Compartir
Publicidad

Ver el mundo a través de los ojos de un animal es el objetivo detrás de este fascinante proyecto de realidad virtual

Ver el mundo a través de los ojos de un animal es el objetivo detrás de este fascinante proyecto de realidad virtual
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los mosquitos hembra tienen una visión muy peculiar del mundo ya que sólo son capaces de ver el dióxido de carbono a su alrededor, lo que les sirve para localizan a sus víctimas. Ok, ¿y si pudiéramos ver el mundo como un mosquito? Y no sólo verlo, sino también sentirlo y hasta percibir su aleteo frenético como si estuviésemos dentro de su cuerpo. Suena interesante ¿no? Pues en esto consiste el proyecto ITEOTA ('In the Eyes of the Animal') o 'En los ojos del animal'.

Se trata de un proyecto a cargo del estudio de diseño londinense Marshmallow Laser Feast, quien hace dos años montó esta experiencia dentro del bosque Grizedale, en Inglaterra. Posteriormente, realizaron una gira por varias regiones del mundo y ahora, finalmente está disponible en internet para que cualquier persona la pueda vivir desde su casa usando unas gafas de realidad virtual.

En los ojos del animal

Lo que hizo el estudio hace dos años fue crear una experiencia conocida como 'umwelt', que es el término que se usa para referirse a "el mundo tal y como lo experimenta un organismo". Por ello, decidieron mapearon el bosque usando sensores Lidar con la idea de poder exhibir el bosque desde la perspectiva de los animales que viven allí, es decir, un 'umwelt'.

Posteriormente investigaron cómo ven el mundo algunas especies de animales e insectos para así tratar de replicarlo vía ordenador a través de lo que recogió el Lidar. Como ya comentamos, los mosquitos sólo ven el dióxido de carbono, mientras que las libélulas son capaces de ver todo el espectro de luz que hay a su alrededor, lo que hace que en realidad virtual sea una experiencia alucinante.

Iteota 1

Para el caso de ITEOTA, replicaron la experiencia de estar dentro de un mosquito, una libélula, una rana y un búho. Pero no sólo se podía estar detrás de sus ojos, sino que también usaron una mochila que emitía ondas de sonido con la que buscaron transmitir desde el aleteo, hasta el croar de la rana.

Al tener todo esto lo siguiente era montarlo en un escenario que hiciera aún más inmersiva la experiencia, por lo que decidieron usar el mismo bosque Grizedale como sala de exhibición. Aquí los usuarios fueron capaces de sentir el suelo del bosque bajo sus pies, oler la tierra húmeda y oír el crujir de las hojas. Pero eso no fue todo, ya que el casco de realidad virtual se montó dentro de una especie de esfera diseñada para atrapar por completo la cabeza de la persona, mientras que su diseño exterior se mezclaba de forma perfecta con el paisaje.

El resultado fue una experiencia de 15 minutos donde se transmitían sensaciones que ningún ser humano es capaz de recrear o sentir de otra manera, por lo que los comentarios generalizados eran de sorpresa y fascinación ante lo bien logrado que estaba esta experiencia de realidad virtual mezclada con arte y naturaleza.

Iteota Web

Lamentablemente ahora no podemos vivir esta experiencia tal y cómo fue concebida, pero para quienes deseen ver a través de los ojos de estos cuatro animales, pueden entrar a la web del proyecto la cual está optimizada para verse desde el navegador e incluso desde casi cualquier sistema de gafas de realidad virtual, incluido Cardboard de Google ya que también está disponible en YouTube. Aquí la recomendación es montarse unos auriculares, subir el volumen y dejarse llevar por esta experiencia que es toda una gozada.

Más información | ITEOTA

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos