Un MWC sin móviles nuevos: la tecnología vuelve a Barcelona con desoladores espacios vacíos y menos asistentes que nunca
Eventos

Un MWC sin móviles nuevos: la tecnología vuelve a Barcelona con desoladores espacios vacíos y menos asistentes que nunca

Algo pasa cuando la gran novedad del MWC 2021 es una camiseta con 5G de ZTE. Tras un año de pandemia, el evento de tecnología de Barcelona ha decidido volver a realizarse físicamente pese a que todos los pronósticos iban en su contra. Una decisión fruto de su delicada situación que ha terminado en un Mobile World Congress desangelado, con grandes espacios vacíos, una fracción de los stands, sin novedades relevantes y, por lo que pudo apreciarse en la primera jornada, con una asistencia muy por debajo de la prevista, que ya de por sí era baja.

El Hall 3, donde antes se ubicaban la mayoría de marcas tecnológicas, ha mostrado este año un panorama desolador. Como ya habían ido anunciando semanas antes, ni Samsung, ni Xiaomi, Sony, Nvidia, TCL, LG, Nokia, Lenovo, Google, Amazon, Qualcomm estaban presentes ahí. Tampoco Huawei, pese a que este último fabricante sí tenía un puesto dedicado a redes en otra zona.

El único fabricante que ha traído novedades de hardware ha sido ZTE. Y precisamente ha sido esta marca china la que ha conseguido convertirse en el centro de la atención con su gran stand. Aún así, entre sus novedades no había ningún móvil nuevo, lo que ha confirmado los temores respecto a este año: un Mobile World Congress sin móviles nuevos.

Qué se ha podido ver en el MWC 2021

Mwc21 Huawei
Huawei sí ha estado presente en el MWC con un stand, pero no había dispositivos móviles. Estaba centrado en telecomunicaciones y 5G.

A las 11 de la mañana del lunes ya me había recorrido todo el Mobile. Algo difícil de creer otros años, cuando el primer día no nos daba ni siquiera para salir del Hall 3. Los números de este 2021 han sido muy diferentes a los de la última edición, la de 2019, que batió récords. Entonces fueron 109.000 asistentes, con 2.400 expositores distribuidos en 120.000 metros cuadrados. Según los datos previstos para el MWC 2021, la GSMA esperaba atraer 35.000 asistentes. Un número que, según lo visto el primer día y comentado entre varios de los periodistas que asistimos, difícilmente se cumplirá.

El Mobile World Congress 2021 ha sido como un 10% de lo que era habitual. Más vacío que nunca y sin grandes marcas de tecnología que hayan mostrado sus últimos dispositivos.

Otro dato que puede servir para entender la magnitud recortada de este año lo tenemos en el número de expositores. De los 2.400 hemos pasado a 300 expositores. Esto ha implicado que en vez de tener hasta ocho recintos, se haya pasado a únicamente dos pabellones. Dos zonas que si hubieran estado llenas habría sido un éxito, pero se ha notado claramente que incluso les ha sido difícil rellenarlas.

Mwc 21 3
Ha sido un Mobile extremadamente seguro, pero la distancia social no parece suficiente argumento para justificar lo distanciado que estaba todo.

La distancia de seguridad se ha cumplido a la perfección. Otra cosa no, pero hay que aplaudir a la organización por su nivel de seguridad. Me he sentido más seguro en el MWC que caminando por la calle. A todos los asistentes se nos obligó a pasar un test de antígenos y llevar mascarillas FFP2. También había distancia, menos saludos con la mano y sin catering que pudiera tentarnos a quitarnos la mascarilla. Este MWC 2021 quizás haya sido decepcionante a nivel de novedades tecnológicas, pero personalmente sí me ha convencido que la celebración de eventos físicos es perfectamente factible respetando las medidas de seguridad por la Covid-19.

Bajo esta idea de mantener la distancia, los distintos stands estaban separados y entre los asientos y mesas había suficiente distancia. Pero incluso con esta distribución separada, les ha sido difícil llenar todo el espacio. En el Hall 3 estaba ZTE, acompañado de Telefónica y Orange. Y poco más. Algunas empresas pequeñas, un stand de España, uno de Moscú y algunos habitáculos para reuniones que cubrían huecos. El resto era espacio vacío. Una estampa muy diferente a la de otros años donde era difícil encontrar un hueco libre.

Espacio
El vacío de stands en algunas zonas es literal.

A primera hora del lunes los pasillos estaban vacíos. Algo chocante cuando era precisamente en ese horario que otros años se amontonaban las conferencias. Del caos del MWC de años anteriores donde incluso siendo una decena de periodistas casi no podíamos llegar a todo, en esta ocasión la agenda estaba vacía.

Al no asistir grandes marcas de tecnología, no han habido conferencias de presentación. Sí han habido charlas y conferencias de distintos CEOs invitados por la organización, pero se ha perdido toda la parte de tecnología comercial.

Pasillos Mwc
En este MWC 2021 no había necesidad de "caminar rápido" por los pasillos para llegar a tiempo a la siguiente reunión o conferencia.

No hemos visto el Huawei P50, no hemos tenido el nuevo Samsung Galaxy Fold, no ha habido Sony Xperia ni tampoco nuevos Nokia. Distintos smartphones que sí habrían encajado otros años. Pasear por los stands del MWC era sinónimo de toquetear centenares de dispositivos. Este año no los había, salvo en ZTE. La marca china sí ha mostrado sus últimos relojes, auriculares o móviles ya presentados. Era un pequeño reducto de normalidad en un MWC totalmente atípico. En ese sentido, pudimos probar el ZTE Watch GT y el ZTE Axon 30 Ultra que llegó a España hace unas semanas.

Zte
ZTE era una de las pocas marcas tech que habían y sus productos, como esta camiseta con 5G, han recibido mucha más atención de la que habrían tenido otros años.

Ante la falta de novedades de marcas internacionales, las empresas españolas han podido destacar más. Es el caso de Irisbond, especializada en 'eyetracking' y que nos mostró la primera cafetera con seguimiento de mirada.

Los comentarios más repetidos durante este Mobile World Congress son un "¿cómo lo estás viendo?" o un "¿qué te parece?". La mayoría de asistentes buscaba obtener un feedback, una respuesta para ver si la sensación de vacío era generalizada. Por otro lado, la perspectiva de varias startups consultadas era que se alegraban de la vuelta del Mobile. Más pequeño que nunca, pero un primer paso para volver a la normalidad.

Para las pequeñas empresas nacionales estar en un Mobile, aunque sea el de este año, es una gran oportunidad de visibilidad. Para las grandes compañías, asistir al MWC 2021 habría implicado un significativo coste que, según lo visto, difícilmente les habría compensado. Un efecto cascada donde en el momento que una gran empresa dijo que ya no asistía, el resto se ha bajado del barco. El trabajo de la GSMA es intentar que este MWC 2021 sea un primer paso para que la rueda gire en la dirección inversa. Las instituciones españolas, desde el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hasta el Rey Felipe VI, han asistido y mostrado su apoyo.

Orange 5G
No han habido móviles nuevos, pero el 5G sí ha seguido siendo una de las tecnologías más repetidas. Orange probó a pilotar un barco del puerto de Valencia desde Barcelona.

Las instituciones españolas, las operadoras y las startups han mantenido a flote la edición de este año.

El apoyo nacional no ha sido el único. Las operadoras también han tenido un papel relevante en mantener a flote el MWC 2021. Telefónica y Orange han sido las dos compañías que han acompañado a ZTE como grandes marcas presentes. Dos stands de tamaño generoso, uno enfrente del otro. En el caso de Telefónica, su CEO José María Álvarez-Pallete ha estado presente con una conferencia y realizó una visita al pabellón. Orange ha tenido un papel destacado con una de las demostraciones del día, una prueba de la tecnología 5G donde una persona pilotó un barco del puerto de Valencia desde el stand de Barcelona.

En el Hall 2, en el espacio que habitualmente ocupaba Ericsson, se instaló la empresa TelcoDR con una 'Cloud City'. Un enorme stand con demostraciones de cómo la nube puede transformar las ciudades. El pabellón más grande este año y otro símbolo que nos acercaba al MWC que recordamos.

Sala Prensa
Aquí la sala de prensa. Además de la falta de grandes empresas, también se ha notado que había menos medios internacionales.

El impacto que haya podido tener el MWC se habrá visto limitado por la falta de medios internacionales. Incluso a mediodía, cuando solía estar más llena, la sala de prensa era un desierto. Un panorama acompañado hasta por un hilo musical de sonido de grillos.

Además de recortar en el número de pabellones, también se ha eliminado la zona de restaurantes reservada. A nivel de descanso, el Mobile cuenta con zonas al aire libre, pero incluso ahí había poca gente. Afortunadamente, pese a haberse realizado en verano, el interior estaba bien aclimatado y no se ha notado gran diferencia.

Mwc 21 2
En esta ocasión el Mobile World Congress se ha realizado en verano, en vez de en febrero. Dentro estaba climatizado, aún así en otras ocasiones esta terraza habría tenido mucho más éxito.

Las startups del 4YFN han salido ganando

Si el MWC 2021 consigue acercarse a la cifra de los 35.000 asistentes será gracias al 4YFN. Este año, el evento dedicado a las startups se ha trasladado al recinto del Mobile. No es un movimiento baladí, pues en 2019 el 4YFN reunió a 23.000 asistentes. Un número de personas que previsiblemente se incluirá en el recuento final.

La sensación es que el 4YFN ha salvado el MWC. Mientras el Hall 3 estaba vacío, el Hall del 4YFN tenía bastante movimiento, con pequeños puestos dedicados a las 350 startups que han participado.

Mwc 21 1
El gran ganador de este año ha sido el evento 4YFN, una zona dedicada a startups (en su mayoría locales) que sí gozaba de bastante movimiento.

La GSMA permitió a nuevos públicos asistir al Mobile con una entrada de 21 euros. Una oportunidad que no existía años anteriores y ha abierto la puerta a que personas que nunca han visitado la feria puedan ver cómo es por dentro. Una experiencia que si bien mantiene algunos elementos, habrá sido muy diferente al de otras ocasiones.

Ha sido un Mobile sin móviles, pero sí ha habido margen para los conferenciantes. Este año, varios CEOs han decidido participar de manera virtual, como Cristiano Amon, de Qualcomm o Elon Musk, de Tesla y SpaceX. Sí ha estado presente Eugene Kaspersky, CEO de Kaspersky, quien ha alertado de "los peligros de los ciberataques en esta nueva era más digital".

MWC conferencia
Previsiblemente este año las agendas habrán estado más libres, con calma para escuchar, atender y reunirse.

Una de las conferencias virtuales más esperadas era la de Samsung, pero ni siquiera en los eventos online han habido novedades destacadas. Samsung tiene un arsenal de dispositivos por presentar, pero la compañía surcoreana ha decidido apostar por su propio evento online. Para el evento del MWC 2021 mostró One UI Watch, la interfaz junto a Google para el próximo Galaxy Watch.

Ha sido una edición del Mobile atípica, realizada bajo la presión de tener que marcar agenda propia y con el deseo de que para 2022 la situación permita volver a una etapa más cercana a la anterior. Habrá que ver si este MWC es un primer paso para recuperar los grandes eventos o la constatación que el formato no tiene más recorrido.

Gracias Mwc
De seguro que a la organización del Mobile le habría gustado agradecer a más empresas. Volverán a intentarlo en febrero de 2022.

En Xataka | Qué impacto económico puede sufrir Barcelona si se cancela el MWC: las cifras de un congreso donde están en juego casi 500 millones de euros

Temas
Inicio