Publicidad

Cruise Origin ya es oficial, el coche autónomo sin volante y sin controles de General Motors

Cruise Origin ya es oficial, el coche autónomo sin volante y sin controles de General Motors
20 comentarios

General Motors ya tiene su coche autónomo (mediante su subsidiaria Cruise), el Cruise Origin ya es oficial. Entre sus peculiaridades este coche (que parece más un transbordador) destaca por la ausencia total de controles manuales: ni volante ni pedales. Carece de ello porque Cruise ha diseñado este vehículo para operar específicamente sin conductor.

General Motors anunció su planes de desarrollar un vehículo específicamente para ser autónomo hace un tiempo y han estado haciendo presión para conseguir permisos por parte de las autoridades que le permitan operar. Mediante la subsidiaria Cruise (de la que GM tiene la mayoría de las acciones) buscan crear un vehículo completamente autónomo y en ese vehículo algo que obviamente sobra es el volante.

El Cruise Origin (nombre que le han dado a este primer modelo) finalmente se ha hecho realidad para el público en un evento celebrado en San Francisco en las últimas horas. Un evento que se ha retrasado varios meses, pues se esperaba para 2019 y con un aspecto distinto. El motivo de este retraso argumentan que se debe a la necesidad de más pruebas por las dificultades técnicas y regulatorias a las que se han sometido.

Cruise Origin

Completamente autónomo, eléctrico y compartido

Varios años de trabajo y desarrollo entre General Motors, Honda y Cruise han dado finalmente su fruto. El Cruise Origin es un vehículo con aspecto más de transbordador que de coche y con capacidad para seis personas en su interior y tamaño similar a un SUV. Se trata de un vehículo totalmente eléctrico y totalmente autónomo.

Cruise Origin

Cruise Origin no dispone ni de capó delantero ni de maletero, a fin de cuentas no los necesita. En su lugar aprovecha el espacio para colocar seis asientos espaciosos que se parecen más a los de un vagón que a los de un coche, ya que se miran los unos a los otros y no están dispuestos hacia delante como en los coches tradicionales. Ninguno de estos asientos es para el conductor, porque una vez dentro no hay nada que te indique que puedas tomar el control del Cruise Origin.

Cruise Origin

El enfoque hacia coche compartido es evidente en este Crusie Origin. Además de la disposición de los asientos en su interior también cuenta con pantallas pensadas para mostrar el itinerario y donde dejar o recoger a cada pasajero. Según indican, el coche podrá operar tanto de día como de noche sin descanso porque no hay conductor que tenga que descansar (se entiende que habrá que recargarlo), con una vida útil para el vehículo de un millón de millas (algo mas de un millón y medio de kilómetros).

Cruise Origin

La compañía no ha indicado ningún precio oficial ni la fecha en la que comenzarán a producirlo. El nivel de de conducción autónoma para este vehículo sin volante tampoco está del todo claro cómo de avanzado es, según han indicado a The Verge: "Para cuando este vehículo entre en producción, creemos que el software principal que impulsa nuestros vehículos estará en un nivel sobrehumano de rendimiento y será más seguro que el conductor humano promedio".

En todo caso, Cruise no ha sido la única empresa en desarrollar coches sin volante ni controles tradicionales. Waymo de Google con sus vehículos en Arizona es una muestra clara de ello. Tesla sigue avanzando en su sistema de conducción 100% autónoma y otros como Ford aseguran que están preparando algo similar para 2021.

Vía | VentureBeat y The Verge
Más información | Cruise

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios