Publicidad

La Vía Láctea a 46 gigapíxeles y otras impresionantes fotos y representaciones de nuestra galaxia

La Vía Láctea a 46 gigapíxeles y otras impresionantes fotos y representaciones de nuestra galaxia
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

En los tiempos que corren no nos viene nada mal que algo nos recuerde lo ínfimos que somos en el cosmos. Lo ridículamente pequeños que llegamos a ser como uno de los incontables puntos que componen nuestro universo, en el que la Vía Láctea representa únicamente un cúmulo de materia de proporciones pírricas.

¿Qué nos recuerda esto? Las barbaridades de fotografías y mapas que gracias a los instrumentos espaciales y equipos cada vez más potentes ingenieros y expertos en varios campos logran componer, pero lo mejor es que lo logran "traducir" para que cada uno de nosotros lo podamos disfrutar con lo mínimo y desde casa. Recogemos algunas de estas representaciones y fotos, cada vez más ambiciosas.

Imágenes que se cuentan a gigapíxeles

El telescopio de sondeo VISTA, en el observatorio Paranal de European Southern Observatory (ESO) en Chile, obtuvo material suficiente para crear este increíble mosaico de las partes centrales de la Vía Láctea. Se trata de una enorme imagen de 108.200 por 81.500 píxeles, conteniendo casi 9.000 millones de píxeles o 9 gigapíxeles.

Se creó combinando miles de imágenes individuales proporcionadas por VISTA, obtenidas con tres filtros infrarrojos distintos para poder capturar todos los tipos de nubes y formas y pudiendo ver por ello a través del polvo que bloquea el rango óptico. Os ponemos la imagen a continuación, pero desde el enlace que facilitó ESO podéis jugar con el zoom y ver que aunque os aproximéis la nitidez se mantiene.

Los datos obtenidos con todo esto, por cierto, se utilizaron para estudiar el mayor número de estrellas individuales que se hallan en las zonas centrales de la Vía Láctea. Si como nosotros os pasáis un rato cotilleando la imagen y viendo hasta qué punto podéis ir al detalle comprobaréis que en lo que sería la línea central horizontal de la galaxia se pueden ver estrellas más diferenciadas.

La foto del récord: 46 gigapíxeles y 194 GB

Más de cinco años costó a un grupo de astrónomos de Bochum (Alemania) creación de la imagen astronómica más grande hasta la fecha, si bien el objetivo primero era elaborar un catálogo de objetos celestes con brillo variable que aún costó algo más. Gracias también a los telescopios de Chile capturaron una serie de imágenes de la Vía Láctea, combinando 268 imágenes para crear un mosaico de 194 GB y 46.000 millones de píxeles, que permitió identificar y documentar unos 50.000 nuevos objetos de brillo variable.

Vía láctea 46 gigapíxeles

Escrutando el meollo

Más allá de lo que esto pueda fascinarnos a un nivel más de entretenimiento, lo que al final todo esto provoca es que sepamos más y más de nuestra galaxia. En 2018 os contábamos que se actualizaba lo que sabíamos del centro de la Vía Láctea, pasando de pensar que hay un agujero negro supermasivo hasta doce de ellos, según el astrofísico Chuck Hailey y su equipo.

En 2019 se arrojaba algo de luz a la morfología de la galaxia. Hasta ahora se pensaba que era como una tortita o panqueque pero no parece así gracias a lo que se vio en [un nuevo mapa tridimensional](Datos sobre la forma de la Vía Láctea: https://www.xataka.com/espacio/deformada-retorcida-via-lactea-no-era-plana-como-pensabamos-sino-consumada-contorsionista) que mostraba que los brazos de la Vía Láctea se deforman y retuercen conforme se alejan del centro, convirtiendo el mítico disco galáctico en una ’S’ emborronada.

Del centro de la galaxia hay algunas fotos también muy meritorias. Al hablar del tratamiento de las fotografías espaciales y de los ripos de telescopios comentamos que una de las técnicas es usar infrarrojos y de su utilidad para poder ver lo que no permite nuestro espectro visible, siendo una de las aportaciones que se espera del telescopio James Webb.

En este caso vemos una imagen en infrarrojos del centro de la Vía Láctea que permite ver una agrupación de estrellas masivas y datos nuevos en ese momento, todo envuelto de una nube de extremadamente caliente y turbulento gas ionizado.

Una de las fotografías infrarrojas con más detalle de esta zona según explicaba la NASA, que permitió conocer mejor la influencia de estas estrellas masivas en el ambiente. Se trata de una combinación de imágenes de instrumentos del telescopio Hubble y del Telescopio Spitzer, requiriendo hasta 144 órbitas del primero para obtener 2.304 fotografías.

También pudimos "asomarnos" a **Sagitario A ***, un monstruoso agujero negro cuya masa equivale aproximadamente a cuatro millones de soles y que se encuentra por esta región. La NASA creó una experiencia en realidad virtual que por primera vez nos sumergía en un agujero negro supermasivo y esta fotografía obtenida con múltiples observaciones del observatorio Chandra (1 millón de segundos), logrando una perspectiva no lograda hasta ese momento del remanente de supernova cercano a Sagitario A *.

También hay gigapíxeles suficientes para enseñarnos una parte del centro de la Vía Láctea, concretamente 340 gigapíxeles. En esta imagen de Stéphane Guisard (ingeniero del ESO y fotógrafo profesional), tomada también desde Cerro Paranal, se ven las regiones de Antares y Rho Ophiuchi and Antares region (a la derecha) y las zonas más oscuras correspondientes a la nebulosa Serpiente y lñ de la Pipa.

Para obtenerla se tiró de un telescopio Takahashi FSQ106Ed f/3.6 de 10 centímetros con una cámara CCD SBIG STL en una montura NJP160. En este caso se usaros tres filtros y la foto es el resultado de la unión de 1.200 imágenes.

Centro Imagen: ESO/S. Guisard

Precisión sin precedentes

La ESA se lleva el récord de crear el mapa estelar 3D de la Vía Láctea más preciso de momento. Un catálogo de unos 1.700 millones de estrellas que pretende ser de ayuda para desvelar información sobre la estructura, el origen y la evolución de nuestra galaxia al incluir datos como la posición, el movimiento y la distancia de estos cuerpos celestes.

La creación fue posible gracias al análisis de observaciones durante 22 meses dentro de la misión Gaia, un proyecto para tener un registro más completo de las estrellas tanto de la Vía Láctea como de sus alrededores y que produce tantos datos que se recurrió a Torrents para almacenar los de un mapa de más de 2 millones de estrellas. El mapa está disponible en formato de 360 grados y para realidad virtual.

Una fábrica de estrellas

Camaleón I es un núcleo activo de formación estelar, aunque a través de telescopios ópticos se observe como una nube oscura. A diferencia de observatorios como el de Herschel de la ESA, que tirando también de infrarrojos pudo ofrecer vistas inéditas de la materia interestelar que abunda en nuestra galaxia, permitiendo descubrir una vasta y enmarañada red de estructuras filamentosas presentes por toda ella, confirmando la importancia clave de dichos filamentos en el proceso de formación estelar.

Otras fotos de récord, de estratosfera para abajo

Hablando de otras imágenes de récord (aunque saliéndonos del tema de la Vía Láctea), están las panorámicas de récord como la imagen de 400 gigapíxeles que ha tardado 20 días en subirse a internet. Es la cuarta panorámica más grande que refleja un espacio de la Tierra y pesa más de 730 GB, con una resolución de 401,72 gigapíxeles y tomada por Carlos Caravaca, representando una parte de la costa de la Región de Murcia (España).

Por detrás de ésta está la del Mont Blanc que también fue la fotografía más grande del momento con 365 megapíxeles. El récord de fotografía más grande de momento se lo lleva ésta de Kuala Lumpur (Malasia) compuesta por 31.000 imágenes de la mano de Mehdi Zarrabi Esfahani.

El que hizo otra impresionante foto, y esta vez sí de la Vía Láctea, es Jheison Huerta. Compuesta por 15 disparos verticales realizados de manera consecutiva durante 10 minutos desde el Salar de Uyuni (en Bolivia), el mayor desierto de sal continuo y alto del mundo, la NASA la compartió aludiendo al "espejo más grande del mundo" dado que la sal refleja el cielo.

Panoramica Vl Imagen y derechos: Jheison Huerta

Lo que se ve es el plano central de la Vía Láctea, además de la Gran Nube de Magallanes, pudiéndose diferenciar cuerpos celestes individuales como Antares o Júpiter.

Imagen | Arpan Das

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios