Compartir
Publicidad

El ‘copiloto invisible’ de Toyota tomará el control del volante en caso de peligro de accidente

El ‘copiloto invisible’ de Toyota tomará el control del volante en caso de peligro de accidente
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El coche del futuro que ve Toyota parece menos excitante que lo que nos promete Google, para los japoneses un coche autónomo realista nos tiene que dejar conducir, pero debemos contar con toda la asistencia posible para evitar aquellas cosas que son evitables, que los sistemas del coche son capaces de ver, y nosotros no.

Lejos de la idea de un vehículo sin volante en el que no tenemos nada que hacer, Toyota considera que toda la tecnología debe ir encaminada a crear un “copiloto invisible”. Un coche completamente autónomo no es la única opción de futuro, y así lo está trabajando el departamento Toyota Research Institute en Estados Unidos, en instalaciones de la Universidad de Michigan.

Un coche menos futurista, más realista, en el que Toyota nos deja seguir conduciendo: Guardian Angel


La existencia de esta línea de trabajo llamada “guardian angel” nos la cuentan los chicos del MIT Technology Review. En resumidas cuentas, este sistema actuaría temporalmente, tomando el control del vehículo si se detectara que va a ocurrir una colisión que el conductor no va a evitar.

Vale, me diréis que ya existen muchas ayudas en coches de calle, y que llegarán más, mejores, y a vehículos de diferentes segmentos y precios, pero lo que Toyota quiere es entrenar a un coche completamente autónomo para que vele por nuestra seguridad: no se trata de frenar a tiempo, hablamos de un sistema que pueda tomar la dirección, acelerar y parar la marcha en un lugar seguro, si así fuera necesario.

Kirobo Mini

Kirobo es un robot de compañía, otro de los proyectos que se desarrollan en el TRI

Toyota Research Institute (TRI) es una compañía que el gigante japonés creó el año pasado con una partida de 1.000 millones de dólares, la idea es jugar con tecnología autónoma, mucha inteligencia artificial y robots. Los primeros frutos ya están tomando forma, y se los van a llevar al simulador que tiene Toyota cerca del Monte Fuji (imágenes). Un simulador gigante que ocupa un par de campos de fútbol sala. En el futuro también harán uso de la MCity.

La empresa japonesa ve muchas vallas que saltar hasta que los vehículos autónomos campen a sus anchas, y es que estamos en un mundo diseñado para coches humanos, especialmente en los núcleos de ciudad. En carreteras abiertas ya hemos visto que hasta los camiones se las arreglan para montar un trenecito autónomo.

La transición se debe hacer con un coche semi-autónomo, vehículos que se peguen años probando en campo real la tecnología que dará paso a los que sean completamente autónomos.

Tlmdhkmb9edux1zyagim
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos