Compartir
Publicidad

El rediseño de Wear OS es el último indicio de que un nuevo (y potente) smartwatch Pixel se acerca

El rediseño de Wear OS es el último indicio de que un nuevo (y potente) smartwatch Pixel se acerca
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los relojes inteligentes basados en Wear OS no estaban muertos, estaban de parranda. Es lo que al menos parecen apuntar una serie de indicos que no han parado de llegar en los últimos meses y que parecen dejar algo muy claro: una nueva hornada de dispositivos podría llegar muy pronto, y lo haría encabezada por ese teórico Pixel Watch de Google.

El último de esos indicios proviene de la mismísima Google, que acaba de hablarnos del inminente rediseño de Wear OS. Ese rediseño plantea una plataforma mucho más centrada en la salud, la actividad física y la utilidad de su asistente, pero es que además tenemos a la vista nuevos procesadores de Qualcomm para relojes inteligentes. Más claro, agua. O casi.

Los relojes basados en Wear OS podrían volver con fuerza

Esa actualización de Wear OS estará disponible el próximo mes en todos los modelos que ya son compatibles con Wear OS, y el cambio de interfaz parece claramente destinado a hacer que el smartwatch parezca menos un móvil Android y más un reloj. Uno especialmente enfocado a monitorizar nuestra actividad física, desde luego.

Esos cambios en la interfaz de la plataforma para relojes inteligentes de Google llega en un momento especialmente delicado. El evento para la presentación de los inminentes (y filtradísimos) Pixel 3 está a la vuelta de la esquina, y hace meses que viene rumoreándose que junto a ellos llegará el primer reloj "oficial" de Google, basado en Wear OS y nuevo miembro de la familia Pixel.

A estos dos indicios se le suma uno igualmente relevante: el nuevo SoC de Qualcomm para relojes inteligentes está al caer, y se espera su presentación el próximo 10 de septiembre. Estos procesadores plantearán por fin la renovación de los ya anticuados Snapdragon Wear 2100 que aparecieron hace tres años.

Se espera que la novedad más importante de estos procesadores sea su proceso de fabricación, que podría dar el salto de los 28 nm a los 10 nm, algo que sería importantísimo para mejorar la eficiencia energética de estos chips. La ganancia en autonomía podría ser muy importante, además de que su potencia también podría ser claramente superior a la de sus predecesores.

Todos esos elementos podrían ser claves para el relanzamiento de una plataforma que andaba aparentemente sin rumbo desde hace meses. Los Apple Watch se han ido apoderando del mercado de forma lenta pero inexorable, y aunque otros dispositivos de Fibit o Samsung han tratado de hacer frente a los relojes de los de Cupertino, la ausencia de renovación por parte de la plataforma de Google era una gran oportunidad perdida para la firma.

Puede que esa oportunidad sea por fin reaprovechada. Toca esperar. Solo un poco, eso sí.

En Xataka | ¿El tiempo se detiene para Android Wear? LG, Motorola y Huawei no lanzarán relojes este año

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio