberg aún quedan aspectos que hacen del conductor humano algo imprescindible. Concretamente hacía referencia a que los puentes son un punto crítico, y que sólo en Pittsburg ya hay hasta 500.

Así, los vehículos en cuestión serán unos Volvo XC90 blindados de los sensores, láser y cámaras necesarias para dicha función. De hecho todo esto es fruto del acuerdo que las empresas firmaron a principio de año, con el objetivo de que a finales de 2016 en total haya una flota de 100 automóviles autónomos operando y que la totalidad lo sea en 2021.

Invirtiendo en amigos convenientes

Además, como decíamos en la introducción, Uber ha comunicado hoy que ha firmado un acuerdo de compra con la startup Ottomotto LLC, una compañía que desarrolla tecnología para la conducción autónoma de camiones. Uber especifica aquí el papel que tendrá Anthony Levandowsky, cofundador de Ottomotto, quien quedará al mando las operaciones relacionadas con los coches autónomos.

También aprovechan para anunciar la colaboración con Volvo, quienes como veíamos antes ponen de su parte los vehículos en cuestión. No han sido publicados los detalles de ninguna de las dos operaciones, pero se habla de la inversión de unos 680 millones de dólares (lo que viene a ser un 1% del valor de la empresa) y que los empleados de Ottomotto recibirán un 20% de los ingresos que recaude Uber de la construcción de vehículos autónomos.

Volvo

De momento van a seguir con los tests, para los cuales les será útil la información que cada día proporciona el uso de la app por parte de la comunidad de usuarios, mejorando los sistemas de navegación. Travis Kalanick, CEO de Uber tiene muy claro su objetivo, veremos cuánto tardan en lograrlo.

Nadie tiene listo un software que permita confiar en conducción sin seres humanos. Es en lo que nos estamos centrando.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos