Los irreductibles de Movistar: 250.000 españoles siguen usando una cuenta de correo @telefonica.net

Los irreductibles de Movistar: 250.000 españoles siguen usando una cuenta de correo @telefonica.net
32 comentarios

Hubo una larga época, pasando por las etapas de los 56 Kbps al ADSL e incluso a los primeros albores de la fibra óptica, en la que Telefónica ofrecía a sus clientes de Internet doméstico un servicio de correo electrónico gratuito. Tenía más sentido al principio de los tiempos, cuando Hotmail era un estándar que peleaba con Yahoo! o incluso Terra, pero todavía había espacio para más competidores. Luego Hotmail consolidó su posición hasta que Gmail llegó para comerse todas las tostadas, pero eso es otra historia.

La cosa es que Telefónica se pasó años ofreciendo correos @telefonica.net para sus clientes, pero en 2013 interrumpió este servicio. Solo para altas nuevas, porque en estos nueve años ha seguido operativo.   "Aunque no se cobra ya por este servicio, Telefónica España lo mantiene porque muchos clientes siguen usándolo diariamente. Algunos clientes, autónomos por ejemplo, tenían rotulados sus negocios, escaparates o furgonetas, con esos correos, y aunque ya no se dan de alta estos buzones desde 2013, pensamos que mantener esas cuentas activas es una justa recompensa a su fidelidad. Incluso seguimos dándoles soporte telefónico si tienen algún problema", explican desde la teleco.

250.000 cuentas activas y 2 GB de almacenamiento

Recibir un correo de una cuenta con esta terminación suena casi anacrónico en 2022, cuando Gmail y Outlook son el alfa y el omega. Pero todavía hay medio millón de buzones así, la mitad de ellos activos. 250.000 cuentas que siguen siendo usadas, si bien no se puede precisar cuántas son de empresas y cuántas de particulares. El proceso de registro era el mismo y las empresas que recurrían a ellas solían ser negocios familiares que utilizaban esta opción tras contratar sus comunicaciones con la empresa de la T.

Los 250.000 que siguen usándola (no tiene por qué ser como cuenta principal, sino como pura herencia secundaria; o como la tradicional de un pequeño negocio) tienen acceso a 2 GB de espacio de almacenamiento. Poco en comparación con lo que ofrecen otros a día de hoy, pero no olvidemos que se trata de un servicio exclusivo para clientes antiguos, más por la cortesía de no causarles problemas con un apagón que por pretender competir contra nadie del mundo moderno.


Gmail

Yahoo

icloud

Outlook

PROTONMAIL

TELEFÓNICA

almacenamiento

15 GB

1 TB

5 GB

15 GB

500 MB

2 GB

Esto último lo admite la propia Telefónica: "No pretendemos competir con otros servicios del mercado, pero sí que hacemos actualizaciones discretas de funcionalidad según vamos avanzando nuestras plataformas". Esas actualizaciones incluyen haberlo llevado a las infraestructuras modernas o implementar los mismos estándares de seguridad que en el resto de plataformas. De lo contrario, podría ser un coladero a nivel de seguridad.

"Me suelen poner cara extraña"

Uno de estos supervivientes es Antoni Rosich, director comercial de una aseguradora que abrió este correo en 2006, cuando tenía 39 años. Hoy tiene 55 y sigue usando ese correo "porque no me funciona mal", nos cuenta. Antes, por cierto, explica que usó correos de Terra y de Wanadoo, la submarca de Orange encargada de conectividad fija que luego se unificó con Amena —conectividad móvil— para dar paso a Orange y desaparecer en 2006.

"También tengo cuentas de Gmail o de iCloud que me hice en algún momento, pero apenas las uso. La de Telefónica es la que uso para mi cuenta en cualquier aplicación, en tiendas, en facturas... La uso desde la aplicación Mail de Apple o desde Outlook, apenas entro en su interfaz web". Esa interfaz web quizás no sea espectacular, pero sí luce sorprendentemente actualizada, e incluso más limpia que la de varios competidores en las capturas de pantalla que nos facilita Antoni.

Ar 02 Final
Ar 01 Final

Ofrecer un correo personal con esta terminación puede causar extrañezas a nuestro interlocutor, extremo que nos confirma el susodicho. "Me suelen poner cara extraña cuando alguien me pide mi correo y le digo este, pero no pasa nada", dice entre risas. Vivir en minoría forja la personalidad.

Donde quizás sí ocurra algo es a nivel profesional: en puestos donde se reciben cientos de curriculums, cualquier detalle puede ser motivo de criba, desde una tipografía poco seria hasta faltas de ortografía. ¿Es un correo vetusto como este un motivo de descarte? Antoni no lo sabe ("¡ya hace muchos años que no envío curriculums a nadie!"), pero Sonia Mediavilla, psicóloga especializada en Recursos Humanos y trabajadora de la Universidad de Nebrija, cree que sí: "Depende del tipo de profesional que seas y del criterio que tenga el reclutador, pero los pequeños detalles marcan la diferencia. También depende del tipo de puesto al que se esté intentando acceder. Quizás para alguien que maneje una tecnología muy concreta para la que el reclutador tenga urgencia, eso ni se mire. Pero para procesos en los que haya muchos CVs y ese no suponga gran cosa, sí puede ser motivo de descarte", nos explica.

De todas formas, suele ser más importante lo que hay antes de la arroba que después. "Una vez tuve la candidatura de alguien cuyo correo era algo así como 'shu_morenito_69'. No es adecuado. ¿Alguien con un correo @telefonica.net? Yo no lo descartaría porque me gusta dar un voto de confianza y conocer a la persona, contrastar, pero puede ocurrir que alguien perciba que es una persona que no está actualizada y le descarte por eso".

Temas
Inicio