Compartir
Publicidad
Publicidad

Más caos en el mundo del taxi: el Tribunal Supremo concede nuevas licencias para Uber y Cabify

Más caos en el mundo del taxi: el Tribunal Supremo concede nuevas licencias para Uber y Cabify
Guardar
116 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El segmento del taxi vuelve a afrontar una situación complicada ante la nueva sentencia del Tribunal Supremo, que ha otorgado nuevas licencias VTC a pesar de las protestas del sector que lleva tratando de frenar el avance de servicios como Uber o Cabify, que se beneficiarán de dicha decisión.

Como indican en El Confidencial, el Tribunal Supremo ha concedido 80 nuevas licencias para la Comunidad de Madrid, pero lo más relevante es que con esto se sienta un precedente que hará que en los próximos meses probablemente se aprueben cerca de las 6.000 licencias pendientes en Madrid y Barcelona.

Un precedente que amenaza más que nunca el sector del taxi

La Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT) sufrió una modificación que se inició en julio de 2013 y se completó en noviembre de 2015 con el Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT). En él se especificaba que se limitaba el cupo de licencias VTC a una por cada 30 taxis.

Taxi4

Ese periodo sin resolución sirvió para que se demandaran miles de licencias en las distintas Comunidades Autónomas que se han ido denegando o concediendo, pero esta sentencia del Tribunal Supremo como decimos será referente para otros casos similares que podrían impulsar la concesión de esas licencias VTC para ser utilizadas definitivamente por conductores que las aprovecharán para operar bajo servicios como Uber o Cabify, cada vez más extendidos en los grandes núcleos urbanos de España.

Según revelan en la noticia original, "en Madrid ya hay más de 1.900 licencias VTC en funcionamiento y unas 5.300 en toda España, frente 67.000 licencias de taxi. Las previsiones indican que el número de licencias VTC en los próximos meses podría ascender a las 10.000, lo que pondría en un verdadero problema al sector del taxi.

La guerra contra Uber y Cabify se intensificará

Como explicábamos en mayo de 2017, esta particular guerra en el mundo del taxi lleva ya tiempo desarrollándose. Se inició en 2014, con la llegada de UberPOP. El servicio se prohibió judicialmente poco después, en diciembre de 2014, pero eso no detuvo a la empresa, que año y medio después regresaría al mercado con un servicio basado en el uso de licencias VTC.

Taxi3

La otra empresa implicada en esta guerra ha sido Cabify, que también recurrió a licencias VTC desde el inicio de su actividad para ofrecer sus servicios. El sector del taxi demandó sin éxito a la empresa por no cumplir con las limitaciones establecidas en esas limitaciones, pero además se produjeron violentas protestas como la que hizo que apareciesen coches de Cabify quemados en mayo de 2017.

La problemática de las licencias VTC hizo que la limitación artificial impuesta en la regulación no sirviera de mucho tras el descubrimiento de un resquicio legal tras la aprobación en 2009 de la llamada Ley Omnibus.

A ese problema se suma el de las protestas de FEDETAXI, cuyos responsables argumentan que Uber y Cabify "imponen un sistema que fuerza a los conductores a la precariedad laboral con jornadas de más de 60 horas a la semana, hacerse falsos autónomos o tener que participar en la creación o compra de sociedades que controlan las citadas plataformas".

Estas plataformas indican que el taxi no es su competidor y que creen, como Uber, que "la movilidad en las ciudades españolas tiene que cambiar radicalmente", algo que defendieron con un informe sobre la liberalización del sector de las licencias VTC. Ya entonces comentábamos como hay conflicto para rato, y esta nueva sentencia lo vuelve a confirmar.

Imagen | Flickr
En Motorpasión | De la lluvia de licencias para Uber y Cabify frente al taxi... a una nueva burbuja en el transporte de viajeros

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos