Publicidad

En Microsoft pasan de la realidad virtual en sus consolas, y viendo el limitado éxito de PSVR, quizás tengan razón

En Microsoft pasan de la realidad virtual en sus consolas, y viendo el limitado éxito de PSVR, quizás tengan razón
44 comentarios

Si coo yo sois usuarios de las nuevas Xbox, sabréis que 'Star Wars: Squadrons' llega estos días a la fantástica plataforma Game Pass. No lo hace (de momento) en PC, y eso supone que nos quedamos sin una opción especialmente destacable de este título: poder jugarlo en realidad virtual.

Microsoft de hecho pasa completamente de la realidad virtual en la Xbox. Un rumor apuntaba esta semana a unas hipotéticas gafas de realidad virtual para las Xbox, pero en Redmond han desmentido tajantemente tal posibilidad y aseguran que "la realidad virtual para consolas no está en nuestro foco actualmente". ¿Por qué la Xbox Series X no y las PS4/PS5 sí?

Un nicho que no acaba de cuajar

La realidad virtual, hay que reconocerlo, está en su mejor momento. El catálogo de juegos no para de crecer, pero sobre todo estamos ante una generación de gafas de realidad virtual fantásticas. Las Oculus Quest 2 son probablemente el referente actual —sobre todo en esa nueva era de las gafas autónomas y sin cables—, y se unen a otros dispositivos notables como las Valve Index.

En Microsoft siempre han descartado esa opción, algo curioso teniendo en cuenta que 1) la realidad mixta es una opción clara para usuarios de PCs basados en Windows 10 y 2) las Xbox Series X tienen potencia de sobra para ofrecer esa opción.

La realidad virtual, eso sí, sigue siendo un nicho relativamente pequeño dentro del mundo del entretenimiento. En enero de 2021 se contabilizaron más de 2 millones de dispositivos de realidad virtual conectados según las cifras de Steam, casi doblando lo que se registró en las mismas fechas el año anterior, pero el éxito del mercado es limitado según los datos de Statista.

Eso parece ser argumento claro para no invertir en este mercado en sus consolas en el caso de Microsoft. Su decisión contrasta con la de Sony, que ha vendido al menos 5 millones de gafas PSVR y que de hecho anunciaba recientemente que tendrán nuevas gafas de realidad virtual para la PS5, pero no llegarán hasta (al menos) 2022.

Sus actuales gafas de realidad virtual, ya veteranas, son lógicamente inferiores a otros dispositivos más modernos en el mercado, pero la firma ha desvelado hasta seis nuevos títulos para 2021 que sacarán provecho de este accesorio a pesar de representar tan solo una pequeña porción del público objetivo que tiene una PS4 o PS5.

El esfuerzo que requiere este tipo de producto es enorme, y de hecho Microsoft ya sufrió el fracaso de Kinect en las Xbox One. A pesar de sus virtudes el periférico se convirtió en un lastre para las ventas de la consola, y en Redmond acabaron abandonándolo totalmente en las nuevas Xbox Series X/S, que ni siquiera tienen opción para usar este accesorio.

En cualquier caso, en Microsoft hablaban de que la realidad virtual no es su foco en sus consolas... actualmente. Eso parece no cerrar la puerta del todo a esta opción, algo normal teniendo en cuenta que Microsoft sí está apostando por este mercado y el de la realidad aumentada con sus HoloLens de cara al futuro.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio