Compartir
Publicidad

Ponerle DRM a tu cafetera es una mala idea: las ventas de Keurig cayeron en Navidad

Ponerle DRM a tu cafetera es una mala idea: las ventas de Keurig cayeron en Navidad
18 Comentarios
Publicidad

En verano de 2014, Keurig lanzaba al mercado una segunda edición de su cafetera con cápsulas. Hasta aquí todo normal pero con el tiempo se descubrió algo que no gustó a los consumidores de café: había un sistema DRM que impedía el uso de otras cápsulas a través de un lector de luz ultravioleta y un adhesivo que verificaba que era de esta marca.

Al poco tiempo la hackearon, de hecho fueron otros fabricantes de cápsulas quienes se empeñaron en buscar cómo hacerlo. Algo que no molestó a Keurig en exceso porque lo que no sabían es que meses más tarde iban a afrontar un jarro de agua fría: la cafetera y su sistema no han gustado y así lo han demostrado las cifras de ventas en Navidad.

Malas ventas y rumores con Coca Cola

La compañía canadiense ha publicado las cifras de venta de la nueva Keurig en la campaña de Navidad y las ventas han sido anteriores a las del modelo anterior. De hecho, también han tenido que retirar 7 millones de Mini Plus debido a problemas relacionado con quemaduras a la hora de hervir agua.

A pesar de las malas ventas, los acuerdos con grandes compañías como McDonalds y Starbucks entre otros les ha servido para no caer en picado. En un futuro esperan aumentar sus ventas y convencer a los consumidores que su modelo 2.0 es mejor que el anterior.

A todo esto hay que sumarle los rumores de venta a Coca Cola quien podría apostar por comprar Keurig. A día de hoy posee el 10% de la empresa por un motivo claro: usar su próximo sistema de bebidas frías para competir con Sodastream. Aún con todo, no han podido evitar perder un 30% de valoración en bolsa.

Café y tecnología, más unidos que nunca

Si bien es cierto que las cafeteras llevan décadas entre nosotros, con el paso del tiempo se han ido convirtiendo en dispositivos más tecnológicos y sofisticados siendo el momento actual su pico más alto con las cafeteras de cápsulas. Son muy parecidas entre sí pero antes de comprar una, conviene fijarse bien en cuál se amortiza más.

Keurig es quizá el fabricante que peor ha gestionado la utilización de cápsulas genéricas de otras marcas. Otras cafeteras han sido algo más flexibles y permiten usar "marcas blancas". Eso sí, cada uno sigue haciendo la guerra por su lado y todavía no hay ningún estándar común y compartido por, al menos, la mayoría.

Vía | CNN

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio