Musk quiere poner orden dentro de Twitter con ultimátums: o crees en el proyecto al 100% o mejor dimite

Musk quiere poner orden dentro de Twitter con ultimátums: o crees en el proyecto al 100% o mejor dimite
78 comentarios

Elon Musk vio, compró y revolucionó. O al menos, está revolucionando, porque tras los despidos masivos y sus intentos (fallidos) de plantear nuevas ideas, lo que parece tener claro es a quién quiere tener en plantilla, y cómo quiere que esos empleados trabajen.

Ultimátum. Según The Washington Post, Elon Musk emitió un ultimátum a los empleados de Twitter hace unas horas. O se comprometen con un Twitter "hardcore" o dimiten y se llevan su finiquito. En el correo interno los empleados debían marcar la casilla del "Sí" "si estáis seguros de que queréis ser parte de la nueva Twitter".

36 horas para tomar la decisión. Una filtración desvelaba también el contenido de ese correo interno y daba otros datos, como el tiempo límite para firmar la petición. Quienes no lo hagan antes de las 5 PM ET (11:00 PM CEST) (o respondan que no) serán automáticamente despedidos y se les ofrecerá un finiquito correspondiente al sueldo de tres meses.

Trabajar sin descanso. En ese mensaje Musk avisaba de que en seguir adelante con esta nueva Twitter "significará trabajar muchas horas con mucha intensidad. Solo el rendimiento excepcional servirá para aprobar".

Y encima, nada de teletrabajo. Musk ya indicó hace unas horas que no para de trabajar a todas horas, los siete días de la semana, y pretente que sus empleados hagan lo mismo en la nueva Twitter. No solo eso: hace días también anunció que todos los trabajadores debían volver a la oficina, acabando así con la promesa del teletrabajo en la compañía.

Ni se te ocurra corregir al jefe. La actitud de Musk con sus empleados está además siendo especialmente dura: en los últimos días un ingeniero que le corrigió sobre un aspecto técnico fue despedido de la empresa, y no fue el único caso. Ese ultimátum probablemente no ayude a levantar la moral de una plantilla desmotivada que ha mostrado su descontento con las decisiones del nuevo propietario de Twitter.

Siguen los planes con X (y con Twitter Blue). El desastre de la puesta en marcha de Twitter Blue y las cuentas verificadas suplantadas ha provocado que esa característica se retrase, aunque Musk ya ha indicado que volverán a ofrecerla el próximo 29 de noviembre. Mientras, hace unas horas volvía a hablar de la superapp "X", que al parecer es una de las grandes apuestas de futuro de Twitter ahora que Musk está a los mandos.

Temas
Inicio