Publicidad

Hay vida en la novela gráfica moderna más allá de Watchmen, Sin City y Maus... ¡vida prodigiosa!

Hay vida en la novela gráfica moderna más allá de Watchmen, Sin City y Maus... ¡vida prodigiosa!
1 comentario

Todo comenzó con un contrato. ¿Qué es la novela gráfica? ¿Y tú me lo preguntas? Si los debates sobre sci fi dura y blanda soliviantan a más de uno, definir qué es novela gráfica y qué no suena a debate agotado desde antes de empezar. Como apuntan aquí, el concepto es flexible. Más allá del chiste, el término hace referencia a la «historia completa presentada como libro en lugar de publicación periódica».

Entonces, ¿es ‘Watchmen’ una novela gráfica, con su serie de 12 números?

Como fuere, hoy toca mirar hacia adelante. Hay vida más allá de ‘Maus’, de ‘El Incal’, ‘Persépolis’, ‘Adolf’ o ‘Sandman’. Los cimientos sirvieron para erigir nuevas ciudades, comenzando por la ‘Ciudad de los prodigios’ que adapta la novela homónima del gran Eduardo Mendoza y que el italiano Claudio Stassi —aunque vive y trabaja en Barcelona— ha sacado adelante de la mano de Planeta Cómic. Analicemos la perspectiva de la novela gráfica desde hoy.

Novela a debate

Novel

A todos nos flipa ‘From Hell’. Esta catedral literaria se viste de capas y capas metaliterarias para dar completamente la vuelta al mito de Jack el destripador. Algo que Moore ya probó con ‘La cosa del pantano’. ¿Ves? Estás leyendo lo que ya has leído cien veces. Por nuestra propia dieta cultural, debemos mirar más allá del top ten. Mientras la industria del cine se reescribe y revisita a cada poco, el mundo del cómic parece sostenerse de los mismos nombres propios. Y no debería.

Por ejemplo, el crecimiento de la novela gráfica aumentó un 11,7% en 2018 y un 16,1 en 2019, con más de 4.000 publicaciones, alcanzando un pico histórico tras un periodo de recesión, con beneficios totales de 1.095 millones de dólares solo entre Estados Unidos y Canadá. Poco importa cómo queramos definir el formato.

En estos últimos años hemos visto crecer a Emil Ferris, a Kieron Gillen y Andrea Sorrentino, al impecable ‘Asterios Polyp’ de David Mazzuchelli, pequeñas joyas como ‘Monstress’ o la consagración de firmas como Robert Crumb. Año tras año hemos visto crecer un vasto catálogo de ideas entre las que destacan relatos como ‘En la oscuridad’, el punto de vista del periodista Antonio Pampliega secuestrado por Al-Qaeda, ilustrado en un poderoso blanco sobre negro.

La novela gráfica goza de un magnífico estado de salud. Los grandes tomos se reeditan con respeto y solo hay que echar un ojo a la respuesta crítica de fenómenos como ‘The Boys’ o la ‘Watchmen’ de Damon Lindelof para constatar que estamos deseando ver nuevas formas de contar cuentos, de leer construcciones de héroes más allá de reiterativas batallas intergalácticas. Como decían en Forbes, el lector de cómic actual mira más allá del superheroico. Como apuntábamos en la ‘Paper Girls’ de Brian K. Vaughan, hay apetito por historias distintas.

Claudio Stassi + Eduardo Mendoza

Historias que renacen con nuevo formato. Porque —aunque vamos a contradecir la cabecera— ‘La ciudad de los prodigios’ es, en cierta forma, un retorno a Will Eisner, padre del género. Porque si aquel ‘Contrato con Dios’ relataba con vuelo bajo el día a día de un barrio judío en una pensión neoyorkina, la ciudad de Mendoza y Stassi observa con ojo clínico el día a día de una Barcelona a caballo entre lo real y ficcional.

Dos exposiciones enmarcan, desde 1888 hasta 1929, el devenir de estos personajes que atraviesan la picaresca y la fábula costumbrista… Un clásico de la literatura contemporánea animada y coloreada por un autor perfeccionista en el apogeo creativo de su carrera.

A lo largo de su obra, Stassi ha puesto su mirada analítica en los distintos estratos sociales. El poder y la pérdida, el símbolo y el realismo crudo. Nadie mejor para llevar a Mendoza a una nueva generación de lectores.

Retrató la mafia del Palermo callejero en ‘Brancaccio’, escrita por Giovanni Di Gregorio. Abordó la figura del Juez Falcone en ‘Me llamo Giovanni’ y ya va por su quinta edición. Y durante diez años trabajó en ‘La banda de Stern’, con Luca Enoch, una traducción compleja del eterno conflicto entre Israel contra Palestina y una foto desde cerca que ya ha sido traducida a cuatro idiomas.

La biblioteca de los prodigios

Pero esta ciudad y sus habitantes son apenas uno de los muchos monumentos que está construyendo el género. Durante los últimos años, Planeta Cómic ha construido un extenso fondo de catálogo nutrido en manga adulto y novela gráfica a través de colecciones como las de Trazado, BD, Babel o Biblioteca Planeta. Todas estas escisiones ahora se reúnen juntas en un mismo epígrafe bajo el marco de la novela gráfica.

Tamara

Un catálogo que ahora se ha ordenado virtualmente en tres grandes subgrupos: novela gráfica internacional, nacional —con maestros como Paco Roca o Luis Bustos— y adaptaciones literarias, uno de los principales focos de interés actual.

Tres contenedores de los cabe destacar esenciales como ‘Tamara de Lempicka’, el complejo relato biográfico de la autora ídem. A la manera de seriales imprescindibles como ‘Babylon Berlin’, ‘Tamara de Lempicka’ reconstruye la propia visión de esta talentosa mujer abiertamente bisexual en la París de los años 20. Un texto que sirve, a su vez, como punto de partida para una nueva feminidad.

Junto a la adaptación de ‘La ciudad de los prodigios’, este marzo también se ha estrenado ‘Espuma’, de Ingrid Chabbert y Carole Maurel, el nuevo cómic adulto de dos autoras francesas en auge, responsables de cómics tan audaces como ‘Colaboración Horizontal’ o ‘Elma’.

El año de Planeta Cómic continuará con la Trilogía del Baztán, en una monumental edición que reunirá en riguroso blanco y negro las tres novelas ‘El guardián invisible’, ‘Legado en los huesos’ y ‘Ofrenda a la tormenta’. Como en sus ediciones individuales, la adaptación de este noir corre a cargo de Ernest Sala. Podemos ir abriendo boca con este estuche que concentra las tres exitosas obras de Dolores Redondo con la guía del Valle de Baztán de regalo. Tampoco olvidemos que dos de los tres libros ya han sido adaptados al cine.

Y abril lo coronará la nueva edición de Frankenstein ilustrado, a la que le seguirá la novela gráfica de ‘Buenos días, tristeza’, la revisión del dramático relato de Françoise Sagan desde los sinuosos pinceles de Frédéric Rébéna. En la segunda mitad del año aterrizarán, si el calendario se cumple, ‘From Black to White’, las adaptaciones literarias de La ‘Mennulara’, ‘Todo esto te daré’ —volvemos a Dolores Redondo— y ‘La sombra del águila’, la portentosa novela histórica de Pérez-Reverte.

Espuma

Hacia el final del año veremos publicado ‘Yo soy Maria Callas’, retratando la vida de la gran diva de la ópera fallecido hace 43 años, la adaptación de ‘La chica invisible’ y la gran novela ‘Patria’ de Fernando Aramburu, en clave cómic y en una fecha por determinar dentro de 2020 —que también contará en breve con una adaptación televisiva para HBO—. Así que ya sabes, es hora de hacer hueco en la estantería, retirar los que cogieron polvo, y buscar nuevas lecturas. Nunca faltarán ideas.

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios