Compartir
Publicidad

'Uber Humano', la solución para que alguien más viva nuestra vida cuando nosotros no podemos (o no queremos)

'Uber Humano', la solución para que alguien más viva nuestra vida cuando nosotros no podemos (o no queremos)
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La telepresencia no es nueva, pero este nuevo invento japonés la lleva a un nivel superior, ya que no se trata de robots que podemos controlar a distancia, sino de seres humanos que contrataremos para que asistan a un evento o hagan algo en algún otro lugar mientras nosotros permanecemos en casa u otro sitio.

El invento es conocido como 'The Chameleon Mask', aunque uno de los editores del MIT lo bautizó con el atinado nombre de 'Uber Humano'. Fue presentado esta semana durante la EmTech Asia en Singapur y la idea es sencilla, se trata de un representante humano que portará en todo momento una máscara con una tablet, la cual proyectará nuestro rostro y entablará comunicación con las personas que están en el evento o cierto lugar.

The Chameleon Mask

El usuario podrá controlar y ver todo lo que pasa a distancia desde la cámara de un ordenador o un smartphone, tendrá la posibilidad de activar o desactivar el audio para que éste se dirija a las personas y así comunicarse, o bien, bloquearlo para que sólo nos comuniquemos con el 'Uber humano' en caso de querer darle instrucciones.

Según su creador, el investigador japonés Jun Rekimoto, The Chameleon Mask es el siguiente avance en telepresencia, donde no sólo se aborda el factor físico sino también el social. El invento está dirigido principalmente a personas con alguna discapacidad o que por alguna razón no pueden viajar o moverse de casa, aunque está consciente que cualquier persona lo podría usar si simplemente no tiene ganar de acudir a un sitio pero debe estar ahí por alguna razón.

La persona sustituta se podrá vestir como el usuario para ofrecer una "experiencia más completa", además de que su responsable asegura que en los experimentos que ha realizado, la interacción es mucho más natural en comparación con la de un robot que deambula por el lugar. Asimismo, menciona que tanto las personas que se encuentran en el evento como el usuario, han sido capaces de comunicarse de una forma sencilla que al final se olvidan que se trata de un sustituto con una tablet en el rostro.

El dispositivo está aún en etapa de desarrollo y por el momento no hay planes de comercialización, pero su creador asegura que esta podría ser una solución para todos aquellos que deben estar en casa por razones médicas y les impide relacionarse con amigos o familiares en eventos especiales.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos