Compartir
Publicidad

Ozone Blade, un diseño agresivo en un teclado para jugar

Ozone Blade, un diseño agresivo en un teclado para jugar
8 Comentarios
Publicidad

Dentro de los productos Ozone presentados en esta Computex 2012 me quedo con el Ozone Blade, el que tenéis en la imagen. De él hay que destacar su agresivo diseño, basado en color negro con retroiluminación roja o azul.

Además de ser un teclado completo (obvio) las propias teclas tienen ciertos dibujos que remarcan las funciones clásicas de cada botón. Por ejemplo, las Q, W, E, A, S y D marcan el movimiento, mientras que la R tiene un icono de unas balas para señalar que suele ser el botón de recarga. Físicamente varía la tecla espacio, que aunque parezca dividirse en dos simplemente adopta una especie de diseño ergonómico.

La retroiluminación a la que algunos le damos gran importancia está disponible en color rojo y azul con varios niveles de brillo. Por supuesto incorpora funciones adicionales en las teclas ‘F’ así como teclas para para macros en la parte izquierda, programables mediante software.

Por ahora no hay fecha de disponiblidad del Ozone Blade ni tampoco precio. La web oficial sólo indica un tímido cooming soon, mientras que la información proveniente del fabricante habla de un teclado gaming profesional a un precio razonable. Ya veremos si cumplen con lo prometido.

Junto con el Blade, Ozone ha presentado también los siguientes productos:

  • Ozone Rage: destacan los 7HX con sonido 7.1 y un trio de LED rojos integrados, además de por supuesto micrófono extraíble. Los otros dos modelos, Rage ST y Rage WT, son más sencillos y optan por audio estéreo.
  • Ozone Xenon: un ratón para jugar, aunque con sensor óptico (hasta 3500 dpi.), y disponible en color negro, blanco o rojo.
  • Ozone Rock: alfombrillas con la superficie de tejido micro-texturado y unas grandes dimensiones de 40×32 centímetros, con sólo 3 milímetros de altura y tres diseños disponibles.

Más información | Ozone.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio