Sólo el 0,5% de los coches que se usan en Europa son eléctricos: el largo camino que queda por recorrer

Sólo el 0,5% de los coches que se usan en Europa son eléctricos: el largo camino que queda por recorrer
60 comentarios

Es evidente que el salto al coche eléctrico no será de un día para otro, pero está por ver si las instituciones europeas están presionando más de lo que el mercado puede absorber con sus planes para dirigir al mercado hacia un escenario completamente neutro en emisiones. ACEA ha publicado su radiografía completa del automóvil europeo y un dato pesa sobre cualquier otro: Sólo el 0,5% de los vehículos que se utilizan en Europa son eléctricos.

Aunque la venta de coches eléctricos e híbridos enchufables sigue creciendo y en 2021 se llegó a superar el millón de ventas de coches movidos exclusivamente por energía eléctrica, los datos confirman que la transición a este tipo de automóviles va a tardar en llegar. De hecho, en 2021 el parque móvil sigue envejeciendo (se ha pasado de los 10,7 años de media en 2016 a 11,8 en 2021) y el número de vehículos que ruedan por nuestro continente siguen creciendo, por lo que los coches más vetustos tampoco se sustituyen al ritmo deseado.

Noruega es el termómetro

¿Cuánto tiempo se necesita para que el eléctrico se convierta en el vehículo predominante? De momento, no hay respuesta para esta pregunta, pero Noruega, la referencia absoluta cuando se habla de penetración del coche eléctrico puede darnos una idea.

En 2011 se vendía en Noruega un 1% de coches eléctricos. En 2020, más de la mitad de los coches que se vendieron en el país se movían exclusivamente con electricidad. El 54% de los vehículos comprados en Noruega en 2020 fueron eléctricos y los gasolina y diésel apenas representaron el 8 y el 9% de las ventas, respectivamente. En 2021 han conseguido una cuota de mercado del 65% y en noviembre llegaron a representar el 73,8% de los coches vendidos.

Y, pese a todo, el parque móvil de coches eléctricos queda en un 12,1%, todavía lejos de los gasolina (34,6%) y los diésel (43,5%). Pero, además, los datos demuestran que los noruegos no se deshacen de sus modelos anteriores. El parque móvil del país envejece y sigue la tendencia del resto de Europa. De media, un coche noruego tiene 10,7 años, sólo uno menos que la media europea (11,8).

Aunque el parque móvil crece (en 2021 hubo un 5% más de coches circulando en Noruega que en 2016), la penetración del coche eléctrico también ha aumentado notablemente en los últimos años. En 2017, sólo el 3,7% de los coches noruegos eran completamente eléctricos, mientras que en 2021 se ha alcanzado el 12,1%. Estos datos pueden animar a las previsiones políticas pero hay que recordar que Noruega tuvo una renta per cápita de 59.130 euros en 2020, muy lejos de los 30.408 euros de media europea.

El resto de países están muy lejos

Más allá del excepcional caso noruego, las cifras que se recogen en otros países europeos a los que se suele apuntar como ejemplos de "movilidad eléctrica" arrojan datos menos esperanzadores. Islandia es el segundo país de Europa donde más coches eléctricos están en circulación y representan un 2,8% de los automóviles totales. Países Bajos, tercero en el ranking sólo tiene un 2% de eléctricos en movimiento.

En España necesitamos ver pasar 2.000 vehículos por delante de nuestros ojos para asegurarnos que cuatro de ellos serán eléctricos o híbridos enchufables. Ambas tecnologías apenas representan un 0,2% cada una del volumen total de vehículos en circulación en nuestro país. Es decir, sólo el 0,4% de los coches españoles son enchufables.

Recordemos que la promesa es que en 2030 circularán por España cinco millones de coches eléctricos. Según Bussiness Insider, hace falta multiplicar por 25 el parque móvil actual de eléctricos en los próximos ocho años. Alemania, ya ha rebajado sus previsiones de contar con 15 millones de enchufables en sus carreteras en 2030, de los cuales diez millones deberían ser completamente eléctricos. Actualmente apenas el 0,6% de su parque móvil son vehículos movidos exclusivamente por electricidad. El nuevo Ejecutivo alemán ha propuesto que en las nuevas previsiones se mantengan los 15 millones de enchufables pero no se discrimine entre híbridos y eléctricos puros.

Con estos datos presentes, hay que recordar que Europa ya ha puesto fecha al fin de la combustión en los estados miembros: 2035. Habrá que esperar para confirmar si esta decisión se puede llevar a cabo en un continente donde la renta media es la mitad que en Noruega y donde sólo Dinamarca, Luxemburgo, Países Bajos y Suecia cuentan con una penetración del coche eléctrico igual o superior al 1%.

Temas
Inicio