Publicidad

La cancelación del MWC para las pequeñas empresas: "El dinero pagado es lo de menos, lo peor es la oportunidad perdida"

La cancelación del MWC para las pequeñas empresas: "El dinero pagado es lo de menos, lo peor es la oportunidad perdida"
27 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los empleados de Shoulderpod, un fabricante de accesorios fotográficos y de vídeo para smartphones, suelen asistir a una media de tres ferias tecnológicas al año. Este año tenían planeado estar en el cancelado MWC, pero por supuesto, finalmente no será así. Su asistencia a ferias suele estar motivada en la presencia de distribuidores que puedan hacer un gran pedido de sus productos para luego venderlos en el mercado minorista, pero no es el caso del MWC: "Esta es una feria muy industrial, aquí lo que consigues es ver hacia dónde va el sector, lo que pasará en los próximos años, y en base a eso vas moldeando tus productos", cuenta Enrique Frisancho, fundador de la empresa.

"Económicamente no nos supone mucho coste esta cancelación, también habrá que ver qué nos terminan devolviendo, pero la mayor pérdida es la de no ver a ciertos contactos a los que solo encontramos en el MWC. El ticket del MWC es muy caro porque entiendo que la organización quiere que asista un perfil concreto, el de gente muy relevante en la industria. Quizás estás en tu stand y pasa un directivo de marketing de Samsung, se para y te hace tres preguntas sobre tu producto. Con esas tres preguntas ya sacamos muchísima información útil para nuestra empresa. Es gente a la que solo te puedes encontrar ahí, fuera de esta feria no tienes oportunidad de encontrarte con ella".

Más que presentaciones de productos

Mg 2471 Opt 2 Stand de Hisense en el MWC 2019. Imagen: GECOM.

El MWC, en efecto, es un escenario de lanzamiento de productos y prototipos para los consumidores finales que lo siguen a través de la prensa, pero de puertas para dentro es terreno fértil para encontrarse con otras empresas con las que hacer negocio, para engrosar la agenda de contactos y para emplazarse a reuniones comerciales posteriores. El motivo por el que las entradas cuestan entre 800 y 5.000 euros: no es por lo que ves, es por el negocio que supone para tu empresa.

Empresas como Shoulderpod, definitivamente de una envergadura menor a la de Huawei, Ericsson o Nokia, encuentran una vía económica de asistencia al MWC gracias a los grandes stands que ocupa una institución o una administración pública -como en su caso, la Generalitat de Catalunya- y luego divide en stands más pequeños que cede a compañías que pasan ciertos filtros. Los que pagan el recinto por su cuenta tienen que hacer frente a precios, en función del pabellón, de unos 1.000 euros por metro cuadrado. Solo el stand de Ericsson en 2019 fue de 6.000 metros cuadrados. Hagan cuentas.

Una de las empresas que no tuvo que hacer frente a estas facturas, sino a cesiones por parte de una institución superior, fue Mouters, una empresa de alquiler y renting de vehículos eléctricos. David Molero, su responsable de marketing, cifra en más de 4.000 euros las pérdidas que le ocasiona esta cancelación, mucho para una empresa de cinco empleados. "Pero para nosotros lo importante es la oportunidad que perdemos, el retorno de la inversión en estas ferias es muy alto para nosotros". Retorno en forma de contactos realizados que pueden cerrar un acuerdo comercial con la empresa o de inversores dispuestos a impulsar una ronda de financiación para esta startup catalana.

Las pymes consultadas que iban a asistir al MWC cifran su pérdida directa en entre 2.000 y 4.000 euros, y coinciden en que esa cantidad "es lo de menos"

Los 4.000 euros perdidos son los del coste del stand -en su caso, con las condiciones favorables de la incubadora Barcelona Activa-, las inversiones en marketing, gastos de transporte para el equipo de fuera de Barcelona o la contratación de material gráfico. A eso hay que sumar las horas invertidas en preparar la presencia en la feria, de dos personas durante un mes y medio. David insiste: "ese dinero para nosotros es bastante, pero no es tan problemático como lo que nos perdemos por no poder estar ahí".

Algo similar a lo que explica Antonio José Domínguez, representante de Cargobici, una empresa de venta y alquilar de bicicletas eléctricas. "Desilusión es la palabra que define este momento, porque íbamos a presentar nuevas bicis eléctricas en el 4 Years From Now -evento paralelo al MWC centrado en el emprendimiento, también cancelado- y ahora tenemos que redibujar todo el plan de marketing que teníamos. Esto nos supone perder un escaparate mundial, llevábamos desde finales de diciembre trabajando mucho en este evento, en el catálogo, en la web, en la presentación...", cuenta. Coincide con David Molero: "La pérdida económica no nos importa tanto como las posibilidades de marca que perdemos".

Otra empresa que también ha perdido -de momento- 4.000 euros es Singularity Experts, centrada en empleos del futuro e inteligencia artificial. 3.000 por el coste de su stand y el resto en billetes de tren y noches de hotel. Su fundadora, Elena Ibáñez, explica que pierden también una exposición muy interesante para una startup como la suya. "De todas formas, tal y como se estaba poniendo la cosa, yo ya quería cancelar nuestra asistencia. Hablamos con la organización y nos dijeron que la tasa de cancelación era del 100%, que no nos devolvían nada, nos pusieron muchísimos problemas. Eso, dos horas antes de que ellos anunciaran la cancelación del evento. Cuando la anunciaron, les escribimos para ver si nos devolvían el dinero, pero no nos han contestado".

El interés de Elena por un evento así está, sobre todo, en la presencia de inversores y potenciales clientes, como grandes empresas del sector educativo, a menudo interesadas en fusionarse con startups como la suya. Pero si no obtienen un reembolso por parte de la organización, "no habrá nada que compensar, no iremos a otra feria aparte de las de tecnología y educación a las que ya teníamos planeado asistir. 4.000 euros para una startup como la nuestra es mucho dinero", sentencia.

"La gente sabe que es un evento importante, asisten los más relevantes del sector"

Mobile Trainer Catalogue 960 Uno de los productos de Shoulderpod.

"El MWC nos da prestigio de marca, nos gusta comunicar mucho que estamos ahí", dice Enrique, de Shoulderpod. "Porque la gente sabe que es un evento importante, asisten 100.000 personas pero son las 100.000 personas más relevantes del sector en todo el mundo. Se nota mucho en el tipo de gente que se te acerca, es gente muy distinta a la que ves en otras ferias. El MWC no tiene nada que ver con otras ferias, lo más valioso es la información que te llevas gracias a hablar con gente que no tendríamos oportunidad de encontrar en otro espacio".

El alto precio de la entrada al MWC tiene un factor disuasorio para empresas con menor músculo, algo que hace aún más codiciado el acceso a la feria: en ella está la élite de la industria

Otra empresa local, Digamelón, centrada en la atención al cliente, fue de las primeras en retirarse del evento. "Nos daba pavor que a nuestros empleados, que es gente muy joven, les pasara algo, empezaron a dar recomendaciones de ni siquiera estrechar la mano... Preferimos quedarnos fuera", nos cuenta Raúl Rodríguez, su fundador.

"El paso de gente es muy importante en este evento, y así es como invertimos en marketing, no invertimos en SEO ni en SEM, sino en este tipo de eventos, a captar la atención de la gente que pasa. Y estaba claro que ese tránsito humano ya iba a estar mermado cuando las primeras empresas anunciaron que no asistirían. Yo no pierdo más de 2.000 euros por esta cancelación, pero voy a intentar reutilizar todo lo que podamos para aminorar esa pérdida. Ahora intentaremos movernos a otro evento para que la pérdida sea la menor posible, iremos a uno de e-commerce".

Los que gustamos de estar al día de la información tecnológica nos perdemos la ocasión de tener a directivos de la industria a tiro de entrevista en un espacio reducido. Las pymes que pagan cientos o miles de euros por una entrada pierden la oportunidad de cultivar buena parte de su facturación anual gracias a tener a tiro de piedra a las personas adecuadas, a las que difícilmente se encontrarán en otro escenario. "Causas de fuerza mayor". Hasta 2021.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios