Colaboración inteligente, puertos universales y otros hitos de la vida moderna en el Proyecto Athena con Intel Evo

Colaboración inteligente, puertos universales y otros hitos de la vida moderna en el Proyecto Athena con Intel Evo
1 Comentario

En el CES de 2019, Intel presentaba la plataforma portátil Ice Lake de 10ª generación para portátiles al tiempo que anunciaba una misteriosa iniciativa denominada Project Athena. Su objetivo era modelar una plataforma portátil en mayúsculas, no solo basada en las especificaciones de hardware.

Que un ordenador integre un procesador dado, una cantidad de memoria determinada, una batería de tal o cual capacidad o una conectividad inalámbrica con una tecnología Wi-Fi concreta está muy bien, pero no dice nada sobre su comportamiento en la vida real. Y eso fue lo que cambió.

No vamos a negar que Intel ya promovió en el pasado iniciativas que permitían a los usuarios identificar ciertos equipos y su funcionalidad a partir de la presencia de un determinado logotipo en la carcasa de los portátiles. Entre ellas, Centrino (2003), para la presencia de WiFi y procesadores Intel Pentium M o Intel Core; o los Ultrabook (2011), para equipos delgados y ligeros con un máximo de grosor y peso, carcasa de aluminio, un tiempo de respuesta desde hibernación inferior a 3 segundos o procesadores de 17W o 15W.

Project Athena: la nueva plataforma portátil

Intel Project Athena Innovation Vectors

Pero Project Athena iba más allá en la computación portátil. El proyecto contemplaba tres aspectos clave de la experiencia de usuario: la concentración, la disponibilidad y la adaptabilidad y versatilidad. Dentro de estas tres grandes áreas, Project Athena demandaría de los portátiles que ofreciesen una experiencia de uso “Athena”.

Así, deberían contar con autenticación biométrica, tecnologías de reposo/activación con tiempos de respuesta mínimos, procesadores (Ice Lake) Core i5 o Core i7 (de la familia “U”), al menos 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento SSD, autonomía de 5 horas con pantallas 1.080p o aceleración por IA. También exigiría altavoces de campo lejano, gran autonomía reproduciendo vídeo o conexiones Thunderbolt 3 o Wi-Fi 6 Gig+ con opción LTE.

En diseño, el proyecto contemplaba de 12 a 15 pulgadas para la pantalla, con bordes delgados, teclado retroiluminado, compatibilidad con stylus, formatos convertibles 2 en 1 o portátiles ultradelgados.

Como vemos, se trata de un compendio de puntos donde se habla de especificaciones y tecnología, por supuesto, pero en el contexto de cualidades que se entienden bien desde la perspectiva del uso del portátil en la vida real.

Esta era la especificación 1.0, pero luego llegarían los procesadores Tiger Lake, Intel Core de 11ª generación, y con ellos la materialización de esta hoja de ruta: Intel Evo. Y es que Project Athena está pensado desde el principio para extenderse en el tiempo a medida que van llegando avances tecnológicos a las plataformas portátiles.

Mobile Performance I5i7 Lt Digital Identifier 7

Intel Evo: del proyecto a la ejecución

Project Athena fue recibido con curiosidad, aunque con cierta precaución. No es fácil decir a los fabricantes: “mirad, he ideado una plataforma portátil para ofrecer experiencias de movilidad premium a los usuarios que compren equipos sujetos a los requisitos Project Athena. Para poder poneros bajo su paraguas, tenéis que hacer que lleven todo lo que indican unas especificaciones en las que llevo trabajando desde hace tiempo paralelamente al diseño de los procesadores y chipsets para que estos requisitos sean posibles”.

Además, estaban los usuarios. Estos tampoco tenían clara la relación entre un equipo basado en Project Athena y disfrutar de una experiencia de uso premium. De entrada, era complicado pensar en una experiencia ágil, que potenciara la productividad y la conectividad y que pudiera aplicarse desde el ocio multimedia a la edición y autoría digital, mientras proporcionaba autonomías ultraprolongadas y un peso y grosor óptimos para llevarlo siempre encima.

Intel Evo Platform Project Athena Highlights

El trabajo de Intel en estos primeros meses fue más con los fabricantes que con los usuarios. Una vez que los primeros adoptaron las directrices de diseño y fabricación de sus portátiles de gamas más altas, el camino se allanó para el lanzamiento tangible de este salto evolutivo: Intel Evo.

Con todo, Intel ya lo había hecho en parte implementando muchas de las tecnologías necesarias para dar vida a esa experiencia de uso Athena en la plataforma Intel Ice Lake de 10ª generación. En muchos casos, lo que tenían que hacer los fabricantes era seguir ciertas buenas prácticas en la integración de las tecnologías de Intel (chipset, procesadores o conectividad), sumar un diseño industrial optimizado para la movilidad y la fiabilidad y redondearlo todo con componentes de calidad para la pantalla, la batería o la carcasa.

Como decíamos, cuando Intel presentó los procesadores Intel Core de 11ª generación en septiembre de 2021, también introdujo Intel Evo. Intel Evo viene a ser la evolución de la primera versión de Project Athena (y el nombre del sello que va a identificar la innovación en portátiles), actualizada con las posibilidades tecnológicas derivadas de los avances logrados por Intel en los chips Intel Core de 11ª generación, o Tiger Lake.

Intel Evo llegó con un renovado conjunto de especificaciones y key experience indicators (indicadores clave de experiencia -de uso-). Ahora ya había un logo en condiciones, listo para lucir en los portátiles que cumpliesen con las nuevas especificaciones. Estas son aún más exigentes que las originales de Project Athena. A saber, al menos 9 horas de autonomía en equipos con pantalla 1080p, tiempo de activación de menos de un segundo desde el estado de reposo, carga rápida de la batería, conectividad universal con Thunderbolt 4, Wi-Fi 6E o procesadores Core i5 o Core i7 con gráficos Iris Xe.

Experience Device 1

Estas medidas, además, deben cumplirse bajo condiciones de uso como las de la vida real, ejecutando aplicaciones locales y web, navegadores como Chrome, programas como Office 365, Zoom o YouTube, con Wi-Fi activado y con brillo de 250 nits, por ejemplo.

Intel Evo ya empezaba a ser reconocido como una forma de aglutinar en una única certificación un compendio de tecnologías y experiencias premium alineadas con portátiles de gama alta.

Intel Evo 2: adoptando las tendencias más recientes

Intel Evo responde a las necesidades reales que van demandando los usuarios en el terreno personal o el profesional más exigente en combinación con la plataforma Intel vPro. En los más de tres años que han pasado desde el anuncio de Project Athena, han emergido tendencias como las del trabajo colaborativo y remoto que han calado de forma fulminante en la sociedad.

Además, Intel Evo, en su segunda generación (tercera iteración del Proyecto Athena), llegará también a equipos de escritorio Intel vPro, aparte de abrir el abanico de las familias de procesadores “U” a las “H”. En el CES de 2022, se ponían al día los requerimientos Intel Evo y se anunciaban los procesadores Alder Lake H de 12ª generación para portátiles, que ya están diseñados de un modo tal que pueden adherirse a las especificaciones de Intel Evo.

Keyvisual 3

Las especificaciones que se actualizan son las del procesador, que ahora incluye los chips de 12ª generación Alder Lake, así como la conectividad con Wi-Fi 6E Gig+ (que, entre otras mejoras, añade la frecuencia de los 6 GHz a las bandas de 2,4 y 5 GHz), supresión dinámica de ruido en segundo plano o cámaras Full HD (aunque las HD también se admiten).

Asimismo, recoge la tecnología Intel Visual Sensing, capaz de adaptar elementos como la iluminación ambiental o la presencia del usuario frente al equipo para tomar decisiones sobre el funcionamiento del portátil Intel Evo.

Igualmente, se incorpora la colaboración inteligente, garantizando una experiencia sobresaliente incluso con aplicaciones en segundo plano. Agrega avances para suprimir dinámicamente el ruido de fondo mediante IA, tecnologías de gestión de prioridad de tráfico de red o procesamiento de imagen mediante IA acelerada por hardware.

Intel Evo, por otro lado, se hace eco de la tendencia de los portátiles plegables y tendrá una especificación para este tipo de soluciones.

Keyvisual 6

Incluso llega a los accesorios: aquellos que estén certificados como Intel Evo permitirán su uso con equipos Intel Evo sin que interfieran con la experiencia de uso premium. Es decir, un accesorio Intel Evo no causará una descarga de la batería más rápida ni provocará que el ordenador se ralentice cuando usemos aplicaciones que empleen el accesorio en cuestión.

Es otro salto en la evolución de Evo con bastante lógica, pues en escenarios como los de colaboración inteligente se utilizan accesorios tales como auriculares Bluetooth.

El futuro de Intel Evo: mejorando lo presente

Intel Evo ha sido capaz de recoger un número considerable de hitos que han surgido en los últimos meses o años, como el trabajo colaborativo, los portátiles plegables, accesorios evolucionados y equipos Intel vPro enfocados a la sostenibilidad, la colaboración inmersiva inteligente o la privacidad.

Keyvisual 5

Lo que se ha dado en llamar Intel Evo 4.0 ahondará en estas tendencias y experiencias, al tiempo que recogerá otras y mejorará sus métodos para certificar a los equipos. Sin ir más lejos, Intel ha entrado a formar parte del VCX (Vaalued Camera eXperience) Forum, que se especializa en la evaluación y caracterización de las cámaras de los smartphones y otros dispositivos.

Con Intel Evo llegarán a la especificación las cámaras de 8 Mpx, así como los procesadores Raptor Lake de 13ª generación. Intel Evo está en una senda reconocible por los usuarios como indicativo de una experiencia de uso premium. Los logotipos Intel Evo en un portátil permiten al usuario identificar de un vistazo ordenadores de gama alta con un funcionamiento impecable, además de ahorrarles tiempo en busca de la mejor elección en movilidad (y dentro de poco, de equipos de escritorio también).

Inicio