Publicidad

Tesla ofrece por primera vez, y en vídeo, una mirada a su laboratorio donde destroza sus coches eléctricos en pro de la seguridad

Tesla ofrece por primera vez, y en vídeo, una mirada a su laboratorio donde destroza sus coches eléctricos en pro de la seguridad
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

El Model 3 de Tesla es considerado uno de los coches más seguros del mundo, esto tras haber conseguido 5 estrellas en todas las categorías y "la más baja probabilidad de lesión jamás probada" por parte de la NHTSA; 5 estrellas por la Euro NCAP; y 5 estrellas de la ANCAP. Así como la máxima certificación de 'TOP SAFETY PICK+' por el IIHS, un logro que comparte con el Audi e-Tron.

Para llegar a esto, Tesla puso a prueba todos sus coches en su propio laboratorio equipado para llevar a cabo 'crash test', tanto de forma real como virtual, antes de enviarlos a las pruebas que realizan los organismos internacionales. Ahora, por primera vez, Tesla nos muestra en vídeos parte de este laboratorio y sus pruebas, donde destrozan sus coches en favor de la seguridad.

'Tesla Crash Lab'

El llamado 'Tesla Crash Lab' está ubicado en su fabrica en Fremont, California, donde se centran en desarrollar características de seguridad para todos los coches Tesla y ahí mismo ponerlas a prueba a través de diferentes tests.

Entre estas pruebas se incluyen los famosos 'crash test' que sirven para probar desde las zonas de 'deformación frontal optimizadas', que fueron diseñadas gracias a la ausencia de un motor en la parte delantera del vehículo. Hasta la estructura del coche, la cual está reforzada por el paquete de baterías en la parte inferior que también sirve para proteger el habitáculo.

En el laboratorio también se hacen varias pruebas virtuales, las cuales sirven para llevar un paso más allá las posibles consecuencia de un choque o una volcadura en diversos escenarios. De hecho, aquí podemos ver parte del diseño de airbag que Tesla diseñó para el conductor en el Model 3, el cual envuelve a la persona para evitar que haga contacto con el interior del vehículo.

Un punto interesante, es que el sistema de propulsión o lanzadera para que los coches se impacten contra un muro, consta un cable de acero conectado a un sistema de dos motores de la versión más potente del Model S. Esto significa que hasta los sistemas de pruebas de choque de Tesla son eléctricos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir