Publicidad

Los robots no provocarán el apocalipsis para los trabajadores: más que destruir trabajos los transformarán, afirman en el MIT

Los robots no provocarán el apocalipsis para los trabajadores: más que destruir trabajos los transformarán, afirman en el MIT
17 comentarios

Este artículo podría estar escrito por un robot. No lo está y por ahora conservo mi trabajo, pero mi temor, como el de otros muchos trabajadores en diversos ámbitos, está en si esos robots y sistemas de inteligencia artificial no acabarán sustituyéndonos a todos.

La idea ha sido debatida en el pasado, pero ahora aparece un nuevo estudio del MIT (PDF) en el que tratan de tranquilizarnos a todos. "El apocalipsis del trabajo por culpa de los robots no está en un horizonte inmediato", destacan, indicando que las innovaciones harán que ciertos trabajos sean ocupados por máquinas, pero esa revolución también generará nuevos trabajos, y hay datos que sustentan esa afirmación.

El apocalipsis

La propia historia lo demuestra: el 63% de los trabajos que la gente hacía en 2018 no existían en 1940. "Más que una revolución robótica del lugar de trabajo, estamos siendo testigos de una evolución tecnológica gradual".

Trabajo

Esa evolución afectará sin duda a los trabajadores con rentas medias o bajas, y uno de los responsables del estudio, David Autor, explicaba que "el cielo no está cayendo, pero sí está descendiendo". Para adaptarnos, asegura, debemos comprender el cambio tecnológico que se está produciendo.

El MIT ha estado estudiando la situación en los últimos dos años, y han destacado cómo "si las innovaciones fracasan a la hora de ofrecer oportunidades, generan un miedo palpable al futuro". Eso puede llegar a provocar diferencias políticas y regionales y desconfianza tanto en las instituciones como en la propia innovación de cualquier segmento.

Ese trabajo llegaba a seis conclusiones distintas, entre las que destacaba la primera, que habla de cómo "el cambio tecnológico está reemplazando puestos de trabajo existentes y creando trabajos nuevos, no los está eliminando todos a la vez". Así, aunque se han eliminado puestos de cadenas de montaje, conserjes o recepcionistas, se han generado nuevos trabajos en campos como las energías renovables, la industria informática o la sanidad.

Había otras conclusiones relevantes. Más que reemplazar o imitar un puesto de trabajo humano, muchas de estas innovaciones están aumentando la capacidad de los trabajadores y su productividad. En el estudio tienen claro que es necesario invertir en el mercado laboral, ajustar sueldos y fomentar oprtunidades de formación de manera que las aptitudes de los trabajadores no se queden obsoletas.

Para estos investigadores es crucial que "la gente sea receptiva": los cambios son evidentes, y hacen necesario que los trabajadores no rechacen estas innovaciones que están transformando nuestro mundo, sino que se adapten y las aprovechen en su beneficio. Queda por ver si seremos capaces de ello.

Imagen | Unsplash
Vía | MIT

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios