Publicidad

Samsung Galaxy S6 Edge Plus, primeras impresiones (con vídeo): lo bien hecho no depende de tamaños

Samsung Galaxy S6 Edge Plus, primeras impresiones (con vídeo): lo bien hecho no depende de tamaños
25 comentarios

Publicidad

Publicidad

Samsung no se conformó con anunciar un nuevo Note 5 hace unos días sino que confirmó que su apuesta por las pantallas curvas que tanto han gustado en el Galaxy S6 Edge se merecían dar el salto a un formato phablet.

Llega así al mercado el Samsung Galaxy S6 Edge Plus, un modelo que como pasó con el Galaxy S6 y su versión de pantalla curvada, clava la ficha técnica del Note 5 pero le da la personalidad y acabado único de la pantalla curvada. En Xataka ya lo estamos probado y tenemos unas primeras impresiones con vídeo que compartir.

Galaxy S6 Edge Plus: doble curva pero con más pantalla

Samsung lo tenía muy sencillo para conseguir el modelo Plus de su Galaxy S6 Edge. Solo había que estirar la pantalla. Se pasa de las 5,1 a las 5.7 pulgadas, pero con la ventaja de que los marcos superior e inferior se han ajustado para que las dimensiones no se disparen.

Y ciertamente en mano es un terminal que no parece en absoluto grande. Los bordes curvados son muy peculiares y habrá a quien le parezcan agradables al tacto, como es mi caso, y quienes lo vean un tanto agresivos. Sea como fuere, su peso y grosor son de los más conseguidos en esta gama de diagonal.

Quizás por su mayor tamaño este S6 Edge Plus nos ha parecido menos deslizante en mano que el modelo de 5,1 pulgadas. Ahora bien, la suciedad también creemos que queda más visible en su superficie, toda de cristal. En ningún momento nos transmitió el Galaxy S6 Edge Plus la idea de que se nos podría caer al suelo.

Galaxy S6 Edge Plus en azul

La resolución de la pantalla se mantiene en 1440 x 2560 píxeles, es decir, más de 500 ppp de densidad que hacen que no podamos apreciar ni un pixel en la pantalla. Aquí, y como ocurre con el S6 Edge clásico, asombra lo precisa que es la pantalla cuando la estamos tocando.

El brillo y reproducción del color de su panel AMOLED es de sobresaliente, y no hay problemas en usarlo en exteriores. Pero la curva sigue sin aportar nada de valor más allá del diseño y facilitar muy ligeramente el deslizamiento de pantallas desde los laterales.

Seguimos teniendo accesos directos de contactos al que se añade ahora uno para aplicaciones, pero no nos parece bien implementado el tener que deslizar en los pequeños paneles para pasar de una utilidad a otra.

Pantalla curvada del Galaxy S6 Edge Plus

Además, las aplicaciones siguen sin sacarle partido a esa zona curva en la pantalla y resulta a veces extraño trabajar con esa variación en la apariencia de las mismas justo en los bordes.

Además, en este tamaño phablet, hemos notado que el agarre, al tener que ser más contundente, hace que sea más sencillo estar activando la pantalla en los bordes sin querer, algo bastante molesto y que, en caso de tener la pantalla encendida, provoca que realicemos acciones sin pretenderlo.

Donde sí que resulta práctica la curva, y se potencia con una diagonal más grande como la de este Edge Plus, es en la reproducción de vídeo, que es más inversiva.

Pantalla AMOLED Galaxy S6 Edge Plus

Más batería y carga rápida

Esa pantalla más ambiciosa trae consigo que Samsung haya ampliado la capacidad de su batería hasta los 3.000 mAh. La diferencia en autonomía en estos primeros días con el terminal no es significativa, y volvemos a tener un día y poco de aguante sin pasar por el cargador.

La gran noticia es que Samsung ha mejorado la carga rápida y la ha incluido también en la inalámbrica, aunque sin llegar a los niveles de rapidez del cargador con cable que viene de serie.

Curva S6 Edge

En rendimiento, los 4 GB de memoria RAM sirven de acompañamiento perfecto para el procesador Exynos de la propia Samsung que vuelve a demostrar que la compañía no debe temer seguir desarrollando sus propios chips porque en las pruebas han demostrado estar ahora mismo a la cabeza de rendimiento en el sector, sin problemas de calentamiento.

¿Y la cámara? Samsung escoge de nuevo jugar con dos cartas diferentes y en este modelo que hemos probado, el sensor es uno de Sony con 16 megapixeles y apertura f1.9. Veremos si hay mejora respecto al S6 Edge clásico pero es complicado porque el nivel es muy alto.

20150903 115645

En nuestras pruebas iniciales ha vuelto a destacar por la asombrosa rapidez del enfoque y disparo, los controles que permite sobre la foto y que el tratamiento de Samsung consiga que en el modo de apuntar y disparar alguna foto salga mal. Detalle, ausencia de ruido y buena reproducción de color son las credenciales de sus imágenes con buena luz.

Pero también en escenas nocturnas el Galaxy S6 Edge Plus demuestra tanto sus posibilidades por la lente f1.9 como por su buen tratamiento. En breve, nuestro análisis completo.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir