Compartir
Publicidad

Guía de compra de estaciones meteorológicas inteligentes domésticas

Guía de compra de estaciones meteorológicas inteligentes domésticas
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son muchos los que están interesados en saber con precisión cómo es el ambiente en el interior y el exterior de nuestra casa, saber si va a helar o llover... algo que podemos realizar con una estación meteorológica. Si además es una estación meteorológica inteligente, estará conectada de algún modo a nuestro smartphone para que podamos visualizar todas estas métricas. Si estás pensando en comprar una estación meteorológica smart, estos son los factores a tener en cuenta y las principales propuestas del mercado.

Qué es una estación meteorológica inteligente

Lo que diferencia las estaciones meteorológicas digitales estándar de las inteligentes es la conectividad, algo que antaño se daba únicamente en los modelos de ámbito profesional. Tradicionalmente, estos modelos se han valido de tomas USB o de conexión a internet para transferir los datos un ordenador, volcándolos para procesarlos y visualizarlos con software específico.

Dentro del ámbito doméstico, las estaciones meteorológicas digitales estándar ofrecen información del interior del hogar y, en caso de constar de sensores adicionales para tal fin, también del exterior a través de un panel de información.

La diferencia respecto a las smart es que las estaciones meteorológicas inteligentes cuentan con conectividad Wi-Fi o Bluetooth para transferir los datos a una aplicación para smartphones o tabletas desde la que podremos ver los datos y tener acceso a historiales y gráficos.

Los modelos más avanzados en este aspecto ofrecen compatibilidad con asistentes de voz como Alexa, Google Assistant y Siri (HomeKit), así como a las rutinas de IFTTT, lo que nos permite introducirlas dentro del ecosistema domótico del hogar.

Qué parámetro queremos que mida: determina el precio y la instalación

A la hora de elegir una estación meteorológica es fundamental tener claro qué parámetros queremos que mida, ya que de ello depende la complejidad de la instalación y el precio al integrar más o menos sensores.

Así, en las estaciones meteorológicas digitales pueden recibirse e interpretarse los siguientes datos a través de la integración de sensores:

  • Temperatura (termómetro)
  • Humedad (higrómetro)
  • Presión atmosférica (barómetro)
  • Dirección y velocidad del viento (anemómetro)
  • Precipitación (pluviómetro)
  • Radiación solar
Sensor

Aunque estos datos podemos obtenerlos con las estaciones meteorológicas más completas, en el escenario doméstico es frecuente encontrar modelos que restringen sus datos a la temperatura, humedad y presión, algo que podremos visualizar en su pantalla o en la pantalla de nuestro smartphone o tablet.

Estos modelos básicos únicamente constan de simple sensor exterior que capta datos de temperatura y humedad, lo que nos permite situarlo de forma sencilla y rápida en las afueras de nuestra casa.

Otros modelos más exhaustivos proporcionan instrumentos para medir que deberemos situar en el exterior bajo ciertas indicaciones, como los empleados para medir el caudal de lluvia o las condiciones del viento, algo que dificulta la instalación.

En este sentido, antes de comprar un modelo es interesante conocer qué sensores integra de serie y si existe la posibilidad de ampliar el kit con otros adicionales.

Estos sensores inalámbricos se alimentan mediante pilas en los modelos más sencillos, con cable (en su caso, la logística de instalación será más exigente) o bien mediante paneles solares, si bien estos últimos suelen encontrarse en las gamas más altas y completas.

Otros aspectos a los que debemos prestar atención son:

  • Durabilidad. Teniendo en cuenta que requerimos que la estación meteorológica mida todo tipo de condiciones climáticas, es fundamental que los sensores integrados sean resistentes a la intemperie: variaciones de temperatura, agua, hielo, caídas y golpes...En este sentido, es importante cerciorarse de que consta de un diseño robusto y con buen aislamiento. Algunos modelos incluso ofrecen garantía adicional.

  • Distancia de transmisión: instalar adecuadamente la estación meteorológica es fundamental para que ofrezca medidas de precisión. Al margen de seguir las instrucciones del fabricante, debemos cerciorarnos de si ubicación donde la queremos situar cumple el rango de acción de los elementos que componen la instalación . Lo habitual es encontrar modelos desde los 30 hasta los 100 metros de alcance.

  • Si ofrecen alarmas: algunas estaciones meteorológicas pueden configurarse para que nos notifiquen cuando algún parámetro salga dentro de la normalidad, por ejemplo cuando haya hielo o cuando la velocidad del viento sea elevada.

Qué estación meteorológica comprar

Entre nuestras propuestas se incluyen una serie de estaciones meteorológicas inteligentes orientadas al ámbito doméstico y amateur diversas en cuanto a funcionalidad y presupuesto.

Xiaomi

Xiaomi

El término "estación meteorológica" se queda algo grande para el Xiaomi Mi Smart Temperature and Humidity Sensor, pero tiene su mercado para aquellos que busquen algo sencillo e intuitivo.

Sirve únicamente para interiores y se limita a medir la temperatura y la humedad y mostrarlo en tiempo real, tanto a través de su pantalla LCD como a través de la aplicación. Se fija en la pared con un adhesivo, se alimenta con una pila AAA y transfiere la información mediante Bluetooth. Por 12,43 euros.

Oregon Scientific Sensor Weather+ BAR228

Os Avanzado

El Oregon Scientific Sensor Weather+ BAR228 (34 euros) consta únicamente de un sensor que registra temperatura, humedad y variación de presión del sitio donde lo fijes.

Para ver la información en tiempo real, previsiones meteorológicas o el historial, tendremos que acudir a la aplicación, que recibirá los datos vía Bluetooh. Lo bueno de este modelo es que se pueden conectar hasta 20 sensores, de modo que podamos medir estos parámetros en varias ubicaciones. Ofrece alertas en tiempo real incluso fuera del rango del Bluetooth.

Oregon BAR-218-HG

Os Bar

La Oregon BAR-218-HG (58 euros) es una estación meteorológica digital al uso que además está conectada.

Consta de un sensor de temperatura, presión y humedad que dejaremos en el exterior y un panel desde el que ver el pronóstico y los datos del exterior y del interior, así como la fase lunar. Además podremos ver toda la información en la aplicación, que recibirá la información mediante el Bluetooth. Se pueden configurar alertas y su instalación es sencilla, ya que ambos dispositivos se alimentan mediante pilas.

Eve Degree

Eve

La estación meteorológica sincronizada Eve Degree 64,99 euros registra la temperatura, humedad y presión atmosférica en casa y los alrededores, ofreciendo la información de forma atractiva e intuitiva. Asimismo, su instalación es sencilla, ya que es totalmente inalámbrica, alimentándose con una pila.

Se trata de una estación con un diseño compacto, elegante y resistente fabricado en aluminio anodizado para aquellos usuarios del ecosistema Apple: se integra con el asistente de voz Siri y su aplicación solo está disponible en iOS, empleando conectividad Bluetooth.

Bresser

Bresser

Como la mostrada anteriormente de Oregon Scientific, la apariencia de esta de Bresser (69 euros) es bastante habitual dentro de las estaciones meteorológicas digitales clásicas. Es inalámbrica, funciona con una pila y no requiere ningún tipo de instalación especial.

Compuesta por un panel monocolor y un sensor que situaremos en el exterior, proporciona datos de temperatura, presión barométrica y humedad tanto dentro como fuera de casa, algo que también podremos visualizar desde la aplicación, compatible para iOS y Android.

La Crosse MA10006

La Crosse

La La Crosse MA10006 (80 euros) es una estación meteorológica que destaca por la comodidad que ofrece gracias a las dimensiones de su panel.

Al panel le acompaña un sensor exterior inalámbrico y un enlace intermedio para transferir la información a través del Wi-Fi a otros dispositivos como smartphones y tabletas. Entre la información proporcionada se encuentra la temperatura exterior e interior con registros de máximos y mínimos, humedad exterior e interior, presión, historial y previsión. Este kit se alimenta de pilas y es ampliable.

Bresser 5 en 1

Bresser 5 En 1

Subimos un peldaño en cuanto a complejidad y posibilidades con la estación meteorológica conectada Bresser 5 en 1 (122,40 euros).

Consta de una pantalla a color de 5,7 pulgadas para visualizar la información, historial y los gráficos desde el propio panel, pero también podremos hacerlo desde el smartphone o la tablet, ya que envía los datos mediante Wi-Fi.

Esta estación es bastante completa en cuanto a métricas: mide temperatura, humedad, presión, precipitaciones y también velocidad y dirección del viento. Además ofrece funciones de alarma, advertencia de hielo, fases de la luna, índice de calor, índice impermeable para punto de rocío.

La instalación es algo más complicada, ya que el sensor exterior requiere de montaje y deberá conectarse a la corriente.

Netatmo

Netatmo

La estación meteorológica Netatmo es una de las opciones más atractivas porque se trata de un modelo ampliable, versátil y de fácil instalación.

El kit más sencillo consta de un sensor de interior que se alimenta mediante cable y un módulo exterior inalámbrico desde los que tomar datos de temperatura, presión barométrica, humedad y en el interior también el ruido y concentración de dióxido de carbono, para mostrarlos posteriormente a través de la aplicación, que puede instalarse en dispositivos iOS o Android, así como en un ordenador.

Es compatible con el asistente de voz Alexa, empleando el Wi-Fi para transferir los datos. La distancia permitida entre los sensores puede ser de hasta 100 metros. Por 156 euros.

Froggit 3500

Froggit

El Froggit 3500 ofrece una métrica completa de temperatura exterior, humedad relativa, radiación solar, índice UV, precipitación y velocidad y dirección del viento actualizados prácticamente de forma continua mediante un sensor compacto.

Estos datos son transferidos a un panel a color y también mediante Wi-Fi a dispositivos Android y iOS, donde podremos consultar la información en tiempo real, visualizar el pronóstico y el historial tanto del interior como del exterior.

Ojo porque deberemos montar el sensor exterior siguiendo las instrucciones del fabricante y además, este requiere de alimentación eléctrica. Por 159,99 euros

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio