Publicidad

La NASA nos muestra a 'Aitken', el supercomputador con 46.080 núcleos y 3,69 petaflops que les ayudará a volver a la Luna

La NASA nos muestra a 'Aitken', el supercomputador con 46.080 núcleos y 3,69 petaflops que les ayudará a volver a la Luna
35 comentarios

Publicidad

Publicidad

Estados Unidos quiere enviar de nueva cuenta astronautas de la NASA a la Luna para 2024, esto a pesar de los problemas de presupuesto y de trajes espaciales. No es una tarea sencilla, pero la NASA sigue adelante con la llamada misión Artemis y ahora, casi por sorpresa, acaban de dar a conocer a 'Aitken', el que será el supercomputador más potente en la historia de la agencia y el que, esperan, ayude con los cálculos para la misión a la NASA y posteriores proyectos.

El supercomputador no es el más potente del mundo, de hecho se queda muy debajo de la capacidad de la reciente lista Top500, que ya supera los 1,5 exaFLOPS. Y es que aquí la potencia no será lo más importante, sino sus posibilidades y la misma forma en la que opera, ya que la NASA segura que 'Aitken' será un supercomputador que usará menos energía que instalaciones similares.

Modular y escalable hasta 16 veces su potencia actual

'Aitken' está ubicado en el Centro de Investigación Ames en Silicon Valley y, según explica la NASA, se basa en un diseño modular que requiere menos electricidad y potencia, con lo que permitirá a los investigadores realizar complejas simulaciones en menos tiempo.

El supercomputador fue montado por HPE, la división empresarial de HP, y según la hoja de especificaciones, cuenta con una potencia teórica de hasta 3,69 petaflops, 221 TB de almacenamiento. También tiene 1.150 nodos y 46.080 núcleos, y está alimentado por un sistema HPE SGI 8600 que utiliza procesadores Intel Xeon de segunda generación con Mellanox InfiniBand.

Un parte atractiva de este proyecto es que, según explican, se trata de una instalación modular y escalable, a la que se le pueden añadir hasta 16 módulos más, con las mismas características que el actual supercomputador, para así ampliar su potencia. De hecho afirman que incluso podría servir para almacenar datos.

'Aitken' se basa en una instalación prototipo llamada 'Electra', que diseñó la NASA en 2016 para poner a prueba una nueva forma de refrigeración y ahorro de energía. Durante las pruebas, 'Electra' logró ahorrar 2 millones de kilovatios-hora de energía y más de 3 millones de galones de agua durante un año de operaciones, según la NASA, y ahora buscan replicarlo en 'Aitken'.

Aitken Hpe Nasa

El supercomputador 'Aitken' no estará limitado para las operaciones de la NASA, se abrirá para que cerca de 1.500 investigadores de Estados Unidos puedan usarlo en otros proyectos. Ahora mismo la prioridad es usarlo en la realización de modelos y simulaciones de la entrada, descenso y alunizaje en la Luna para la misión Artemis, pero también se usará en 'Dragonfly', con el que se busca explorar Titán, la luna más grande de Saturno, usando un drone, entre otras importantes misiones.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir