Nos estábamos quedando sin direcciones IPv4. Un nuevo proyecto quiere liberar 419 millones de ellas

Nos estábamos quedando sin direcciones IPv4. Un nuevo proyecto quiere liberar 419 millones de ellas
14 comentarios

Hace ya más de una década que nos quedamos sin direcciones IPv4. Esa era al menos el dato que llegaba desde IANA, el organismo que las "repartía" a distintos proveedores. ¿Cuál era la solución? Teóricamente, pasarnos a unas direcciones IPv6 que eran el futuro. Lo cierto es que esa transición no acaba de producirse y el fin de ese partido no llega del todo. De hecho, la realidad es que las direcciones IPv4 siguen dominando el panorama. Un nuevo proyecto, de hecho, podría darles otra prórroga. 

Se acaban pero no se acaban. Tras el anuncio de IANA de hace una década se esperaba que la transición a IPv6 fuera rápida, pero en realidad la adopción de estas direcciones está dilatándose. Google mantiene un estudio actualizado en tiempo real con la adopción de IPv6: hace casi dos años el porcentaje de usuarios que accedía a Google con esas direcciones era aproximadamente del 25%. Hoy el porcentaje roza el 40%. No está mal, pero a estas alturas uno hubiera esperado un dominio total del nuevo estándar.

IPs en reventa. Parte de lo que está pasando con esas IPv4 que parecían no estar ya disponibles es que en realidad sí lo están. Lo saben muy bien los revendedores de IPs, que se encargan de rescatar antiguas direcciones de diversas entidades que las tenían reservadas pero no las utilizaban. Esos 'IP brokers' acaban consiguiéndolas y revendiéndolas a precios de oro: costaban unos 40 dólares a mediados de 2021 cuando un año antes estaban a unos 25 dólares. Un buen negocio, sobre todo teniendo en cuenta que inicialmente las direcciones IPv4 se repartieron gratuitamente.

Desenterrando IPs perdidas. Seth Schoen es el cofundador de Let's Encrypt, la empresa que ha ayudado a que el protocolo HTTPS se extienda de forma masiva. Ahora este ingeniero está trabajando en un proyecto para "desenterrar" IPs que no estaban disponibles. En una reciente conferencia, Schoen explicaba cómo un gran número de direcciones IPv4 quedaron reservadas y sin uso al ser consideradas "especiales". Resulta que esas direcciones podrían ser ahora rescatadas.

¿Y hay muchas por rescatar? Pues un buen montón: los rangos disponibles permitirían contar con 419 millones de direcciones IPv4. Las restricciones estaban ligadas a viejas plataformas o servicios, y por ejemplo nunca se usó el rango 0/8 (salvo la IP 0.0.0.0) debido a una restricción del sistema operativo BSD 4.2 que se usaba entonces. Como explicaba Schoen, "BSD 4.2 lleva retirado muchísimo tiempo y no conocemos un sistema oeprativo desarrollado en las últimas tres décadas que use '0' para hacer broadcast. ¿Por qué continuamos restringiéndolas [esas direcciones]?

Recuperarlas no es trivial. Lograr que esos millones de direcciones IPv4 estén disponibles es prometedor, pero el proceso no será sencillo: es necesario hacer cambios por ejemplo en las pilas de red de sistemas operativos como FreeBSD, OpenBSD o Linux usados ampliamente en servidores. Existe otro problema: muchas empresas hacen uso de esos rangos restringidos de direcciones IP a nivel interno. Así pues, queda por ver si el proyecto liderado por Schoen acaba teniendo éxito. Si no lo hace, ya sabéis: tenemos IPv6 en la guantera.

Temas
Inicio