Compartir
Publicidad
Publicidad

Philips ha visto la luz, y es una luz muy rentable

Philips ha visto la luz, y es una luz muy rentable
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer acudimos hasta Eindhoven, una de las capitales mundiales del diseño industrial, para asistir de primera mano al evento Philips Innovation Experience con el que la compañía anunciaba sus planes de futuro y, de paso, soplaba las velas de su 120 aniversario.

Por una parte, da un poco de penita que una compañía decana en el mundo de la imagen y el sonido como Philips se descuelgue del negocio de los televisores, dejándolo en manos de una Joint Venture china de la que controla el 30%. En Eindhoven no se ha visto ni una sóla pantalla. La buena noticia es que no sólo no parece que les vaya mal, sino que tienen muy claro hacia donde quieren ir. En el curioso centro de convenciones Evoluon de Philips hemos visto innovación, sí, pero probablemente no la que esperabais si estabais pensando en televisores Ambilight o altavoces.

La frase de Frans Van Houten, CEO de la compañía, no deja lugar a dudas: ‘El DVD está acabado. El mercado de los contenidos se vuelca cada vez más en internet y nosotros no somos una empresa de contenidos, por eso estamos girando hacia estilo de vida y cuidado de la salud’.

Philips Innovation Eindhoven

Lo cierto es que Philips es una compañía que no tiene reparos en bajarse de un tranvía si este no la lleva donde quiere. No hace falta remontarse muy atrás para buscar ejemplos. En 2007, Philips abandonó el negocio de los teléfonos móviles. En 2008, la compañía liquidó los stocks de masajeadores íntimos que había lanzado como prueba en España, Inglaterra y Alemania. Nunca más se supo. El propio Van Houten aseguraba en su Keynote que lo fundamental es innovar y que, para innovar, es preciso asumir riesgos.

Cuando le preguntaron cómo mitigaba Philips los posibles daños de meterse en mercados que acaban por no funcionar, la respuesta de este taimado Neerlandés fué: ‘La clave es gestionar bien el catálogo y saber abandonar a tiempo’.

Probablemente hartos de tener que competir con compañías chinas, taiwanesas y coreanas con mucha más rapidez de maniobra y precios más bajos, los holandeses dan un golpe de timón que ya venían planeando desde hace años y se adentran en las frías y profundas aguas de la salud, unos mares en los que, por el momento, ellos son el pez más grande.

Iluminación inteligente

En Eindhoven hemos podido ver novedades bajo cuatro grandes epígrafes de nombre un poco engañoso. El primero, denominado Living, no es otra cosa que los avances de la compañía en materia de iluminación. Como vamos a ir viendo, la luz y sus aplicaciones han sido una constante en la jornada de ayer.

Philips Innovation Eindhoven

Philips lleva años intentando convencer a las, a veces cerriles, administraciones locales de que se gasten más cuartos en instalar alumbrado LED. La plataforma LED Citytouch de la compañía es más cara de implantar que un alumbrado convencional, pero sus ventajas son aplastantes.

Primero consume un 70% menos de energía que un alumbrado convencional. Después, Citytouch permite gestionar cada farola de una ciudad, programar su intensidad en función de la época del año, activarla a tope en caso de emergencia, comprobar su consumo. Todo ello desde un simple ordenador.

Philips Innovation Eindhoven

Todavía en el apartado de iluminación, la punta de lanza es el desarrollo de ‘bombillas’ OLED, las denominadas Philips Lumiblade. La compañía ya dispone de plantas de producción en Brasil y China, y ha invertido 40 millones de euros en potenciar su planta europea en Aachen (Alemania).

El objetivo de Philips es lograr abaratar el precio de los paneles Lumiblade. Decimos paneles porque estas ‘bombillas’ son más bien losetas luminosas de 1.8 milímetros de grosor que emiten una luz cálida que no deslumbra y consume hasta un 80% menos de electricidad. Los OLED son programables y pueden cambiar de color. Su luminosidad alcanza los 3.000Cdm2, y viven entre 15 y 20.000 horas. Philips está trabajando en versiones flexibles y ya ha iniciado proyectos de alumbrado en los que estas losetas iluminan de forma inteligente edificios, mobiliario urbano, aceras o carreteras al paso de peatones o vehículos.

Curar por la luz

Los otros tres apartados de la Jornada Philips se referían a adelantos médicos en las áreas de cuidado a los recien nacidos, cuidado personal, y adelantos en cirugía. En este último apartado, Philips ha mostrado proyectos para detectar tumores sin necesidad de pruebas agresivas, mediante sistemas de escáner que combinan tecnologías similares al GPS.

Para el tratamiento de determinados tumores, como el de próstata, Philips trabaja en un sistema de eliminación de tumores por ultrasonidos de alta potencia enfocados a un punto que incineran selectivamente el tumor sin afectar para nada a los tejidos adyacentes. Nos hicieron la prueba con un filete y podemos asegurar que da un poco de mal rollo, pero funciona.

Philips Innovation Eindhoven

El cuidado a los niños ha mostrado proyectos como un algoritmo de software capaz de detectar el ritmo cardíaco y respiratorio de una persona mediante tan sólo la imagen obtenida desde una cámara de vídeo digital. El proyecto está pensado para integrarlo en cámaras para bebés pero sus responsables aseguran que funcionaría incluso como aplicación en móviles y tablets. Otros proyectos muestran dispositivos como una lavadora de alimentos o una manta luminosa capaz de tratar de forma ambulatoria el problema de la bilirrubina en recien nacidos, que a día de hoy exige tener al bebé en una incubadora bajo una luz especial.

Philips Innovation Eindhoven

De los adelantos en materia de cuidado personal os hablaremos en post separados, pero la conclusión es que Philips, pese a su ‘distanciamiento’ con algunas tecnologías de consumo consideradas de última generación, sigue innovando en otras áreas en las que, a día de hoy, pocas compañías se atreven a entrar.

Una de nuestras dudas, por cierto, era la competencia de otras marcas muy asentadas como Braun en mercados como el estadounidense y sectores como el del cuidado dental. No hay problema. La compañía no sólo tiene puesto el ojo en Estados Unidos. Los mercados emergentes, con China a la cabeza, son el objetivo de futuro más jugoso. No podemos más que felicitar a los holandeses y esperar a ver con qué productos nos sorprenden (o no) en su próxima puesta de largo para el catálogo 2012, que tendrá lugar la semana que viene. Mientras tanto, os iremos hablando de lo que nos preparan después de la fotodepiladora Lumea y de cómo aliviarán dolores con luz.

Más información | Philips Innovation

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos