Compartir
Publicidad
Qué está pasando con LeEco: de querer comerse el mundo a retroceder en sus ambiciones internacionales
Empresas y economía

Qué está pasando con LeEco: de querer comerse el mundo a retroceder en sus ambiciones internacionales

Publicidad
Publicidad

Os contamos qué es LeEco. Una de esas empresas chinas que llegan a los oídos occidentales por su agresiva expansión, sin conocer límites en su actividad: lo mismo te proyecta un coche inteligente, que prepara el teléfono móvil del momento, o te vende una serie a través de un servicio en la red.

Que una empresa China crezca rápido en su mercado, sin enterarnos, no parece una sorpresa, pero que quiera hacerlo rápidamente fuera, dando pasos llamativos en India o Estados Unidos, ya suena más interesante. La empresa, a día de hoy, tiene mucho que demostrar, y las dudas no han parado de crecer en las últimas horas.

Su movimiento más relevante más allá de China fue la compra de Vizio en verano del año pasado, se tasaba en 2.000 millones de dólares. Pero del dicho al hecho hay un camino largo, con organismos reguladores de por medio, y la obligación de pagar el dinero que se acordó.

Los ingresos en Estados Unidos en 2016 fueron de 15 millones de dólares, se esperaban 100 millones
Leeco2

Si hacemos caso a los medios norteamericanos y chinos que siguen de cerca esta historia, la adquisición a día de hoy no se va a producir debido a problemas económicos para cubrir la operación. Esperando a que alguno de los protagonistas diga algo, podemos entender que la compra habría sido cancelada.

No es oficial, pero en resumidas cuentas entendemos que si no hay dinero para pagar, la operación no se produce

El trato debería haberse cerrado en el cuarto trimestre del año pasado, con el dinero combinado de recursos propios de financiación y efectivo de otras unidades de la compañía - principalmente de Leshi, el Netflix chino -.

Los rumores dicen que la compañía pasa por una crisis, que se traduce en no tener efectivo, y las restricciones impuestas por el gobierno China no le dejan mover dinero fuera de sus fronteras.

Al margen de las razones que podamos encontrar, la compra no se ha producido, y ya va con bastante retraso. Lo que sí aseguran es que Vizio y LeEco van a seguir trabajando juntas: veremos el software y servicios de la empresa china en las teles inteligentes de la californiana.

Derroche en adquisiciones y diversificación

Leeco

El imperio de Jia está queriendo crecer a una velocidad demasiado alta, metiéndose en demasiados mercados diferentes - comprando superficies y empleando a mucha gente -, lo que le ha llevado a quemar el dinero disponible antes de poder recolectar.

Jia consiguió atraer a cargos importantes desde Samsung o Qualcomm, pero algunos han durado un año en LeEco

Otro detalle que nos invita a pensar que la empresa de Jia Yueting no anda por sus mejores momentos económicos es que está retrasando pagos - más de 15 días - para sus empleados en Estados Unidos. No solo eso, se plantea una reducción - un tercio - del personal estadounidense.

Los empleados pueden estar sufriéndolo, pero también los suministradores de componentes, que están recibiendo los pagos con retraso.

¿A dónde está llevando todo esto? Pues inicialmente se está detectando la salida de ejecutivos importantes de Vizio en los últimos meses, que no entienden o comparten la estrategia de la compañía en Estados Unidos: Jia dirige directamente desde China sin conocer el mercado, no les deja autonomía.

¿Qué pasa con los coches?

LeEco

A lo que no le podemos quitar méritos es a su intento de moverse fuera de China, al contrario que las otras grandes empresas de su país

Entrando algo más en la rumorología, pero relacionado con lo anterior, se comenta que LeEco quiere vender un terreno importante que mantiene en Silicon Valley. Allí tenía planteado construir su fábrica de automóviles.

El comprador debería ser otra empresa china llamada Genzon, y el precio, 260 millones de dólares. Curiosamente llegan otras noticias en las que nos cuentan que la compañía ha comprado un campus a Yahoo en la que podría alojar actividades para 12.000 empleados.

También se rumorea que algunos profesionales importantes han dejado la compañía de coches, al tiempo que se reclutaba a demasiada gente sin mirar demasiado por el gasto que eso conlleva. El coche eléctrico de Faraday Future - la empresa de coches de LeEco - no parece que tenga tampoco el terreno muy allanado.

A pesar de todas las informaciones negativas alrededor de la compañía, el jefe sigue teniendo las miras altas, expresando su deseo de sobrepasar a nombres como Tesla, Apple, Baidu, Alibaba, o Tencent. Actualmente su valor más importante es Leshi, con un valor de mercado de 100.000 millones de dólares, el resto de actividades tienen más sombras que luces.

1366 2000
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos