Compartir
Publicidad
Mientras Volvo apuesta fuerte por Android Auto, Toyota no lo quiere en sus coches
Automóvil

Mientras Volvo apuesta fuerte por Android Auto, Toyota no lo quiere en sus coches

Publicidad
Publicidad

Hace unos meses saltaron todas las alarmas acerca de que Toyota y Lexus han decidido desterrar el sistema de infoentretenimiento Android Auto, de Google, por poner en riesgo la privacidad de sus clientes. Lo cierto es que la firma nipona ha sido reticente a integrar este sistema y el nuevo Aygo será el primer modelo en incorporarlo; en el mercado estadounidense ni siquiera está disponible.

Por su parte, Volvo hace tiempo que se ha aliado con Google y tiene en el horno algo más ambicioso. ¿Por qué Toyota no ha exprimido Android Auto mientras que Volvo cada vez estrecha más lazos con la plataforma?

Las informaciones sobre la supuesta desconfianza

Desde velocidad del vehículo, posición y temperatura de los diferentes líquidos hasta revoluciones del motor. En 2015, Porsche anunció que se decantaba por Apple CarPlay debido a que Android Auto permitía compartir demasiados datos sobre el coche mientras que el CarPlay de Apple solo necesita saber si el coche se está moviendo o no.

Desde Google desmintieron esta acusación explicando que no se produce un volcado OBD2 cuando se activa el sistema, por lo que es imposible que pueda acceder a todos esos datos.

Hace unos meses saltaron las mismas alarmas con Toyota, una firma que no ofrece el sistema operativo de Google en ninguno de sus modelos dirigidos al mercado estadounidense. De hecho, el nuevo Toyota Corolla debutó hace poco en el Salón del Automóvil de Nueva York y, al igual que ocurrió con el Avalon 2019, viene con el CarPlay de Apple y Alexa de Amazon bajo el brazo.

Door 1089560 960 720

Por su parte, el Toyota Yaris 2017 no ofrece compatibilidad con Apple ni Android. Prefieren recurrir a sus propios sistemas.

Según explicó a Motor1 el responsable de Desarrollo del Avalon, Mark DeJongh, Toyota es una empresa "conservadora" y querían asegurarse de que todo estaba bien en cuanto a Android Auto. "Queríamos proteger la privacidad de nuestros clientes. Creemos firmemente en nuestra postura y en lo que estamos haciendo", dijo.

El universo que conforma Android Auto

Android 3317373 960 720

Android Auto ha sido diseñado, según explica el desarrollador, para aumentar la seguridad en carretera. Permite proyectar la información de tu móvil en la pantalla de forma que puedas acceder a todas tus aplicaciones, hacer llamadas o enviar mensajes sin apartar las manos del volante y utilizar el sistema de navegación de Google Maps, entre otras funciones.

Los datos que se recopilan durante la navegación de servicios como Google Maps se eliminan, en teoría, en un periodo de 30 días.

El sistema establece una cadena de confianza y utiliza métodos criptográficos para evitar que se ponga en riesgo la seguridad del hardware y la plataforma

Según el propio desarrollador, Android ofrece multitud de APIs de gestión que permiten que el departamento de Tecnología de Información (TI) evite la filtración de datos y asegure el cumplimiento de normativas y los administradores pueden aplicar configuraciones de red y políticas para proteger los datos corporativos. Asimismo, los equipos del área de TI pueden desplegar perfiles de trabajo para separar los datos personales y los de la empresa en el sistema operativo.

La plataforma Android utiliza Sandboxing de para aislar aplicaciones mediante SELinux. Esto significa que el sistema establece una cadena de confianza y utiliza métodos criptográficos para evitar que se ponga en riesgo la seguridad del hardware y la plataforma con la verificación disponible a través de la API SafetyNet. El cifrado está activado de forma predeterminada en dispositivos compatibles para proteger los datos hasta que su propietario legítimo acceda a ellos, dice Google.

Aygo 2

Ante la recopilación de datos, la compañía especifica en su página web que los dispositivos inteligentes procesan datos sensibles "de forma rutinaria tanto para empresas como para usuarios individuales". Y añade: "Google tiene el compromiso de proteger los datos y cumplir el Reglamento General de Protección de Datos de la UE en las implementaciones para empresas de Android, Google Play y otros servicios móviles".

En declaraciones del portavoz de Honda, Chris Martin, a la cabecera cars.com, se aclaró que una vez se desconecta el teléfono del vehículo, los datos desaparecen. No se almacenan. Y la portavoz de Mercedes-Benz, Beverly Rhodes, dijo que el perfil de Apple no está almacenado en el vehículo; solo existe cuando conectas tu teléfono.

Por otro lado, un analista de tecnología de IHS Automotive expuso en un interesante artículo que no existe riesgo de que se puedan comprometer datos en plataformas de Apple o Google, ya que "todo es pirateable", pero habló de la capacidad real de "extraer datos de sistemas automotrices integrados y transmitir esa información a la nube", como la velocidad del vehículo y los datos del motor a las temperaturas del refrigerante o del aceite.

Volvo, rendido ante Google

Volvo lleva años estrechando lazos con el gigante de Internet. Disponible en el Volvo S90, V90, V90 Cross Country, XC60 y XC90, Android Auto se ofrece como una característica estándar u opcional, aunque la disponibilidad puede variar en función de la ubicación geográfica y de la categoría del modelo de vehículo, claro.

Volvo Cars anunció el año pasado una asociación con Google para desarrollar la próxima generación de su sistema de infoentretenimiento y conectividad basados en Android sin necesidad de conectar un teléfono móvil. La plataforma y los servicios de Google mejorarán, según la firma, la experiencia del usuario ya que Android controlará funciones básicas como la calefacción y la refrigeración del habitáculo, la posición del asiento, o los elevalunas eléctricos. Sin embargo, según Google, no llegará tan lejos como para controlar sistemas críticos de seguridad como los frenos.

De hecho, hace unos meses anunció que va a introducir próximamente Google Maps como equipamiento de serie y estará disponible en la próxima generación de Sensus, para lo que en un par de años Volvo lanzará una nueva plataforma completamente renovada para su sistema de infoentretenimiento basada en Android.

Está claro que el fabricante sueco ha escogido una línea diametralmente opuesta a la de Toyota, y desde Volvo Cars España nos lo confirman: confían y seguirán confiando en Android Auto. De hecho, nos comunican que se está fraguando una asociación entre Google y Volvo, aún sin determinar, a través de la cual además de Google Maps, se incorporarán servicios de control por voz Google Assistant y Google Play Store en el sistema de infoentretenimiento de la siguiente generación de vehículos.

Volvo XC40

"La incorporación de los servicios de Google acelerará las innovaciones en conectividad y nos ayudará a ampliar la programación de aplicaciones y servicios conectados", afirmó el vicepresidente primero de investigación y desarrollo de Volvo Cars, Henrik Green.

Una de las cuestiones en cuanto a privacidad que se plantean con Volvo es la relativa a su programa de leasing 'Care by Volvo', que permite cambiar de coche cada dos años a través de una cuota mensual. El hecho de no tener en propiedad un vehículo evidencia la pregunta de "¿qué pasa con mis datos cuando el coche cambia de propietario?". "¿Están seguros?".

Desde Volvo nos dicen que "toda la información que proporciona el cliente para el sistema de suscripción, al igual que la información que tenemos de cualquier otro cliente, la guardamos y utilizamos conforme a la legislación vigente y con total confidencialidad".

Respecto a la recopilación de datos durante la navegación, Volvo no nos ha proporcionado dicha información; tampoco ha especificado información acerca de los datos que recopilan más allá de que todo cumple con la normativa.

Sí nos comentan que en Suecia hay un sistema para compartir datos y ubicación. Cuando un coche pone los warning avisa al resto de coches de la zona para ponerlos sobre aviso, "pero es el cliente el que autoriza si quiere compartir y recibir esa información", enfatizan.

Así que tenemos a Google garantizando toda la seguridad del mundo en cuanto a su plataforma de infoentretenimiento, a Volvo celebrando nuevas alianzas con Android Auto y a Toyota reticente a adoptarla. Pero, ¿por qué?

Toyota, prudente ante el uso de la plataforma Google

La realidad es que el mercado estadounidense y el español son distintos: se adaptan los productos a los diferentes mercados donde hay presencia de forma que los sistemas multimedia y de conectividad son diferentes.

Así que hemos hablado con responsables de Toyota y Lexus tanto en España como en Estados Unidos para que nos aclaren la situación.

El Toyota Aygo será el primero y ¿último? con Android Auto

Desde la marca nipona nos han confirmado que el nuevo eléctrico Aygo es el primer modelo de Toyota -y puede que el último- que lleva Android Auto y Apple Car Play en el mercado europeo, "con plena seguridad de que los datos de los usuarios estarán 100% seguros" en sus sistemas.

Aygo

Ante el asunto de la privacidad en la plataforma de Google, nos informaron que no hay nada comunicado de forma oficial: "No estamos en disposición de comentar planes futuros pero sí indicarte que Toyota confía plenamente en todos sus proveedores en cuando al tratamiento de datos personales".

Sin embargo, durante la presentación en Copenhague del Aygo, el fabricante comunicó que el modelo eléctrico sería una excepción porque es Android Auto desarrollado e implementado por Pioneer, de forma que no tiene acceso a todos los datos de la versión por defecto de Android Auto.

Un portavoz del fabricante nos decía que los "datos son oro para las empresas" y que no están dispuestos a servir un "buffet libre a terceros" con los datos de sus usuarios. Por tanto, este será, al menos por un tiempo, el único Toyota con Android Auto. En su defecto apostarán por Apple Carplay o Miracast.

Así que parece que la política es no montar Android Auto por ahora en ningún coche más.

Estados Unidos: como mucho, Apple CarPlay

Desde el mercado norteamericano, hermetismo. Nos confirman que, efectivamente, la plataforma de infoentretenimiento de Google no está disponible en Estados Unidos; de hecho la primera implementación de Apple CarPlay ha venido con el nuevo Corolla Hatchback y el Avalon.

Aunque entienden que "hay demanda por Android Auto" y no se olvidan de sus consumidores, por lo que han habilitado un sistema que permite la compatibilidad en sus vehículos.

Todo con los mayores estándares de seguridad en cuanto a datos y privacidad, alega Toyota.

Datos perdidos es dinero perdido

Lo cierto es que aunque la mayoría de fabricantes opten por Apple CarPlay o Android Auto, esperan establecer su propio sistema de infoentretenimiento que quede bajo su jurisdicción.

Es el caso de Ford y Toyota, que desarrollaron juntos un grupo llamado 'SmartDeviceLink Consortium', que gira en torno a las capacidades de AppLink para hacer que las aplicaciones iOS y Android existentes se extiendan a los sistemas de infentretenimiento de automóviles cuando están conectados a un coche.

De esta forma, pueden elegir qué aplicaciones ejecutan en sus automóviles y ofrecer datos adicionales del vehículo a las aplicaciones, que Apple y Google no podrán ver. AppLink está disponible en millones de vehículos que ya ruedan por la carretera. Es decir, que el control de aplicaciones y datos está en manos de Ford y Toyota, no de Google y Apple, y eso se traduce en dinero.

Toyota

Tener acceso a los datos da muchas posibilidades a los fabricantes (no sólo para poder avisar de cuándo se necesitan reparaciones, por ejemplo, sino para ver hábitos de consumo, etc.), aunque queda en entredicho la privacidad el conductor. De ahí que a los fabricantes le interese controlar quién tiene acceso a esos datos, y no sólo por la privacidad de sus usuarios.

Lo que está claro es que un fabricante no especificará el uso que se da a los datos que maneja de los clientes ni en qué medida alimenta el multimillonario mercado del big data. Google tampoco lo hará. Mientras, las marcas buscan alternativas a los dos gigantes para guardar en una nube las experiencias de los clientes al volante y seguir siendo competitivos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos