Compartir
Publicidad
Publicidad

Sony Reader Pocket y Reader Touch, primeras impresiones sobre los eReader para tocar de Sony

Sony Reader Pocket y Reader Touch, primeras impresiones sobre los eReader para tocar de Sony
Guardar
36 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado martes, Sony reunió a representantes de la prensa cultural y a algún que otro medio tecnológico para anunciar el lanzamiento en España de sus dos nuevos modelos de eReader, el Sony Reader Touch Edition y su hermano pequeño, el Sony Reader Pocket Edition, con pantallas táctiles de seis y cinco pulgadas respectívamente.

En Xataka, nos colamos en el evento para poder probar, in situ, cómo se comportan estos nuevos lectores de libros electrónicos. Ambos modelos nos han dejado una agradable sensación, aunque aún estará por ver si llegan a popularizarse entre el gran público o se convertirán en un producto nicho para lectores irredentos. Estas son nuestras impresiones.

La tinta electrónica se hace táctil

Los nuevos lectores de Sony son táctiles, tanto con el dedo como con el pequeño stylus que incorporan para hacer anotaciones. No es que Sony haya descubierto la pantalla de tinta electrónica resistivo-capacitiva. El secreto es algo tan anodino como varios sensores de infrarrojos en los bordes que detectan la posición de cualquier objeto sobre la pantalla.

Sony Reader Touch

No es una solución puntera, desde luego, y sería un desastre sobre cualquier otra pantalla. No obstante, la tinta electrónica tiene un refresco tan lento que la baja sensibilidad de los infrarrojos pasa completamente desapercibida. La sensación al navegar entre los distintos menús o pasar de página es pausada, pero agradable y muy acorde con la supuesta tranquilidad que implica leer un buen libro.

Por lo demás, las pantallas de ambos eReaders presumen de 16 niveles de gris, 800×600 píxeles de resolución, alto contraste y una cobertura antirreflejos que los hace aptos para la lectura bajo casi cualquier condición. Decimos ‘casi’ porque la inclusión de tecnología táctil hace que la pantalla no sean tan mate como en otros modelos no táctiles pero, en general, el nivel de reflejos es aceptable.

Sony Reader, ligeros y con buena autonomía

Físicamente, los dos eReader de Sony son realmente finos y tan ligeros que casi cabría sospechar que estamos sujetando una carcasa hueca. Pese a que no cuentan con mucha memoria interna (2GB en ambos modelos) este espacio es más que suficiente para almacenar hasta 1.200 libros.

Comoquiera que ambos también son capaces de reproducir MP3 y AAC, Sony ha añadido dos puertos de tarjetas, uno para SD, y el otro para las habituales Memory Stick Duo de la compañía Nipona.

El apartado de conectividad se completa con MicroUSB con el que conectar el eReader al PC para datos y carga, controles de volumen y un jack de 3,5mm para enchufarle auriculares. La toma USB es, de hecho, muy necesaria, porque Sony no ha querido encarecer en exceso sus nuevos eReaders con conexiones inalámbricas. No tienen WiFi y menos aún ranura para SIM, por lo que todos los contenidos que lleguen tendrán que hacerlo desde el ordenador o desde las tarjetas de memoria.

Sony Reader Touch

En cuanto a la autonomía, ambos presumen de aguantar una semana de lectura, o unos 7.000 cambios de página, que es el momento en el que las pantallas de tinta electrónica consumen energía. Evidentemente, esta autonomía se verá reducida si utilizamos los eReader como reproductor musical.

Compatibilidad, precio y disponibilidad

Ambos modelos son compatibles con los formatos más habituales de lectura, incluyendo ePUB, PDF, BBeB, TXT, RTF y Word, en los tres primeros casos con posibilidad de gestionar licencias DRM.

Aparte de textos, los Sony Reader Touch y Pocket también ejecutan imágenes en JPG, PNG, GIF o BMP, y audio en los mencionados MP3 y AAC.

Desde su menú, ambos dispositivos ofrecen un buen número de funciones entre las que destacan la posibilidad de elegir varios tamaños de letra, realizar anotaciones a mano o subrayar, o acceder a un diccionario de términos en 12 idiomas diferentes. Disponibles en colores negro, plata y rojo, ambos lectores están ya disponibles en tiendas a un precio de 200 euros, la versión Pocket y de 250 euros el Sony Reader Touch.

En el mercado ya hay otros modelos similares con precios por encima y por debajo, pero la propuesta de Sony no es, en absoluto una mala opción, sobre todo en España, donde no hay tanta variedad de eReaders como en Estados Unidos a menos que se compren online.

Sony Reader Touch

Por sus características, los eReader de Sony parecen enfocados a un tipo de lector asíduo que pasa largas horas en compañia de libros. Al fin y al cabo, tanto los eReader de Sony como los de otras marcas tienen que hacer frente a la competencia de los tablet, que ofrecen más prestaciones a mayor precio. Aunque las pantallas con iluminación cansan mucho más la vista, los tablet tienen las de ganar a la hora de atraer a lectores más esporádicos que sólo pueden leer durante cortos períodos de tiempo en el metro, o el autobús.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos