Si compras un iPhone no 'Pro', tendrás un chip antiguo: se acabó la fiesta de la potencia

Si compras un iPhone no 'Pro', tendrás un chip antiguo: se acabó la fiesta de la potencia
85 Comentarios

Comprar un iPhone 13 mini y tener el mismo procesador del iPhone 13 Pro Max. Esta era una de las grandes bondades en la familia iPhone. Diferenciar los terminales por acabado, cámara y algunos detalles hacían bastante atractiva la apuesta por los iPhone "de entrada", no siendo necesario pagar por los modelos más caros para tener lo más potente (con matices, ya que los modelos 13 Pro tienen una GPU más potente, pero la CPU y grueso del SoC era idéntico).

Según Ming-Chi Kuo, esta fiesta de la potencia se acaba a partir de este año y no será una excepción, sino la norma: solo los iPhone 'Pro' tendrán procesador nuevo, el resto de variantes llegarán con procesadores del año pasado.

Último modelo, último procesador

iPhone 8

Se acabaron los iPhone "económicos" con el mejor procesador. Ya a principios de año Kuo se aventuraba a predecir que los iPhone 14 Pro estrenarán el Apple A16 Bionic, mientras que los iPhone 14 y 14 Max se quedarán con el chip del año pasado, el Apple A15 Bionic.

Apple siempre ha dotado a toda su familia del último procesador, sin importar que la variante fuese normal, Pro, Plus, S, Mini... De hecho, incluso el iPhone 8 compartía procesador con el iPhone X, al ser de la misma generación. Se acaba la fiesta de la potencia, según la fuente.

Kuo afirma que lo que viviremos en 2022 no será una excepción: los iPhone sin apellido Pro se quedarán sin procesador de última hornada

Más allá de una solución temporal ante la crisis de componentes, Kuo señala que el dotar tan solo a los modelos 'Pro' del último procesador responde a un cambio de estrategia. Apple quiere que los modelos más caros representen más del 50% de las ventas de los modelos nuevos, y para ello tratará de hacerlos más atractivos respecto a las variantes no 'Pro'.

Los iPhone sin este apellido reciclarán procesador de generación anterior, algo que puede ir ligado a perder varias de las novedades y funciones que Apple suele reservar a los teléfonos con el último SoC.

Por el lado del consumidor, que Apple recicle procesador puede ayudar a frenar la subida de precios en variantes más económicas. Del mismo modo, puede ser un aliciente para apostar por el modelo Pro del año anterior, que compartirá procesador con la nueva variante.

Temas
Inicio