Publicidad

ASUS Transformer Book Chi T300

Publicidad
Publicidad

Noticias de ASUS Transformer Book Chi T300 en Xataka

Hace años que ASUS persigue un claro objetivo en el segmento de los portátiles ultraligeros: batir a sus contendientes en el terreno del grosor. Lo han conseguido en muchos casos con este nuevo modelo, gracias esencialmente a esos 16,95 mm que vuelven a incidir sobre un apartado cada vez más importante para los fabricantes. Sin embargo, este ASUS Transformer Book T300 Chi que ya pudimos tocar en enero intenta complementar ese valor con otros apartados. Lo hemos tenido en nuestros manos, y toca comprobar si la apuesta por el formato 2 en 1 de este fabricante se consolida con la suficientemente calidad en este Ultrabook. Diseño: una cosa es el grosor y otra el peso La cosa empieza bien con las líneas generales de diseño del Chi: soy de los que opina que un Ultrabook convertible debe tratar de facilitar el uso en ambos escenarios (portátil o tablet). Los modelos de 13,3 pulgadas hacen que el uso de la pantalla en modo tablet se vuelva incómodo, pero aquí ASUS aporta dos aspectos clave. El primero es el de la pantalla-tablet, que se desacopla totalmente. Eso hace mucho menos aparatoso su utilización sin teclado, ya que no tendremos que acudir a bisagras que hacen que girando 360 grados el teclado contemos con esa función, que además de la incomodidad y confusión que genera tener un teclado por debajo, hace el conjunto más pesado. El segundo factor es el de que tenemos ante nosotros una pantalla de 12,5 pulgadas, que si bien sigue siendo decente en modo tablet es más manejable que esas diagonales de 13,3 pulgadas que me parecen algo excesivas. Aquí contamos con un formato 16:9 frente a otros modelos en los que se usan formatos 3:2 que muchos consideran más apropiados para este tipo de escenarios, pero aún así, la apuesta es adecuada. Esas primeras impresiones de las que hablaba quedan ensombrecidas por el peso del Transformer Book T300 Chi, que es de 760 gramos en modo tablet y de 1,43 kg en modo portátil. El equipo es pequeño y delgado, pero desde luego no es ligero. Y eso hace que el resultado final sea inferior, ya que la apuesta hardware, como veremos más adelante, no es tan destacable. El problema en parte reside en que ese peso es superior a los equipos con esa misma vocación, pero eso no significa que aporte algo especialmente útil. Todos los componentes relevantes del equipo se sitúan en la pantalla (donde encontramos la batería y el procesador), mientras que el teclado, que se conecta vía Bluetooth a esta pantalla, es un peso muerto. En su interior ni siquiera encontramos baterías auxiliares, algo que hubiera venido estupendamente para extender la autonomía del equipo. La cosa se agrava cuando vemos cómo en esa decisión de buscar la máxima delgadez posible encontramos a las víctimas de esa apuesta: la ausencia de puertos USB de tamaño completo es especialmente reseñable, y aunque ASUS ofrece un adaptador de Micro USB a USB para conectar un dispositivo (o mejor, un Hub USB), la solución es más bien engorrosa. Sobre todo cuando otros muchos equipos con esas dimensiones y peso sí ofrecen este tipo de puertos. El teclado tampoco ayuda mucho en ese apartado y solo encontramos un conector micro USB más, que se añade al puerto Micro HDMI, a una ranura MicroSD en la parte inferior de la pantalla y a un USB 3.0 Micro-B. Cuidado con éste último, puesto que es ligeramente distinto al USB 3.0 Micro-A en compatibilidad con esos formatos. Tenemos también el conector de auriculares y la toma de corriente repartidos en los dos laterales de la pantalla, además de los controles de volumen y el botón de Windows (para el modo tablet) debajo de ese control. El botón de encendido y apagado se encuentra en el borde superior de la pantalla, mientras que en el inferior encontramos dos salientes metálicos que permiten acoplar el teclado con la pantalla de forma sólida. Esa bisagra es realmente sólida (y también culpable del peso final), y permite diversos ángulos de apertura, pero el ángulo máximo no es especialmente destacable, y ronda los 110 grados. La construcción en aluminio es sólida tanto a la vista como al tacto, y aunque como decimos el diseño es adecuado, el peso y ese teclado que podía haber dado mucho más de sí perjudican esta primera valoración. Especificaciones: Core M sigue sin convencernos ASUS fue una de las primeras en dar pistas de un Ultrabook con Core M en su interior, y en aquel momento todo parecía ser de color de rosa para estos futuros dispositivos en los que la eficiencia no estaría reñida con la potencia. La realidad ha sido otra, como hemos ido comprobando una y otra vez, y mucho nos tememos que la apuesta por los Intel Core M en esta primera generación deja más dudas que certezas. Partimos por tanto con ese primer hándicap en este equipo que en la configuración analizada cuenta con un Intel Core M-5Y10c, un micro dual-core a 800 MHz que integra además una GPU Intel HD Graphics 5300. Le acompañan, eso sí, 8 GB de memoria RAM DDR3 a 1.600 MHz, y una unidad SSD de 128 GB. La gran ventaja de esa decisión de integrar el Core M es, por supuesto, la ausencia de ventiladores activos, lo que permite que el equipo sea totalmente silencioso. Aún así, al forzar el equipo en tareas más exigentes existe el efecto colateral lógico del calor generado, que aunque se disipa de forma correcta hace que parte de la superficie del portátil esté sensiblemente caliente. En esta configuración también destaca la pantalla que como indicábamos anteriormente tiene una diagonal de 12,5 pulgadas y que cuenta con una resolución 1080p. Existe una versión superior con resolución 1440p que además integra un Core M-5Y71 y una unidad SSD de 256 GB, elementos todos que sin duda mejoran la experiencia de usuario para aquellos con más exigencias. ASUS Transformer Book T300 Chi Pantalla 12,5'' IPS (1080p) Táctil 10 puntos Procesador Intel Core M-5Y10 a 800 MHz Memoria 8 GB (DDR3 1600 Mhz) Gráficos Intel HD 5300 Almacenamiento 128 / 256 GB SSD Conectividad WiFi 802.11ac + BT 4.0 Batería 32 Wh (4.120 mAh) Puertos 1 Micro HDMI, 1 USB 3.0 Micro-B, 1 Micro USB, auriculares, 1 lector MicroSD, toma corriente Cámaras 720p Frontal Otros Teclado retroiluminado Dimensiones 317,8 x 191,6 x 16,95 milímetros Peso 1,43 kg Precio Desde 799 euros La pantalla de 12,5 pulgadas tiene un acabado brillante, algo que la hace algo incómoda de usar en exteriores donde los reflejos se multiplican. Sin embargo incluso en el modelo analizado con resolución Full HD nos encontramos con un brillo y contraste fantásticos. Los colores son vibrantes y los ángulos de visión son igualmente sobresalientes gracias al panel IPS. No sólo eso: el panel digitalizador que integra permite reconocer hasta 256 niveles de presión que hacen que la interacción táctil sea excelente, algo que también se nota al usar un puntero para dibujar en modo tablet, una de esas capacidades con las que podremos divertirnos desde el primer momento gracias a la inclusión de la tradicional utilidad Fresh Paint. La conectividad está servida a través del chip WiFi 802.11ac que proporciona buenas velocidades en las transferencias de datos inalámbricos, y al que se suma la conectividad Bluetooth que es imprescindible para usar el teclado/docking station. Este último cuenta con un interruptor que permite desactivar o activar la conexión a la pantalla, pero en realidad no es necesario que uno y otro estén físicamente unidos para poder funcionar juntos. En rendimiento, más de tablet que de portátil El teclado de este ASUS Transformer Book T300 Chi es destacable. Las teclas ofrecen una pequeña resistencia inicial, pero ésta es fácil de superar y el recorrido es bueno, como también lo es la separación entre las teclas y su disposición, muy correcta y sin grandes sorpresas. Se agradece el espacio ocupado por la tecla Enter que en otros equipos es más reducido, y en general su calidad es notable. No ocurre lo mismo con el trackpad de este teclado que ASUS integra con el equipo. Aunque deslizar el puntero y hacer click con un pequeño toque se hace perfectamente, la pulsación de los botones izquierdo y derecho es una pequeña tortura. La resistencia al click es enorme y seleccionar parte de un texto para luego arrastrar el puntero al punto de origen o destino resulta una tarea sorprendentemente incómoda que uno acaba intentando evitar utilizando otras combinaciones como las que ofrece el teclado o incluso la pantalla táctil. El tamaño del trackpad es correcto, pero esa pega le resta muchos enteros a uno de los apartados clave de cualquier portátil. La batería integrada en la pantalla, de 32 Wh y 4.120 mAh de capacidad, ofrece una autonomía que supera las 6 horas y media en nuestras pruebas con un uso "convencional" del equipo en el que las tareas de navegación web eran protagonistas pero en el que también disfrutamos de algún que otro contenido multimedia y también lanzamos algunas aplicaciones y juegos durante cortos espacios de tiempo. La impresión en este sentido es que la batería se queda algo corta teniendo en cuenta que contamos con un Core M teóricamente súper eficiente, y desde luego no es un apartado en el que el el Chi destaque en modo alguno. El modelo superior con la pantalla 1440p y un procesador más potente se verá aún más perjudicado en esta circunstancia, algo que tendréis que tener en cuenta si estáis pensando en ese potencial salto a una configuración superior. En la que nosotros hemos probado quedaba claro que ese Core M a 800 MHz daba unos resultados modestos en las pruebas a las que le hemos sometido. Es cierto que en algunas de estas cifras parece competir con portátiles más ambiciosos (y puros) como el Dell XPS, pero la experiencia global es muy distinta por el resto de factores. Los números del T300 Chi lo acercan más a tablets potentes o miniPCs con ambición que a equipos todoterreno. HP Stream x360 (Intel HD Graphics) Surface 3 (Atom x7) ASUS Transformer Book T300 Chi (Core M-5Y10) Dell XPS 13 (Core i5-5200U) 3DMark Ice Storm 16.097 20.894 15.255 50.172 3DMark Cloud Gate 1.272 2.112 3.222 5.180 PCmark Home n.d. 1.667 2.287 2.216 PCmark Creative n.d. 1.933 2.678 3.280 CrystalDiskMark n.d. 111,1 / 34,56 MB/s 486,5 / 357,1 MB/s 465,9 / 243,6 MB/s Geekbench 3.0 n.d. / n.d. 971 / 3.271 1.968 / 4.039 2.633 / 5.315 Todos estos datos reflejan la orientación de estos convertibles de ASUS, que como en otros casos resulta difícil convertir en equipos que puedan suplir todas las situaciones. Si le vais a sacar todo el jugo a su apartado tablet la relación precio/prestaciones es adecuada, pero en otros casos creemos que el peso y la autonomía de batería no ayudan a ese rendimiento algo justito para quien necesite un plus en ciertas situaciones. Para eso hay equipos convertibles con Core i5 que resultan difíciles de batir aun con los valores que defiende ASUS. Los Core M, mucho nos tememos, no son la apuesta adecuada salvo que ese ruido cero en todo momento (los Ultrabooks con Core i5 solo activan los suyos en escenarios de uso intensos) sea un factor absolutamente imprescindible. El software del ASUS Transformer Book T300 Chi El equipo de ASUS está basado en Windows 8.1 o Windows 8.1 Pro (según configuración), y desde luego el sistema operativo de Microsoft es un candidato perfecto para este tipo de equipos convertibles en los que la interfaz Metro sigue siendo protagonista. La cosa será algo distinta con Windows 10 -veremos dónde queda esa relevancia táctil-, pero es evidente que esa capacidad de interactuar con la pantalla en modo táctil puede aportar muchos enteros en diversos escenarios. [[gallery: asus-transformer-book-t300-chi-analisis]] La propuesta software de ASUS desde luego también invita a ello. Entre las utilidades incluidas está el ya casi tradicional FreshPaint -aunque ojo, no hay stylus para dibujar o pintar en formato tablet, ese es un accesorio opcional- además de ASUS PhotoDirector, ASUS PowerDirector, la herramienta Zinio de lectura de revistas en formato electrónico y algunas aplicaciones preinstaladas como los clientes de Twitter, Skype, LINE, Flipboard, o Music Maker Jam. La apuesta software está en nuestra opinión algo sobrecargada por esas herramientas que uno no espera encontrar en un equipo recién adquirido, y a las que se suman ofertas promocionales como las de Microsoft Office o la eterna suite antivirus, que en este caso es McAfee LiveSafe Internet Security. ASUS Transformer Book T300 Chi, la opinión y nota de Xataka Los Ultrabooks convertibles llevan tiempo tratando de atraer a la comunidad de usuarios con esa apuesta que permite combinar esos dos tipos de uso en los que tanto el tablet como el portátil pueden ser de gran utilidad. Los Intel Core M parecían unos grandes candidatos para reforzar esa apuesta -sobre todo, al aportar la capacidad de ofrecer diseños fanless- pero los resultados son una y otra vez agridulces. Ocurre con el Transformer Book T300 Chi, un equipo que destaca por su notable pantalla táctil y su excelente teclado -uno de los mejores que hemos encontrado en su gama- pero que se ve perjudicado por un trackpad discutible, por un peso excesivo, y por una autonomía de batería que no concuerda con esa apuesta por la eficiencia que parecía llevar asociada la gama Intel Core M. Los dos modelos disponibles tratan de ofrecer más opciones, y aunque el modelo base con pantalla 1080p tiene una autonomía algo más decente, su potencia puede perjudicar la experiencia de usuario si se busca algo más que un equipo para tareas ofimáticas y navegación web convencional. Los Core M no responden aquí a ese buen equilibrio entre prestaciones y eficiencia, y el modelo superior probablemente reste bastante en autonomía y eso ya resultaría preocupante. Y a todo ello se le suma un peso demasiado alto para un equipo de 12,5 pulgadas y esa propuesta hardware.

7,3

Diseño8 Pantalla 8,25 Rendimiento6,75 Teclado/trackpad7 Software7 Autonomía6,5 A favor Teclado bien distribuido y muy cómodo Buena diagonal de pantalla para su uso como portátil/tablet Sin ventiladores, no hay ruido En contra Peso por encima de lo esperado El funcionamiento del trackpad es decepcionante La autonomía es limitada Ausencia de puertos USB de tamaño completo El ordenador ha sido cedido para la prueba por parte de ASUS. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Publicidad
Inicio