Experiencia portátil con Intel Evo: un sello que concentra la excelencia en dos palabras

Experiencia portátil con Intel Evo: un sello que concentra la excelencia en dos palabras
Sin comentarios

Elegir un portátil no es tarea sencilla en un tiempo en el que hay cientos o miles de referencias en el mercado. Además, si nos quedamos con la mera apariencia, no es fácil diferenciar unos de otros y es posible que empecemos a saturarnos sensorialmente cuando recorremos los expositores de las tiendas físicas o las webs de los ecommerce.

Tampoco ayudan las especificaciones, donde incluso realizando un filtrado previo, acabamos por tener decenas de propuestas que caen dentro de un mismo grupo de características técnicas dadas.

No es que todos los portátiles sean iguales, ni mucho menos. O que las especificaciones sean las mismas cuando vamos al detalle más allá de raspar la superficie de tantos gigas de memoria, tantos gigas de almacenamiento, tantas pulgadas de pantalla o el modelo de procesador. Lo que nos hace volvernos locos es la dificultad de elegir cuando no tenemos un criterio bien definido y detallado para hacerlo.

En el ámbito de la excelencia, Intel Evo ha llegado para poner las cosas muy fáciles a quienes buscan lo mejor. Pero antes de meternos de lleno en harina, retrocedamos un poco.

El arte de simplificar: de decenas de especificaciones a dos palabras

Intel, en su ya dilatada historia, con más de 50 años de vida a sus espaldas, ha trabajado mucho en la parte del software y del diseño de componentes electrónicos, tales como procesadores, memoria, almacenamiento o equipamiento de red y telecomunicaciones.

Pero también se ha volcado en la conversión de conceptos tecnológicos complicados de digerir para el común de los mortales en ideas simples. Ideas capaces de condensar en una o dos palabras un compendio de prestaciones e innovación orientado a solventar las necesidades de los usuarios.

El logo Intel Inside fue el primer paso en esta dirección, consiguiendo que de un vistazo al ordenador se asociase la presencia de un procesador Intel con un funcionamiento óptimo. Después vendría (Intel) Centrino. Esa palabra condensaba un conjunto de tecnologías que aseguraban al usuario un buen funcionamiento portátil (procesador y chipset), junto a conexión Wi Fi en un momento (2003) en el que la conectividad inalámbrica era una especie de “jungla” terminológica y tecnológica.

centrino

Con Ultrabook, en 2011, Intel registró un término que representaba la esencia de la portabilidad en ordenadores. Si entonces era complicado moverse entre todos los pormenores técnicos, Intel logró que los usuarios conectaran la palabra Ultrabook con ordenadores portátiles ligeros, delgados y potentes. Más aún, con equipos que contaban con almacenamiento SSD, autonomía mayor de 5 horas, encendido instantáneo, carcasa de aluminio y presencia de USB 3.0, entre otras características.

Así, un usuario podía reducir el abanico de posibilidades de compra de un modo drástico sin tener que hacer un máster sobre detalles técnicos.

Experience Device 3

Intel Evo: sinónimo de una experiencia portátil superior

El trabajo de Intel con los Ultrabook fue un éxito. Todavía hoy se sigue usando este término, aunque de una manera mucho más generalizada: la mayoría de los portátiles han acabado por adoptar la filosofía Ultrabook mediante un proceso de “selección natural”. En la actualidad, resumiendo mucho, tenemos equipos portátiles gaming, convertibles o 2 en 1 y Ultrabooks.

Ahora, la dificultad para los usuarios que buscan un portátil es la de encontrar los equipos que brindan una experiencia superior. Hay que indagar mucho en las características técnicas y de diseño industrial, así como en referencias experienciales.

Todo ello para conseguir reconocer aquellos ordenadores que ofrecen una autonomía muy prolongada, un rendimiento excelente y continuado en el tiempo, una conectividad versátil y rápida, un acabado robusto y duradero, además de una respuesta instantánea y ágil que no deja lugar para esperas innecesarias.

Captura De Pantalla 2022 06 15 A Las 11 10 31

Para simplificar la búsqueda de este tipo de portátiles de gama alta, Intel, en conjunto con diferentes partners y fabricantes de ordenadores, ha diseñado la especificación Intel Evo. Es el resultado de un trabajo de investigación sobre los elementos que caracterizan a una experiencia portátil premium, que posteriormente se ha traducido en la definición de los KEIs (Key Experience Index) en los que se sustenta Intel Evo.

Intel Evo contempla múltiples aspectos. Por ejemplo, el rendimiento en multitarea, la velocidad de las conexiones de red inalámbrica, la velocidad de carga de la batería, la autonomía de funcionamiento desconectado de la red eléctrica y la calidad de audio y vídeo en escenarios de colaboración o telepresencia. Pero también el tiempo de encendido (en menos de un segundo), suspensión y reactivación, el diseño del equipo propiamente dicho para que sea delgado y ligero, con bordes mínimos para la pantalla, o la conectividad con periféricos a través de Thunderbolt.

Un equipo certificado como Intel Evo tiene que cumplir con todos los requisitos definidos en esos aspectos para que pueda recibir el sello identificativo correspondiente.

Una certificación con propósito

Intel Evo es una certificación que permite eliminar de un plumazo centenares de referencias cuando queremos comprar un equipo de gama alta. Y nos ahorra el tiempo necesario para adentrarnos en la complejidad de las especificaciones técnicas. Si buscamos un portátil auténticamente premium y nos quedamos con aquellos equipos que vengan con la pegatina de Intel Evo, habremos simplificado la búsqueda de un modo radical.

Lifestyle Evo1

El vértigo puede experimentarse cuando pensamos que estamos delegando nuestra decisión en estas dos palabras: Intel Evo. La clave está en recordar que detrás de ellas tenemos todo un arsenal de tecnologías y funcionalidades pensadas para satisfacer a los usuarios más exigentes.

La tecnología detrás de Intel Evo

¿Pero sobre qué se sustenta el sello Intel Evo? Pues sobre la última tecnología en componentes y unos elevados requisitos de diseño capaces de responder con contundencia a los requerimientos de hoy en día.

Los procesadores son Intel Core de 11ª o 12ª generación con gráficos integrados Iris Xe. Están optimizados para el trabajo multitarea en equipos finos y ligeros con un rendimiento de CPU, GPU e IA sobresaliente. La conectividad alcanza Wi-Fi 6, que es tres veces más rápida que la tecnología Wi Fi convencional. Tenemos también Thunderbolt 4 a través de USB-C para conectar dispositivos de almacenamiento o pantallas mediante un único cable con velocidades de hasta 40 Gbps.

La autonomía es de, al menos, 9 horas para pantallas 1080p (a más resolución, más consumo energético) incluso con cargas de trabajo intensas, mientras que la carga rápida para las baterías proporciona energía para 4 horas en solo 30 minutos. Además, la carga tiene que ser posible a través de USB-C.

Las pantallas lucen bordes ultradelgados y ya se está trabajando para llevar las pantallas plegables a la certificación Intel Evo. Asimismo, tanto la webcam como los micrófonos son idóneos para mantener reuniones o videoconferencias de un modo óptimo e inteligente, con funciones como el desenfoque selectivo del fondo o la corrección de la iluminación o la cancelación de ruido de fondo mediante inteligencia artificial.

Intel 12th Gen Mobile 1 Scaled

El imperativo de diseño se traduce en portátiles resistentes, al tiempo que livianos y de grosores reducidos para favorecer la movilidad fortaleciendo igualmente el apartado estético. Hablamos de equipos de gama alta, pensados para destacar sobre el resto de forma clara y sin dejar margen para la duda. Pueden ser equipos que partan de unas 13’’ hasta 16’’, con formatos tanto convertibles como de tipo Ultrabook o incluso Chromebook.

Hay diferencias entre distintos modelos, claro está. Podemos tener un determinado procesador, ya sea Core i5 o Core i7 de 11ª o 12ª generación más 8 GB o 16 GB de memoria RAM junto con un espacio de almacenamiento desde 256 GB hasta 1 TB y pantallas con una resolución mínima de 1080p. Pero los elementos comunes de la certificación Intel Evo se mantienen en todos ellos.

Lifestyle2 Evo1

Si es Intel Evo, no nos equivocamos

Elegir un portátil de gama alta, como decíamos al principio, es una tarea complicada si tenemos que ponernos a desgranar las hojas de especificaciones y traducir el lenguaje técnico a experiencia de usuario.

Con Intel Evo, ese trabajo ya está hecho de forma casi total. Solo faltaría elegir entre los modelos Intel Evo en busca de aquel que encaje mejor en aspectos como el tamaño de pantalla, procesador, capacidad de almacenamiento interno o la estética que más nos seduzca.

Lo que es seguro es que la experiencia de uso (personal o profesional, sea cual sea tu actividad) será la propia de un portátil premium comprometido con la movilidad extrema, el máximo rendimiento y la belleza de un producto pensado para el público más exigente.

Inicio