Publicidad

¿Serías capaz de reconocer si esta carta la ha escrito un robot?

¿Serías capaz de reconocer si esta carta la ha escrito un robot?
16 comentarios

Cada vez contamos con robots más sofisticados, y en muchos casos uno de los objetivos clave es la sustitución de tareas que pueden llegar a ser pesadas para los seres humanos. Entre ellas, curiosamente, está la de escribir a mano -que muchos consideramos un pequeño placer-, pero que los robots también son capaces de realizar con una caligrafía que podría confundir al ojo descuidado.

De hecho, distinguir una carta escrita por un robot de la escrita por un ser humano cada vez es más complicado. Hay pistas, no obstante, que ayudan a identificar ese tipo de misivas, y que por ahora se centran en un apartado que probablemente no sea identificable mucho más tiempo: los robots escriben de una manera demasiado regular.

El ejemplo perfecto es la imagen que encabeza este artículo, y que es una carta escrita... por un robot. Parece sorprendente cuando vemos cómo algunas letras (como las 'des' de 'added') son algo distintas, pero ciertamente otras muchas se identifican rápidamente si nos fijamos un poco en cómo las enes finales coinciden, y lo mismo ocurre con las eses de algunas palabras.

Sin embargo, hay otra clave en ese texto: los puntos sobre las íes. Si os fijáis, todos están a la misma distancia exacta de cada i, algo que es prácticamente imposible de ver en una carta escrita por una persona. El análisis de este tipo de "fallos" ha sido el motivo de un estudio en el que por ejemplo se detecta otro detalle característico de las cartas escritas por robots: la presión es uniforme en todas y cada una de las letras.

Por contra, las personas escribimos haciendo diferente presión sobre el papel en distintos puntos de cada letra, y también solemos tener unos márgenes bastante irregulares a izquierda y derecha, cuando los robots suelen demostrar una precisión igualmente milimétrica en ese apartado.

El estudio ha sido realizado por Maillift, una empresa que envía cartas personalizadas a grupos de personas pero que nos evita la labor de escribirlas a mano nosotros mismos. En esta empresa hay un equipo de personas que precisamente se dedica a escribir esas cartas -principalmente profesores cuya escritura es especialmente elegante y ganan un sueldo extra con esa tarea- , pero también disponen de un robot que es capaz de simular la escritura humana. Ellos mismos lo indican: hoy por hoy es fácil detectar esas diferencias, pero si por algo se caracterizan los robots es por su mejora continua.

Pronto aprenderán también a hacer uso de esas irregularidades características del ser humano. Y puede que entonces ya ni siquiera tengamos que usar nuestras propias manos para escribir una carta a nuestros amigos, conocidos o parejas. Horror.

Vía | Clive Thompson / Medium
En Xataka | Robots, humanos y Cyborgs: llegó la hora

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios