Ya hay consolas para jugar en la nube. La cosa es que seguramente ya tengas una en casa: un móvil

Ya hay consolas para jugar en la nube. La cosa es que seguramente ya tengas una en casa: un móvil
13 comentarios

Me considero un defensor del juego en la nube. Disfruté mucho de Stadia en su momento y ahora disfruto mucho de GeForce Now, en tanto que me permite jugar a prácticamente cualquier juego desde cualquier dispositivo. Eso incluye mi móvil, por supuesto, pero también mi portátil de la universidad, que potencia, lo que es potencia, no tiene.

Desde mi punto de vista, el juego en la nube es el futuro, y precisamente por eso no me extraña que haya compañías, como Logitech que, junto a Tencent, hayan desarrollado una consola pensada para usar este tipo de servicios. Un dispositivo que, por ahora, no parece que vaya a llegar a Europa y que cuesta 350 dólares en Estados Unidos. La pregunta, sin embargo, es si realmente merecen la pena este tipo de dispositivos cuando es más que probable que casi todos los usuarios ya tengan uno en casa: un móvil.

Consolas para servicios que buscan escapar de la atadura del hardware

Google Stadia
Google Stadia en un parque usando el móvil como router.

La clave de los juegos en la nube es que no requieren de hardware específico. Hay que cumplir algunas especificaciones básicas, pero la realidad es que cualquier móvil Android, iPhone, portátil Windows, Linux o Mac y hasta los propios televisores pueden ejecutar este tipo de servicios sin mayor dificultad. ¿Por qué? Porque el juego no se ejecuta en el dispositivo, sino en los servidores de la compañía que lo ofrece.

En pocas palabras, el usuario está descargando la imagen del juego en tiempo real. El dispositivo es solo la puerta de acceso, pero no hace más que enviar los inputs y descargar la imagen. Por ello no importa la potencia del mismo. Si tiene una buena conexión de red es más que suficiente. Consejito de usuario de juegos en la nube: usar la banda de 5 GHz en la medida de lo posible.

GeForce Now
'Cyberpunk 2077' en GeForce Now usando un mando de Xbox.

Precisamente por eso llama la atención que haya consolas físicas enfocadas a juegos en la nube. Es un oximorón. Una consola para jugar en la nube, un dispositivo para un servicio que es independiente del dispositivo. Que sí, es verdad que el dispositivo de Logitech tiene Android, un procesador de gama media, una pantalla grandecita y los controles incorporados, pero... ¿Acaso no es posible conseguir exactamente lo mismo con un móvil sin gastarse 350 dólares?

Yo, por ejemplo, tengo varios móviles por casa y puedo jugar en la nube en cualquiera de ellos. De hecho, lo hago con un mando de Xbox One (puedes usar los de la PS4/5 y las nuevas Xbox, también) conectado por Bluetooth (o por cable al portátil). La única inversión que tengo pendiente es un clip para enganchar el móvil al mando para montar una especie de Nintendo DS para la nube. Y eso puede costar un par de euros en AliExpress, o sea que la inversión no es grande.

Mando de Xbox
Basta con un clip para acoplar el móvil al mando y todo listo para jugar en la nube.

A lo que quiero llegar es a que, si quieres jugar en la nube, seguramente ya tengas un dispositivo en casa desde el que hacerlo. Es más, jugar en la nube es una forma bastante interesante de darle una segunda vida a tu antiguo móvil. Quizá la batería no le dure como el primer día, pero siendo un dispositivo antiguo en potencial desuso, no creo que degradarle más la batería cargándolo a menudo suponga un problema.

Pongámonos en el caso de que no tienes un mando de consola y quieres una experiencia más similar a la de una Nintendo Switch o Steam Deck. Hay opciones. Una de mis preferidas es el Razer Kishi, disponible para Android y iOS. Se conecta al puerto USB y listo, a jugar. Hay otras opciones, como las de GameSir, que funcionan igual. En ambos casos conseguirás un dispositivo prácticamente igual en funcionamiento a una consola.

Razer Kishi para Android - Controlador de Juegos para teléfonos Inteligentes, conexión USB-C, diseño ergonómico, Ajuste Individual para teléfonos móviles, Dispositivo analógico, latencia Baja, Negro

GameSir X2 Pro Mobile Game Controller para Android Tipo-C (100-179mm), Controlador de teléfono para xCloud, Stadia, Luna, Apex- 1 Mes Xbox Game Pass Ultimate -Passthrough Charging (Negro)

Pero jugar en la nube en una pantalla pequeña tiene sus cosas

Textos
Jugar en una pantalla pequeña tiene sus cosas...

Es cierto que jugar en la nube tiene sus ventajas, siendo la principal jugar en virtualmente cualquier sitio y desde cualquier dispositivo. El problema es que estas consolas tienen una pantalla pequeña, de siete pulgadas en el caso de la Logitech o de alrededor de seis pulgadas en un móvil. Y eso, para jugar en la nube a juegos pensados para consolas y PC, es... poco.

Hay que entender que los juegos para consolas y PC están diseñados para ser jugados en pantallas grandes, como las de un monitor o una tele. Eso aplica a absolutamente todo, desde los textos de los subtítulos hasta la interfaz, pasando por las texturas y obviando lo que se puede perder en detalle al jugar por streaming en una pantalla pequeña con una conexión WiFi. No todo es magia y diversión, hay que tener cosas en cuenta.

Controles táctiles
Los controles táctiles no son lo mejor del mundo para jugar a juegos así.

Por no hablar de que jugar sin mando o sin periféricos es complicado, ya que los controles táctiles, que haberlos haylos, no son cómodos. Jugar a 'Red Dead Redemption 2' o 'Control' con los controles táctiles es difícil no, lo siguiente. Desgraciadamente, jugar en condiciones requiere de, al menos, un periférico de control.

Y luego está el asunto de la temperatura. Estar descargando gigas y gigas durante un tiempo prolongado hace que el teléfono se caliente (y creedme, se calienta). Eso, en un dispositivo principal como tu móvil del día a día, puede ser peliagudo. Por eso no recomendaría a nadie jugar en la nube desde su flamante nuevo móvil, porque la batería se puede resentir a la larga.

Temas
Inicio