Publicidad

Amazon Echo y Google Home, tres meses después: éste es el uso que les estoy dando

Amazon Echo y Google Home, tres meses después: éste es el uso que les estoy dando
33 comentarios

Publicidad

Publicidad

2018 fue el año de desembarco de los altavoces inteligentes en nuestro país. Primero fue Google con sus Google Home y Google Home Mini. Le siguió Amazon con la familia Alexa, compuesta por el Echo Dot, Echo, Echo Plus y Echo Spot, una familia que ha ido creciendo con el tiempo. También se lanzó al barro Apple con su HomePod.

Con curiosidad, muchos usuarios se han lanzado a ver qué puede hacer la familia Echo y qué posibilidades ofrecen los Google Home. Esta es la experiencia de algunos usuarios que se hicieron con ellos en Navidad.

Hemos preguntado a algunos usuarios de los altavoces inteligentes de Google o de la familia Echo para que nos cuenten cómo es su experiencia: qué modelo disponen, si lo compraron ellos mismos o fue un regalo, para qué los usan tres meses después y si han cumplido las expectativas que tenían puestos en ellos

Ángel del Rey

Ángel del Rey es product manager en Webedia. Aunque le gusta la tecnología, no había estado al día de las tendencias hasta que comenzó con su trabajo actual. En Navidad le regalaron un altavoz inteligente de Amazon:

"Me regalaron el Echo Dot (59,99 euros) y con él pongo la calefacción con el termostato, tengo un Netatmo. También apago y enciendo un Sonoff para un extractor del baño. La verdad es que utilizo menos lo de las noticias o cocinar con él.

Netatmo

Para mi gusto se me queda corto si quiero domotizar mi casa. En este sentido preferiría un Echo Plus (149 euros), porque así no necesitaría un controlador del hogar aparte, ya que como viene Zigbee integrado, tan solo tiene que buscar el dispositivo y te ahorras tener que comprar alguno, perder espacio y tener mil puentes en cada armario si no tienes uno externo. Además tiene mejor altavoz.

Por ecosistema me gustaba más Google, pero por detalle me parece mejor Amazon, se nota que ellos han partido de cero y todo lo que hace, lo hace pensando en el dispositivo. Eso se nota en muchos detalles como la voz o algunas skills. Google Home es al revés: se alimenta de todo su ecosistema, y digamos que su altavoz es "low cost" para ellos, porque lo único que ha tenido que hacer ha sido conectar todas sus plataformas a la voz."

Sergio Remón

Sergio Remón tiene 30 años y es ingeniero. Le gusta estar a la última en tecnología y controla las últimas novedades que salen al mercado, aunque reconoce no siempre se las puede permitir. Esta es su experiencia:

"Tengo el Google Home Mini (59 euros), me lo compré yo mismo por una oferta en la que lo encontré a mitad de precio. Yo lo utilizo para escuchar música, lanzar series y pelis al Chromecast y los buenos días, que es un detalle que me gusta mucho.

Por el momento ha cumplido mis expectativas de sobra, aunque considero que cuantos más aparatos conectados tienes, más te acostumbras a usarlo. Ahora estoy buscando bombillas y un purificador a buen precio para conectarlo."

Ainhoa López

Ainhoa López Bleda tiene 30 años y es responsable de supermercado. Nos cuenta que le gusta la tecnología, que le gusta estar al día y buscar el mejor precio para probar lo que sale al mercado. A ella le regalaron el Amazon Echo de 2º generación (99 euros):

"Me regalaron el Echo y lo uso principalmente para escuchar música, le pido chistes (me encanta lo malísimos que son), entretenemos con el skill de Pocoyo al primo pequeño de mi novia, cálculos, distancias...

La verdad es que yo lo uso casi todos los días y estoy contenta. Para mi gusto le hace falta reforzar un poco personalización como tal."

Ana Hurtado

A Ana Hurtado, jubilada de 81 años, lo que más le costó fue pronunciar "OK Google". Nos lo cuenta Txema Rodríguez, su sobrino y también coordinador de Genbeta Dev.

"En Navidad me regalaron el Google Home Mini. Lo uso principalmente por las mañanas para escuchar las últimas noticias de la SER, poner la radio de vez en cuando, música en Spotify, saber el tiempo que va a hacer y alguna vez alguna pregunta del estilo ¿qué edad tiene tal personaje famoso?

Lo sigo usando como el primer día porque para mí básicamente era un aparato para tener en la cocina cerca, poder escuchar música y alguna acción más"

Arantxa Herranz

Arrantxa Herranz es periodista freelance especializada en tecnología y colaboradora de Xataka. Se adentró en el sector tecnológico hace aproximadamente dos décadas, cuando todavía era estudiante. No se considera una early adopter, pero considera fundamental para su trabajo estar al día en tecnología.

"Me regalaron el Google Home (149 euros) y no lo utilizo mucho, la verdad. Para decirle que ponga la música de Spotify y alguna vez para hacer alguna pregunta del estilo "¿cuántos años tiene Messi?". Algunas preguntas fáciles sigue sin resolverlas bien.

A mis hijos sí les hace más gracia, piden permiso para usarlo y lo típico, le piden que les cuente chistes, cuentos y demás. ¡Y le dan las gracias!, aunque se les olvida decir "ok Google, Gracias" y se lo tengo que recordar para que el asistente les responda.

De todas maneras, tampoco tenemos muchas más opciones: no tenemos bombilla conectada ni cosas parecidas, así que el uso es un poco limitado. Pero sí que esperaba que algunas preguntas que le hacemos las resolviera mejor.

Tampoco uso mucho los asistentes en el teléfono y por el momento no tengo mucha opción de sacarle todo el partido domótico porque no tengo tanto gadget conectado.

Si me lo hubiera comprado yo hubiera hecho un análisis de pros y contra de cada opción. Tenemos tanto dispositivo iOS como Android y Amazon prime, así que lo hubiera analizado todo bien. También creo que no me lo hubiera comprado, al menos por ahora."

Manuel Santos

Manuel Santos tiene 23 años y estudiante de ingeniería informática en la Universidad de Sevilla, una carrera completamente vocacional ya que reconoce que le encanta la tecnología, está al día y espera contribuir en ellos en el futuro:

"Me compré el Google Home Mini en una oferta del Black Friday, me llegó en Navidad. Lo uso para poner música, Netflix y conforme adquiera más accesorios, lo usaré para encender luces, por ejemplo.

Ha cumplido mis expectativas en cuanto a interacciones porque suele entender lo que le digo pero me gustaría que fuese más estilo "software libre". Me explico: no es fácil saber qué es compatible y qué no, además lo que hay es carísimo. Hay pocos altavoces compatibles con Google Home y todavía lo veo un poco verde ."

Mini

Maria José Rubio

Maria José Rubio tiene 60 años y es funcionaria. Ella misma se regaló el Echo Dot por Navidad porque, aunque se confiesa una usuaria básica de internet (según ella, solo lo usa para Facebook, juegos y buscar viajes), le despierta curiosidad todo lo nuevo.

"Me lo compré porque me pareció curioso, aunque no tenía muy claro cómo funcionaba ni qué se podía hacer con él. Me lo configuró mi hija y solo lo uso para oír música mientras estoy en mi habitación. Es divertido hacerle preguntas.

Lo uso muy de vez en cuando. Cuando salió el Echo Spot me pareció original por su pantalla y estoy valorando comprármelo, por probar"

María Llanos

María Llanos es periodista especializada en lifestyle y moda. Le gusta la tecnología y se considera avanzada en tendencias, ya que también forma parte de las tendencias, pero no en sus secretos... Se complementa con su marido, ingeniero y maker. Estas son sus experiencias con los altavoces inteligentes:

"Yo me compré dos, el Echo Spot (129,99 euros) y el Google Home, pero me hubiera comprado solo el de Amazon. Después he regalado a mis padres el Echo Spot y a unos amigos que cumplían 25 años el Echo Plus.

El Google Home lo tengo de radio de cocina y para la app de Directo al Paladar, pero como las recetas que hago son casi siempre las mismas y me sé lo pasos más o menos, en realidad lo uso para que me recuerde las cantidades a usar. Ahí no tengo listas de música porque mi Spotify no es de pago. Gracias al altavoz, ahora pongo la radio y no veo la tele mientras como.

Skills

El que más exprimo es el de Alexa. Mi Echo Spot está en la habitación y lo tengo conectado a la tele y las luces de las mesillas. Enciendo y apago tele y cambio de canal por voz. También las luces. Es más, a veces estoy en el salón y me gustaría pedir a Alexa que encendiera luces o tele... Cada mañana le pregunto el tiempo desde la cama. Y pido mi cadena de radio mientras me arreglo, o pido listas de música mientras estoy haciendo la cama o estoy ordenando el fin de semana. Lo echo de menos cuando no está. También en mi casa del pueblo siento que me falta algo.

El Echo Spot ha cumplido mis expectativas, la verdad que sí. Me gustaría domotizar más cosas. De hecho mi idea es poner uno en mi casa del pueblo para domotizar calefacción y luces para evitar rateros... por ejemplo."

Ruben Márquez

A Rubén Márquez es editor en Vidaextra y un apasionado de la tecnología. Compró su altavoz por impulso y esta es su experiencia:

"Me compré el Amazon Echo hace un par de meses y la idea es usarlo como altavoz inteligente para escuchar música. El tema apps, preguntas y demás no le he dado mucho uso, la verdad. No lo uso a diario, pero sí muy a menudo.

Es uno de esos elementos a los que tampoco he visto mucho sentido hasta que no lo he empezado a utilizar con otros fines, como por ejemplo dictar la lista de la compra.

No esperaba mucho más allá de tener un altavoz portátil en casa. Buscaba algo barato y una oferta de los Amazon Echo me animó a comprarlo, principalmente por diseño y la idea de poder conectarme desde el móvil con Amazon Music. "

David Bujedo

David Bujedo tiene 31 años y es camarero siguiendo la tradición de su familia. Le encanta la tecnología, está al día y nos confiesa que se compra todo lo que puede para trastear.

"Cuando implementaron el asistente en un altavoz me pareció una tontería, porque ya lo tenía en el móvil gratis, pero al final cumple su función. Tengo dos Google Home Mini (uno en mi habitación y otro en el baño) y un Amazon Echo en la cocina.

El Echo lo he dejado en la cocina básicamente para encender y apagar las luces, no lo uso para más. Para todo lo demás: musica, resto de luces, castear... uso los Google Home Mini.

El Google Home del baño lo uso para ponerme música, vinculado a la torre de sonido (hio que me plantease pagar las suscripción premium de YouTube para tener la canción que yo quiero) y el de la habitación lo uso para despertarme y desesperarme.

Recién levantado le hablas sin ganas al asistente, no te entiende y se lo tienes que repetir varias veces e incluso gritarle para que te oiga. Cuando estás escuchando música alta pasa lo mismo.

Las rutinas son gloria bendita, eso de "Ok Google, buenas noches", y que te encienda los paneles Nanoleaf unos 5 minutos con luces suavecitas para ir conciliando el sueño, apagarte la tv o la tortuguera para que no este sonando el depurador de agua toda la noche... es un lujo que merece la pena. O decir "Ok Google, me voy" y no tener que mover un dedo para apagar todas las cosas de casa.

Nano

Me gustaría que de algún modo se solucionara lo de que te entienda cuando estás escuchando música en alto, no sé si con un micrófono o cómo. Además, al tener varios en pocos metros de casa, a veces le hablas a un metro al Mini de la habitación y el que te contesta es el del baño. Espero que con el tiempo vayan solucionando esos fallos con actualizaciones."

Fernando Siles

Fernando Siles, desarrollador de software de 36 años, también aprovechó una oferta para hacerse con un altavoz de Amazon:

"Me compré el Echo Dot en el Black Friday y me llegó más o menos por Navidad. Lo compré porque era el más pequeño y barato.

Uso el Echo Dot para poner alarmas, temporizadores, le pregunto por el tiempo, controlo los enchufes inteligentes donde tengo conectados radiadores y unas bombillas, escucho la radio y podcasts... bastantes cosas, la verdad.

Tras casi 4 meses en casa lo sigo usando. Al principio tenía mis dudas y ahora veo que, aunque todavía es un poco juguete, puede ser el pivote sobre el que ir creando un hogar conectado."

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir