Compartir
Publicidad

El aire acondicionado podría ser cosa del pasado gracias a este material que disipa el calor

El aire acondicionado podría ser cosa del pasado gracias a este material que disipa el calor
17 Comentarios
Publicidad

Un ingeniero eléctrico de la Universidad de Stanford llamado Shanhui Fan ha desarrollado un material que hace uso de ciertas técnicas de ingeniería óptica para comportarse de forma extraña: tanto que parece que contraría las leyes de la termodinámica.

De hecho, el material refleja la luz e irradia calor a frecuencias que lo disipan al exterior, hacia la atmósfera terrestre. La idea podría ser clave para reducir la temperatura en el interior de los edificios en días calurosos, y las primeras pruebas -realizadas en el laboratorio de Stanford donde se ha desarrollado- son por lo visto muy prometedoras.

Lo normal es que para reducir la temperatura de un objeto lo pongamos en un sitio fresco o frío de forma que el objeto caliente irradie el exceso de calor hacia sus alrededores. En lugar de eso, el material de Fan pasa a estar a menor temperatura reflejando la luz y emitiendo calor a frecuencias muy específicas. En concreto, a aquellas que coinciden con la "ventana termal" de nuestro planeta -de los 8 a los 13 micrometros-, lo que permite que esa calor pase de la atmósfera hacia el espacio. La idea, sorprendente, es utilizar el espacio exterior como un disipador.

El desarrollo de Fan hace uso de un principio llamado refrigeración pasiva radiativa, que trata de hacer que los edificios disipen calor de forma eficiente por las noches. Aunque habían existido avances en el pasado con esta técnica, ningún sistema pasivo había logrado funcionar durante el día, ya que todos esos materiales anteriores también absorben la luz del sol.

Para lograr su objetivo Fan descubrió una forma de hacer que un material no solo irradie en esa ventana termal, sino que refleje la luz como un espejo. La combinación de capas alternas de dióxido de silicio y de óxido de hafnio hacía posible reflejar el 97% de la luz solar y, al mismo tiempo, liberar el calor en esa ventana termal. Este ingeniero cree que recubrir un techo con este material debería eliminar la necesidad de tener aire acondicionado, y él y su equipo ya están trabajando en el aprovechamiento de la tecnología de fabricación que se utiliza para producir ventanas con capas protectoras especiales.

Vía | MIT Technology Review
Más información | Nature
En Xataka | El calor residual se convertirá en electricidad con este material termoeléctrico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio