Compartir
Publicidad

¿Se avecina una avalancha de lectores de huellas en smartphones?

¿Se avecina una avalancha de lectores de huellas en smartphones?
64 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una vez abierta la veda por parte del gigante de Cupertino Apple con su iPhone 5s estamos ante la llegada, o mejor dicho, la vuelta de los lectores de huellas a smartphones. De hecho, hoy se acaban de filtrar imágenes del futurible smartphone HTC One Max y parece integrar una solución hardware / software como lector de huellas.

Las posibilidades de un sistema de identificación físico que hace uso de nuestra huella dactilar, única en cada persona, podría ser la solución a los sistemas de contraseña actuales, sistemas de bloqueo de terminales e incluso autenticación en aplicaciones seguras. Ahora bien, ¿veremos despegar esta tecnología? ¿Será el lector de huellas dactilares la próxima característica común en los smartphones de última generación?

Motorola ATRIX y su lector de huellas
Motorola ATRIX y su lector de huellas dactilares

Estamos, otra vez, ante el anuncio de una tecnología que ya existía en smartphones y en PDAs desde tiempos inmemoriales, en smartphones Android, por ejemplo Motorola ATRIX y vetustas PDAs como las iPaq más cercanas al siglo XX que al XXI.

Sin embargo, tampoco hay que quitar mérito a los de Cupertino, ya que si bien la tecnología de reconocimiento de huella dactilar ya existía en smartphones, e incluso en sus padres - las PDAs hace más de 10 años, Apple ha sabido adaptarla con tecnología capacitiva mucho más práctica haciendo gala de su frase por excelencia "it just works!".

Apple y su gran fuerte, el marketing

En esta ocasión Apple ha integrado en iPhone 5s un lector de huellas dactilares implementando un concepto existente desde hace años en el sector tecnológico y ha sido anunciado como revolucionario. Las cosas en su justa medida, ni tanto ni tan calvo: Apple ha conseguido optimizar esa tecnología para un uso concreto de manera muy natural.

Hay algo que no se puede negar. Apple tiene un gran número de seguidores detrás y también un gran número de desarrolladores que programa para iOS, lo que hace posible que las aplicaciones que hagan uso de esta tecnología comiencen a florecer como si fuera primavera.

Apple puede tenerlo algo más fácil que la competencia gracias a que disfrutan de hardware concreto en sus smartphones lo que permite a los desarrolladores optimizar las aplicaciones para dicho hardware en cuestión. App Store es la tienda de aplicaciones móviles con más solera en el mercado y con millones de dispositivos como clientes potenciales y es por ello que siempre ha habido una gran masa crítica de desarrolladores enfocados a esta plataforma.

iphone 5s sensor

Esto choca de lleno con la plataforma Android donde si bien ya existían dispositivos con esta funcionalidad, realmente se quedó en una mera nota interesante con muchas posibilidades. El problema de estos avances es doble, en Android cada fabricante marca su pauta en desarrollo e implementación de tecnologías lo que nos deja un pequeño batiburrillo aprovechable sólo por ciertos terminales. Samsung ha tirado por aplicaciones que hacen un seguimiento de los ojos con Galaxy S4 mientras que HTC ha querido aprovechar, por ejemplo, un diseño con altavoces frontales.

Android es un gran sistema operativo pero le falta esa fuerza, esa unidad de fabricantes para hacer llegar un mensaje al gran público como bien sabe hacerlo Apple y en múltiples ocasiones hemos visto. El segundo problema viene a ser el desarrollo y aplicaciones que aproveche esta tecnología y la seguridad / privacidad que puedan ofrecer. Apple ha comentado que las huellas se almacenarán localmente en el chip y no habrá acceso a terceros, al menos por ahora.

La implementación software marcará el destino de esta tecnología

Muchos usuarios aún se preguntan cómo de segura será la tecnología Touch ID de Apple, cómo funcionará (algo que ya hemos visto en Xataka) y cómo será el sistema de autenticación de huella o si podría filtrarse al exterior la huella que usamos para acceder.

Apple pone en juego el hardware y una versión inicial de software para aprovecharse de esta tecnología. Por el momento la explotación del mismo será única y exclusivamente posible por la propia compañía ya que no se dará acceso al lector o al chip que almacena las huellas en aras de la seguridad.

huella

Obviamente que Apple adopte esta tecnología va a ser un revulsivo en el terreno de los sensores biométricos y movilidad, y en particular los lectores de huella.

Es más que probable que Apple acabe ofreciendo a los usuario un generador de claves basado en su huella digital, o bien incluso que la huella digital sea una contraseña maestra para el libro de passwords reales, todo ello en local en iPhone. Pero de momento no se conocen oficialmente los pasos que dará Apple al respecto.

¿Es el momento de la autenticación biométrica en smartphones?

Apple integra una tecnología que llevamos viendo en dispositivos durante años y probablemente este sea su momento. A nadie le gusta tener que introducir su PIN de bloqueo cada vez que encienda el terminal, y deslizar tu dedo podría ser la solución sencilla y rápida para este punto. Sin embargo, las implicaciones de seguridad y privacidad que surgen al ser utilizado por aplicaciones de terceros: pagos, banca online, autenticación segura en apps, podría traer consigo ciertas reticencias y es ahí donde vemos el hándicap en la solución inicial de Apple.

Llevamos años y años hablando de lectores de huellas digitales y cómo evitarán que se roben cuentas de correo que utilizan contraseñas de "alta seguridad" como 123456, de cómo nos ayudarán a evitar guardar en nuestra cabeza esa contraseña para cada aplicación o servicio web e incluso para acceder a nuestro ordenador.

Hemos visto la integración en muchos ordenadores por táctiles, en algunos smartphones, en PDAs e incluso en algún que otro coche, sin embargo, a día de hoy no es algo que se haya popularizado masivamente ni utilicemos la gran mayoría de los mortales. Es una tecnología que ha quedado relegada para usos más profesionales o bien películas de 007 donde conseguir acceso a una base militar ultrasecreta sólo requiere cortar un dedo e introducir una contraseña de cuatro dígitos.

huella

La tecnología más popular hasta la fecha en reconocimiento de huella dactilar requería que deslizases tu dedo por una superficie a un ritmo constante y en una dirección y sentido determinado, y ello, queramos o no, era un gran hándicap haciendo que el sistema fallase más de lo deseado. El gran problema era la sensación que se transmitía a su usuario: se tardaba más en conseguir que detectase nuestra huella que en introducir la clave en cuestión mediante el teclado.

A día de hoy Apple ha conseguido crear un escáner que no requiere ese deslizamiento, sólo colocar el dedo en el botón de Inicio de su smartphone y ello facilita su uso. Además de que, de cara al futuro, podría mejorar la seguridad de aplicaciones utilizando contraseñas más seguras algo que muchos evitan para no tener que andar tecleando símbolos en un teclado en pantalla ya de por sí pequeño.

La mejora es evidente frente a la tecnología de lectores de huella más popularizada, deslizamiento, y la integración en nuestro smartphone, que llevamos encima a todas horas y desbloqueamos decenas y decenas de veces al día, podría ser el punto de inflexión en el uso de lectores de huellas dactilares. Apple no quiere reinventar la rueda, ha mejorado el sistema para hacerlo más factible y usable, habrá que ver el resto de la industria que camino toma.

En Xataka Android | Sensor de huellas en HTC One Max En Xataka Movil | ¿Tiene futuro el sensor de huella dactilar en los smartphones?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio