Publicidad

Que Bizum llegue a 15 millones de usuarios con sólo siete empleados es una pista de lo que le espera a la banca

Que Bizum llegue a 15 millones de usuarios con sólo siete empleados es una pista de lo que le espera a la banca
53 comentarios

Es el gigante fintech que arrasa con una plantilla enana. Los siete empleados de Bizum han logrado conquistar a más de 15 millones de usuarios en marzo de 2021 y quieren llegar a 20 millones antes de que acabe el año, como explicaban sus responsables recientemente.

Bizum, cuidado, no compite con los bancos, sino que según sus responsables es de hecho "un proyecto conjunto de la banca española" y se ha convertido en parte esencial de una transición esperada pero no por ello menos espectacular. La banca española adelgaza —20.000 oficinas y 100.000 trabajadores menos, terribles noticias para el mundo del empleo— y los clientes abandonan el trato físico para ir haciendo todas sus gestiones y pagos online. Bizum se ha convertido en catalizador de esa particular revolución.

No hacen falta muchos empleados para conquistar (un poco) el mundo

Hace menos de un año nuestro compañero Gonzalo Toca analizaba el presente y sobre todo el futuro de Bizum. Lo hacía con un profundo texto en el que nos descubría cómo por ejemplo en junio de 2020 la empresa llevaba cuatro años en números rojos.

Eso, por supuesto, no siempre es una señal preocupante. Mirad a Amazon si no me creéis. En 2013 la empresa llevaba casi 20 años cambiando el mundo y no nos dábamos cuenta: no ganaban dinero (o casi no lo hacían), pero en Wall Street no paraban de apostar por Bezos y su visión. Tenían razón, claro.

Es imposible saber si la analogía con Bizum es total, pero la marcha de la empresa es desde luego notable. El despegue en 2016 fue difícil, pero se aprovechó (entre otros) del punto de inflexión que marcaron los pagos móviles. Apple Pay llegaría dos meses después a España, y cinco años después pagar por móvil es mucho más la norma que la excepción.

Esa fue una señal clara de que las cosas estaban cambiando en el mundo de la banca. El cliente tradicional que visita la sucursal bancaria va dejando paso a ese que realiza casi todas sus operaciones en un ordenador o (cada vez más) en el móvil.

La pandemia no hay ayudado al modelo tradicional. Como en tantos otros sectores la actividad "física" se ha reducido, y eso ha contribuido a que los bancos no paren de cerrar sucursales. Los Expedientes de Regulación de Empleo son una triste realidad para un sector que se está viendo azotado por el cierre de sucursales.

Desde 2008 el sector ha perdido 100.000 empleos, y frente a las 46.000 sucursales que había antes de la crisis, hoy el Banco de España contabiliza menos de 23.000. La banca está tratando de recortar gastos, y la transición hacia un modelo de banca digital, móvil y online es una forma efectiva de hacerlo.

Eso, por supuesto, genera problemas claros de desatención sobre todo en esa "España olvidada" que ya tenía problemas para acceder a una sucursal bancaria y que ahora lo tiene aún más complicado.

Los otros 180.000 empleados de Bizum

Gigantes como Bizum desde luego aceleran esa transición, pero lo hacen con plantillas sorprendentemente pequeñas. Hay que aclarar que aunque el equipo de Bizum cuenta con siete personas (en su web oficial solo ponen cara a seis de ellos), en realidad se nutre de toda la infraestructura tecnológica y humana de los bancos con los que colabora. Se podría decir que se apoya sobre los hombros de (otros) gigantes.

Bizum3

Bizum es casi una capa que se sitúa por encima de todos los bancos y que permite que operar y realizar pagos de unos a otros sea ahora más sencillo que nunca, pero es que los clientes de Bizum son clientes de los bancos: sin estos últimos Bizum no podría existir.

Así, los aproximadamente 180.000 empleados del sector bancario (datos de 2019, Banco de España) son en cierta medida empleados de Bizum, porque sin ellos toda esa red financiera sobre la que se sustenta el servicio no sería posible.

Aún así sigue siendo revelador lo que la pequeña plantilla de Bizum está logrando el segmento fintech. Startups como ella se suelen enfocar en un único producto o servicio financiero, pero lo implementan de forma soberbia, reduciendo los costes operativos a ambos extremos de la transacción y mejorando la experiencia de usuario.

De hecho sus soluciones suelen ser una demostración de ese futuro en el que las máquinas y algoritmos sustituyan a los humanos en diversos ámbitos profesionales. El temor es patente, pero son muchos los expertos que de apocalipsis, nada: lo que habrá es una transformación del mercado del trabajo.

Eso probablemente no sea demasiado consolador para los miles de empleados que ya no forman parte de las plantillas de entidades bancarias con las que trabajaban, y de hecho este sector está sujeto a una de las mayores transformaciones del mercado, y a los pagos móviles y servicios como Bizum se suman potenciales revoluciones como las de unas criptomonedas que pretenden desplazar al banco como intermediario. 

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio