Precio de la gasolina y el diésel hoy, 21 de noviembre: tendida bajada del gasóleo

Precio de la gasolina y el diésel hoy, 21 de noviembre: tendida bajada del gasóleo
Sin comentarios

Aunque parecía que no lo veríamos, con el cariz que estaban tomando los precios en las últimas semanas. El diésel está bajando y empieza a acercarse al precio de la gasolina. Una situación que hace semanas que no vemos.

Tanto es así que el diésel cuesta hoy 1,868 €/l, cuando este mismo mes hemos llegado a verlo a precios de 1,975 €/l. La gasolina, de momento, queda en 1,763 €/l y ya parece estancada en los 1,70 €/l. Un precio que puede convertirse en un nuevo suelo.


HOY

AYER

MÁXIMO HISTÓRICO

GASOLINA 95

1,763 €/l

1,764 €/l

2,152 €/l

GASOLINA 98

1,925 €/l

1,925 €/l

2,311 €/l

GASÓLEO A

1,868 €/l

1,868 €/l

2,106 €/l

GASÓLEO A+

1,958 €/l

1,958 €/l

2,199 €/l

GASÓLEO B

1,498 €/l

1,498 €/l

1,666€/l

GLP

1,048 €/l

1,048 €/l

1,058 €/l

Nueva realidad

Que la gasolina parezca inamovible en los precios en los que está situada ahora mismo nos deja entrever que, probablemente, estos sean los costes en los que nos movamos en el futuro. De hecho, la OPEP ya ha confirmado que está decidida a que así sea.

La evolución del diésel es más complicada de predecir y puede que en el futuro se confirme como un combustible más volátil. La situación actual es consecuencia de una presión sobre el mercado de refinados en las últimas semanas que no conocíamos en Europa, que en los últimos años ha visto cómo sus refinerías han ido cerrando una a una.

Esta y otras noticias

Es justo lo que puedes encontrar en nuestra Guía para no volverse loco con el precio de la gasolina y el diésel. Un artículo que es un amplio resumen por todo lo que ha sucedido en Europa y los combustibles fósiles en los últimos meses y que nos ha llevado a vivir una crisis con máximos históricos en su precio.

Sacar al petróleo ruso del mercado ha sido uno de los motivos más importantes para que la gasolina y el diésel hayan aumentado sus precios. Una de las respuestas más habituales de los gobiernos ha sido la de subvencionar estos combustibles. Una decisión que, sin embargo, no está surtiendo efecto entre las clases más desfavorecidas.

Temas
Inicio