Compartir
Publicidad

Lectores de libros electrónicos, análisis en vídeo

Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si nos damos un paseo por alguna gran superficie de informática, los lectores de libros electrónicos ya ocupan lugares destacados en los pasillos. Amontonados unos con otros, esperan llamar la atención para ser adoptados por algún lector o al menos curioso. (biblioteca y entre ellos, un par de libros electrónicos que sacamos)

El lector Cool-er llama la atención por los llamativos colores en los que está disponible, ocho en total. Nosotros hemos probado el que viene en verde. Bastante contenido en dimensiones y peso, su pantalla tiene un tamaño de 6 pulgadas, suficiente para leer libros electrónicos que pueden estar en varios formatos, entre ellos PDF, RTF y EPUB, aunque echamos de menos mayor compatibilidad.

La autonomía del lector es muy buena, con 8.000 páginas sin necesidad de recargarlo, lo cual hacemos conectando vía USB el Cool-er al ordenador. Allí tendremos también los libros que pasaremos a su memoria interna de 1 Gb o a la tarjeta SD con la que es compatible.

Además de por los colores, este lector está arransando por su precio de 225 euros. De hecho en la tienda online está agotado en todas sus versiones, aunque podemos comprarlo casi al mismo precio en Luarna Editores, encargados de la distribución en España. Sin embargo, los materiales y acabados de los botones nos dejan la sensación de que el precio podría ser todavía más de 50 euros menor, aunque la ausencia de rivales destacables y famosos han hecho que sea todo un éxito.

El otro lector que os queremos presentar hoy es el eSlick de Foxit, de cuya distribución en España se encarga Leer-e. En este caso el concepto de lector de libros electrónico queda bastante reducido pues solo soporta el formato PDF y TXT.

Para aquellos libros que no se encuentren en PDF tenemos un software que los convierte, aunque lo ideal es que el libro esté desde el comienzo en PDF. Si es así, la experiencia de uso es bastante agradable. En la mayoría de los casos vamos a necesitar usar la función de Reflow del lector para que el texto se ajuste de forma cómoda a la pantalla del lector.

Con una pantalla de 6 pulgadas y 4 niveles de gris solamente, sin conectividad ni nada fuera de lo común, los más de 300 euros que se nos piden por él nos parecen demasiado.

Tanto este lector de Foxit como el Cool-er deberían tener unos precios de unos 150 euros para ser verdaderos objetos de deseo y popularizar el libro electrónico en España. Porque cuando el Kindle de Amazon o los lectores de Sony aterricen en España con similares precios, su oportunidad de cuota de mercado puede que se haya agotado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos