Compartir
Publicidad
Moto G y la difícil batalla del cholloteléfono
Móviles

Moto G y la difícil batalla del cholloteléfono

Publicidad
Publicidad

"¿Qué teléfono me compro por 200 euros?" Hace unos años esa pregunta solía tener una respuesta clara: "Cómprate un Moto G". Con estos terminales la marca logró posicionarse claramente como la reina de los cholloteléfonos, esos que conquistaron nuestros corazones sin que el impacto en nuestro bolsillo fuera apenas apreciable.

Aquellos móviles compitieron con otros eminentes lanzamientos como el de los Nexus de Google, pero hoy en día nos encontramos en una situación muy distinta. Se acaban de presentar los nuevos Moto G6, Moto G6 Plus y Moto G6 Play y la respuesta a esa pregunta inicial ya no está ni mucho menos tan clara como antaño.

Los Moto G6 no parecen nuevos, y eso es un problema

El problema no es que Motorola lo esté haciendo mal, sino que la competencia lo está haciendo muy bien. En nuestra comparativa de terminales por debajo de 350 euros empezábamos destacando por ejemplo al uno de los destacados por diseño (notch camfulable incluido), el Huawei P20 Lite.

El terminal del gigante chino es una de los claros referentes para este año en esa gama media, como también lo son el resto de los mencionados en esa comparativa. El LG Q6 Plus también llama la atención por esas líneas y ese formato 18:9 más propio de gamas altas, pero en ambos casos contamos con dispositivos más ligeros y que han adoptado novedades de forma más contundentes. Parecen 'más nuevos'.

Eso no ocurre (tanto) con los Moto G6, que ciertamente han evolucionado con respecto a los Moto G5 pero de una forma mucho menos notable. Ese diseño del frontal casi parece cosa del pasado, sobre todo por esos marcos inferior y superior que hacen que estos dispositivos sean más voluminosos que sus competidores.

Obviamente está la otra perspectiva: la de mantener un diseño que ha funcionado durante años. Lo demuestra por ejemplo el hecho de mantener esa peculiar joroba para los sensores fotográficos en la parte trasera. Un elemento ya casi 'eterno' y definitorio en los dispositivos de Motorola que desde luego es ya casi tan clásico de esos móviles como el notch de los iPhone X (pese a todos lo que lo han copiado).

Pero claro, hay opciones clásicas que quizás necesitaban una vuelta de tortilla. Quizás querer mantener el lector de huellas en el frontal haya sido demasiado para Motorola, pero los Huawei P20 Pro o los Huawei P20 (sí, ya sé que son gamas altas) han logrado mantenerlos allí y aún así contar con un marco inferior más reducido.

De hecho una de las apuestas de los Moto G6 en sus distintas variantes es engañosa: las pantallas 18:9 están muy bien porque ofrecen más espacio visual, pero no sirve de mucho hacer eso cuando no disminuyes apenas los marcos superior e inferior que son claves para las dimensiones del producto. Ese formato 18:9 era sinónimo de pantallas casi sin marcos, pero eso no es cierto en el caso de muchos gamas media, incluidos los Moto G6.

Si el diseño no te convence, quizás las prestaciones sí

En estos terminales del completo catálogo de Motorola probablemente lo más destacable no sea tanto el continente como el contenido. De hecho la propuesta hardware es rápidamente clara destacada de unos terminales que pueden parecer algo anticuados en su aspecto externo, pero se adaptan bien a los tiempos cuando echamos un vistazo a sus tripas.

G611

No hay tampoco espacio para las revoluciones: estamos ante terminales que van desde los 200 a los 300 euros en sus versiones básicas, así que hay que hacer concesiones sobre todo en cuanto a la potencia del procesador, pero no tantas a la memoria RAM o a la capacidad de almacenamiento.

De hecho hay una variante del G6 plus con 6 GB de RAM (precio aún por determinar, ¿quizás 349 euros?) en lugar de los 4 GB del modelo estándar, que viene acompañado por unos nada despreciables 64 GB de capacidad. La ranura Micro SD (o mejor dicho, la bendita ranura Micro SD) sigue siendo una aliada excepcional a la hora de ampliar ese espacio si lo necesitamos.

Donde la cosa mejora de verdad es en las cámaras. Las primeras impresiones con el G6 han demostrado que Motorola ha dado un paso adelante en este terminal, y es de suponer que en el G6 Plus el sistema de cámara dual sea aún más potente sobre todo en condiciones de baja luminosidad.

En el resto de especificaciones, sensaciones encontradas: nos alegra que el puerto de auriculares siga ahí y de hecho parece casi como si no tenerlo fuera algo más propio de gamas altas (qué absurdo). Sin embargo perdemos conectividad NFC, así que nada de pagos móviles, y nos encontramos con opciones llamativas como el desbloqueo por reconocimiento facial o la carga rápida que no tenían sus antecesores. Muchas cosas suman y pocas restan, pero hay un problema: la competencia.

El trono de los cholloteléfonos está muy caro (o muy barato, según se mire)

El problema de estos dispositivos es que la competencia, como decíamos, lo está haciendo muy bien. Lo vemos con verdaderos todoterrenos del año pasado como los Xiaomi Mi A1 —a punto de renovarse, por cierto— que por 197 euros ofrece un equilibrio estupendo entre precio y prestaciones, pero es que a este dispositivo se le suman otras opciones más recientes que son igualmente llamativas.

Tenemos modelos como su primo hermano, el Xiaomi Redmi Note 5 , pero también otros muchos como los citados Huawei P20 lite y LG Q6 Plus, el Nokia 6, el BQ Aquaris X, el Samsung Galaxy A8 o el Sony Xperia XA2.

Esos son los competidores directos en esa gama media, porque si nos vamos a la familia E la cosa también está difícil. Muchas opciones para un nicho de mercado poco exigente en todo salvo en una cosa: la relación precio/prestaciones. No hay ganador claro, y solo si atendemos a algunos factores específicos (batería, NFC) hay modelos más o menos interesantes para según qué usuarios.

Qué ironía. Hubo un tiempo en el que lo difícil era encontrar móviles con buena relación precio prestaciones. Ahora lo difícil es elegir entre ellos. Benditas opciones, señores de Motorola. Puede que a la empresa no le preocupe la amenaza china y que ellos vayan a lo suyo con estas nuevas propuestas, pero si hay algo claro tras este lanzamiento es que la batalla por el verdadero cholloteléfono está más reñida que nunca.

En Xataka | ¿Sigue siendo Moto G el terminal de referencia para los que buscan algo libre, bueno y barato?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio