Publicidad

Se están perdiendo más contenedores en el mar que nunca: las prisas y los atajos agravan el problema de la escasez de chips

Se están perdiendo más contenedores en el mar que nunca: las prisas y los atajos agravan el problema de la escasez de chips
45 comentarios

En los tres primeros meses de 2021 se han perdido 1.127 contenedores de transporte marítimo. Se estima que las mercancías perdidas equivalen a unos 54 millones de dólares.

Esta cifra es sorprendente, sobre todo si tenemos en cuenta que en todo 2020 se perdieron 3.112 contenedores. Las razones: las prisas y la impredecible meteorología que ha afectado a los barcos de mercancías. Este desastre también ha agravado la ya de por sí preocupante escasez de chips.

Las prisas siempre fueron malas consejeras

El récord de contenedores perdidos se produjo en 2013, cuando el barco MOL Comfort se partió literalmente en dos y acabó con sus 4.293 contenedores en el fondo del mar.

Estos contenedores perdidos acaban causando graves daños colaterales a todo tipo de empresas, incluidas las grandes cadenas comerciales o fabricantes como Amazon o Tesla, que se quedan sin productos en sus almacenes o sin componentes para sus vehículos.

La Organización Marítima Internacional —que es parte de la ONU y regula el transporte marítimo— no señala causas demasiado concretas. Sin embargo, los expertos en este ámbito indican que la mayoría de los contenedores perdidos recientemente acabaron en el océano pacífico el pasado invierno.

Entre las causas están los fortísimos vientos a los que se enfrentaron estas embarcaciones —los más violentos desde 1948— pero también la presión para retomar el suministro de todo tipo de mercancías durante las Navidades y recuperar así el tiempo que se perdió durante la pandemia y el confinamiento.

Esas prisas provocan por ejemplo que los contenedores no se afiancen bien en las maniobras de carga —hay estrictas normas en este sentido— o que los capitanes no se desvíen de su rumbo ante las tormentas porque eso les haría perder tiempo.

Es cierto que el porcentaje de contenedores perdidos es muy bajo: cada año se transportan 226 millones de estos contenedores, de modo que perder algo más de 1.000 no parece tanto, pero las pérdidas son importantes.

Todo este sector sigue provocando debates a raíz también del incidente con el gigantesco buque de mercancías Ever Given, que quedó atascado en el Canal de Suez hace unas semanas.

¿Qué ocurre con los contenedores perdidos?

Como indican algunos expertos, hay sistemas que permiten asegurar los contenedores en el barco a través de cierres de seguridad que enganchan unos con otros y hacen más difícil que se puedan perder en el mar. De hacerlo, no obstante, las empresas de transporte pueden acudir a los seguros que suelen contratar para tales sucesos.

Contenedores

Una vez perdidos, los contenedores no se intentan rescatar del mar, y de hecho su potencial impacto negativo en al ambiente marino contrasta con algunos efectos positivos.

Un estudio del Monterey Bay Aquarium Research Institute reveló que las paredes de 24 contenedores perdidos en 2004 acabaron convirtiéndose en la superficie a la que los percebes podían pegarse o desde la que los depredadores marinos podían cazar a sus presas.

Así pues, esos contenedores que acaban a grandes profundidades se convirtieron en ese caso en un arrecife artificial y acabaron atrayendo vida animal gracias a que proporcionaban un escondite frente a los depredadores.

Vía | Bloomberg

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio