Compartir
Publicidad
iPhone 6s Plus, primeras impresiones: lo mejor del nuevo iPhone no se ve, se toca
Análisis

iPhone 6s Plus, primeras impresiones: lo mejor del nuevo iPhone no se ve, se toca

Publicidad
Publicidad

Mañana llega a la segunda oleada de mercados, entre ellos España y México, el nuevo iPhone 6s y su versión de 5,5 pulgadas, el iPhone 6s Plus. En Xataka ya estamos trabajando en su análisis completo pero antes os queremos dejar con las que han sido nuestras primeras impresiones, vídeo incluido.

A los iPhone 6s y 6s Plus resulta casi imposible distinguirlos de los modelos a los que suceden en el mercado. Tan solo si optamos por el color rosado hay una diferencia clara. Realmente las novedades, como corresponde a una revisión con apellido s, están en el interior. Veámoslas.

El primer iPhone que no adelgaza

Como puedes ver en nuestras primeras impresiones en vídeo, a nivel de diseño estos nuevos smartphones de Apple son idénticos a los del año pasado. Es cierto que hay variaciones de dimensiones, pero son tan pequeñas que no se logran apreciar apenas en mano. Si bien al coger por primera vez el iPhone 6s Plus (con el 6s clásico no nos ha pasado) parece que los 20 gramos de peso extra se notan, en Xataka hicimos la prueba con el modelo del añado pasado del mismo color colocados ambos frontalmente, y no acertamos con qué modelo era de qué año simplemente por la sensación de peso en mano.

Por primera vez en la saga iPhone, Apple no ha presentado un modelo más delgado y ligero que el anterior. Efectivamente el iPhone 6s Plus es un modelo muy ligeramente más grueso que el de 2014, y con un peso 20 gramos por encima. Eso acerca su peso total a los 200 gramos, lo que hace que el nuevo phablet de los de Cupertino quede lejos de lo mejor de la competencia en ese apartado.

Esos 20 gramos extra no se los ha dado Apple a la batería, que de hecho ha reducido su capacidad. Es la tecnología 3D Touch la responsable del aumento de dimensiones, pero como os vamos a contar, el sacrificio creemos que merece la pena.

Puede parecer el mismo teléfono del año pasado en el exterior pero hay una gran novedad: el nuevo aluminio hace al terminal más robusto y lo que es todavía más importante: le da mucho mejor agarre

Dicho esto, en lo que sí que hemos quedado convencidos de que Apple ha avanzado es en el acabado de sus nuevos iPhone 6s y 6s Plus. Sigue siendo para mi el smartphone de gama alta con acabado más cuidado en todos los detalles, posición que ya comparte con Samsung y su reciente S6 Edge, pero en estos primeros momentos con el 6s Plus hemos notado que la idea de smarthone de gran acabado pero que requería ser usado con funda desde el primer día si no queríamos que roces o pequeños golpes lo dejaran marcado para siempre ya no está.

Image

El por qué de este cambio de opinión está en el cuerpo metálico que estrena la serie 7000 de aluminio, la misma usada en el Apple Watch. Con este nuevo material Apple aleja el fantasma de un posible nuevo problema de doblado del iPhone de los inicios de la generación anterior, pero a la vez consigue transmitir al usuario más robustez del conjunto, incluido el cristal frontal. Tanto es el cambio que el modelo Plus, aun siendo un phablet no precisamente compacto ni con un diseño de bordes que mejore el agarre, nos ha resultado convincentemente menos resbaladizo con el nuevo acabado de aluminio.

3D Touch: si le sacan partido, apunta a revolución

La pantalla es otro elemento que no ha variado apenas en este iPhone 6s Plus. Se mantienen las 5,5 pulgadas con una resolución de 1080p con la que apenas superamos los 400 ppp de densidad. No podemos decir que este iPhone 6s Plus deje de tener una de las mejores pantallas del mercado, especialmente en color, respuesta al tacto y contraste, pero tampoco debemos obviar que los rivales han aprovechado sus renovaciones de este 2015 en sus mejores terminales para aumentar esa densidad de píxeles y dejarla bastante por encima de lo que ofrece ahora mismo este iPhone 6s Plus. Se ve bien pero no es la pantalla que, teniéndola frente a ti, escojas por resultarte la más atractiva. Y en estas diagonales, más resolución sí que tiene sentido.

La pantalla del iPhone 6s Plus ha dejado de provocar un efecto "wow", sensación que sí nos dejan otros modelos de la competencia. Pero este año la sorpresa llega en forma de la tecnología 3D Touch, que no dudamos que será de aplicación masiva en muy corto periodo de tiempo

Por lo que destacan las pantallas del iPhone 6s y 6s Plus este año no se puede ver mirándola. Hay que tocarla. La tecnología 3D Touch permite al panel del smartphone conocer con qué presión pulsamos sobre él y admitir diferentes acciones en consonancia. Y nos ha gustado mucho. Huawei ya lo implementó en su Mate S y no tenemos ninguna duda de que será un camino que seguirán a partir de ahora todos los fabricantes que quieran aportar valor en la gama alta.

Image

Por ahora las aplicaciones que le sacan más partido son las de la propia Apple, pero lo hacen con bastante sentido. Básicamente nos permiten tener en el escritorio acciones rápidas a las que se accede pulsando con mayor fuerza sobre el icono (esa fuerza se puede regular en el iPhone) o, ya en una aplicación, realizar acciones como echar un vistazo a un enlace sin tener que abrirlo realmente o una previa completa de un correo. Habrá que ver si estamos ante una funcionalidad que aúna tecnología a nivel hardware y software que se aproveche o de las que uno acaba olvidándose si los desarrolladores no se deciden a trabajar con ella.

En Xataka hemos visto algunas demostraciones por ejemplo con juegos, y hay mucho potencial, pudiendo hacer zoom en una determinada situación para apuntar en juegos tipo shooter, y presionar todavía más para realizar la acción, que puede ser un disparo.

Más megapíxeles para la cámara y un Touch ID instantáneo

A nivel técnico la base del iPhone 6s Plus ha recibido la actualización que era de esperar en una versión s de año impar. Hay mayor resolución para la cámara, que ahora es de 12 megapíxeles y que incluye un modo de vídeo 4K que ya era el estándar en el mercado desde el año pasado. Y se mantiene la estabilización óptica y la luminosidad f2.2. Pero con el aumento de resolución de sensor, los píxeles son ahora más pequeños y habrá que ver si en escenas con escasa luminosidad el excelente procesado del que ha presumido siempre Apple puede compensar ese inconveniente.

Image

La cámara también nos parece un poco más rápida en el enfoque y el disparo, pero va a tener complicado proclamarse la mejor del año con solvencia habida cuenta de lo que ya hemos probado bajo Android en lo que llevamos de año. Otra mejora fotográfica que parecía increíble que Apple no hubiera llevado ya a cabo en su iPhone la encontramos en la cámara secundaria. Ahora son 5 megapíxeles, con el toque curioso del uso de la luz de la pantalla a modo de flash para los selfies.

El nuevo Touch ID nos permite desbloquear el iPhone con un solo toque gracias a lo rápido que funciona

Hay también procesador más potente y hasta un incremento de la memoria RAM de 1 GB que ha estado acompañando a los iPhone de Apple desde hace años. Esta mejora de potencia ayuda a que la nueva generación del Touch ID sea más rápida. Mucho más rápida. Realmente nos da la sensación de que no hay protección por huella y podemos acceder inmediatamente al escritorio tras pulsar el botón de inicio. En el escaso tiempo que tardamos en "pensar" en separar de nuevo el dedo para proceder a posarlo otra vez para la identificación, resulta que ya estamos dentro.

Image

De los nuevos iPhone 6s y 6s Plus queda todavía mucho por probar y de lo que hablar con calma y detenimiento. Por ejemplo de la autonomía. Por eso no queremos que te vayas lejos porque en unos días tendrás la review completa en Xataka, por supuesto con un completo vídeo. Y si tienes preguntas o cuestiones que quieres que probemos de forma especial, no dudes en plantearnos esas dudas en los comentarios.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio