Compartir
Publicidad
Publicidad

Dell Mini 12, análisis

Dell Mini 12, análisis
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De 7 a 12 pulgadas en un año. Esa sería la cifra de velocidad a la que las pantallas de ultraportátiles han crecido. Pero personalmente un equipo con pantalla de 12 pulgadas creo que ya no puede considerarse un ultraportátil. Nosotros hemos estado probando el nuevo Dell Mini 12, con resultados muy buenos en la mayoría de los aspectos que buscamos en un equipo para llevar de un lado a otro … si exceptuamos el rendimiento del equipo, que podría mejorar si se cambiaran algunos componentes, como el disco duro.

Y es que aunque la pantalla crezca, las teclas se agranden y el precio aumente, con un procesador Atom, un disco duro a 4.200 rpm y un GB de RAM no podemos contar con un ultraportátil como equipo principal.

Tras esta introducción de la prueba del Dell Mini 12, vamos a empezar a destripar de una forma más metódica lo que nos ha parecido el equipo.

Dell Mini 12

El equipo que hemos probado en Xataka es el siguiente:

  • Procesador Intel Atom Z520 a 1.3 Ghz.
  • 1 GB de RAM DDR2.
  • Disco duro PATA de 40 GB.
  • WiFi y Bluetooth.
  • Batería de 3 celdas.
  • Ubuntu 8.04.

Su precio es de 430 euros.

dell_mini_12_xataka_12.jpg

Acabado, dimensiones y conexiones

Aunque el teclado nos diga claramente que estamos ante un ultraportátil, tanto por tamaño como por sensación general, el acabado del Dell Mini 12 es muy bueno. La carcasa, de plástico, tiene el negro piano como protagonista, y la sensación en conjunto es buena.

Cuando se agarra el Dell Mini 12, lo primero que nos llama la atención es su peso, muy ligero, alrededor de 1 kg, así como el grosor, bastante reducido. Pese a ello, contamos con 3 puertos USB, algo complicado de encontrar en el mercado de los ultraportátiles. También disponemos de salida VGA, lector de tarjetas, la salida y entrada de auriculares y puerto Ethernet. También se cuenta con una webcam que funciona de forma normal. No destaca ni peca por nada.

dell_mini_12_xataka_4.jpg

Si optamos por este equipo de Dell nos estaremos llevando el rendimiento, autonomía y peso de un ultraportátil de 9 o 10 pulgadas pero con una pantalla mayor. Y el precio también aumenta claro.

Teclado y pantalla

El Dell Mini 12 es un ultraportátil especial porque sube el tamaño de su pantalla hasta las 12 pulgadas. Ese aumento de tamaño y resolución (1280×800) se agradece mucho, y se nota en el trabajo contínuo con el portátil. Hay ahora espacio para que el teclado aumente también, siendo casi completo, pero sigue pecando de algo básico: las teclas siguen muy juntas, por lo que hay que acotumbrarse un poco. Pese a ello, a los pocos minutos somos completamente productivos con el tamaño del teclado. Nada que ver con el de los ultraportátiles de 7 o 9 pulgadas (a excepción de los modelos de HP, que en ese aspecto siguen siendo imbatibles por las otras marcas)

dell_mini_12_xataka_7.jpg

Volviendo a la pantalla, la diferencia con equipos más compactos se nota en el tamaño pero en el caso de este equipo de Dell, también en la calidad de la misma, que ha sido una de las agradables sorpresas en nuestras pruebas.

Otro punto positivo del Dell Mini 12 es su trackpad, que es de generosas dimensiones y bastante sensible. Nos ha gustado.

dell_mini_12_xataka_8.jpg

Rendimiento y batería

dell_mini_12_xataka_2.jpg

El modelo que hemos probado en Xataka contaba con la batería estandar de 3 celdas, que se queda un poco corta para lo que consideramos que debe rendir un ultraportátil. Con Wifi podíamos llegar a la hora y cuarenta y cinco minutos de autonomía sin problemas, pero cuando reproducimos vídeo, alcanzar esa cifra es todo un logro, y apenas lo hemos conseguido con el brillo de la pantalla reducido. Existe la opción, de momento no en España, de contar con una batería de seis celdas, muy recomensable pues aumenta la autonomía hasta más allá de las cinco horas sin que el aumento de peso se pueda notar. Esto es básico para un equipo que podemos usar en movilidad o al menos sin estar todo el tiempo pendiente de la fuente de alimentación, que en el caso de este Dell Mini 12 es muy cómoda y de reducidas dimensiones.

En el rendimiento general del equipo es donde más inconvenientes podemos poner, aunque no es nada que no esperáramos. Con un procesador Atom a 1.3 Ghz y un disco duro PATA de 4200 rpm, no hemos podido olvidarnos de que estamos ante un equipo que sufre actuando como ordenador principal si lo sometemos a un duro trabajo, por ejemplo multiproceso. Si nos limitamos a lo básico (navegar, procesar textos, etc), es un equipo que nos responde con normalidad.

dell_mini_12_xataka_9.jpg

En los test de rendimiento y copia de información, los resultados son mediocres, por lo que Dell debe trabajar en la mejora de algunos de sus componentes, principalmente el disco duro.

Lo Mejor

  • Fuente de alimentación de reducidas dimensiones.
  • Teclado, grosor y peso.
  • Batería de seis celdas.
  • Acabado.
  • Tres puertos USB.

Lo Peor

  • Se calienta en funcionamiento.
  • Autonomía de la batería de tres celdas.
  • Rendimiento general, principalente por el disco duro que incorpora.
  • Precio más cercano a un portátil tradicional que a un ultraportátil.
  • La memoria RAM se limita a 1 GB.

La opinión de Xataka

dell_mini_12_xataka_10.jpg

¿Es el Dell Mini 12 un portátil para mi? Esa es una excelente pregunta. Contestarla ya no lo es tanto, porque yo soy muy partidario de que no hay un equipo perfecto en general, sino un equipo perfecto para casa usuario, según sus aspiraciones y usos que le va a dar.

Si buscas un equipo principal para el día a día y conectarlo a una pantalla externa, hay mejores opciones en portátiles completos y tradicionales. A cambio perderemos la ligereza y poco grosor de este equipo. Ese es su principal valor: ser un delgado y ligero equipo con excelente pantalla a un precio más ajustado que otros rivales, aunque con el lastre de un rendimiento de equipo ultraportátil.

En Xataka | Dell Mini 12.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos